Económica


Las proyecciones económicas de Asobancaria para 2022

El gremio de los banqueros es optimista en el crecimiento de la economía colombiana en el 2022. Conozca sus pronósticos.

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

28 de enero de 2022 10:55 AM

Jalonada por la construcción y la minería, la economía colombiana cerraría el 2022 con un crecimiento del 4%, estimó la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria).

El principal gremio del sector bancario también identificó dos grandes retos para el presente año: la incertidumbre que genera el proceso electoral y el comportamiento de la inflación. (Lea aquí: Asobancaria le apuesta a un mayor crecimiento de la economía).

Las proyecciones de Asobancaria que conocieron este jueves durante la sesión de Banca Experta, donde se mostró el ‘Desempeño económico de Colombia en 20221 y perspectivas económicas para 2022’, bajo el liderazgo de su presidente Hernando José Gómez.

Para Asobancaria la tasa de desempleo del país solo volvería a niveles de un dígito a finales del año y asegura que este año será bueno para la economía colombiana, con un crecimiento del PIB de 4%. Sobre el comportamiento de la tasa de interés del Banco de la República, estima que continuaría el proceso de normalización monetaria, con lo que la tasa llegaría a 5,75%. Pronostican el gremio bancario que “Habría una corrección de la inflación total, la cual, sin embargo, cerraría por encima del rango meta (4,6%) al final del año”.

CRÉDITOS

Asobancaria también reveló que entre el 24 de marzo de 2020 y el 31 de diciembre de 2021, el sector financiero desembolsó nuevos créditos por $699,78 billones, que corresponden al 69,8% del PIB. De ese total, el 56% se han dado a las empresas. La cartera creció más de 10% nominal el año pasado y tendrá un crecimiento de 7,8% este año. La de consumo sería la de mayor crecimiento con un 15,2% a cierre de año.

Para la financiación de vivienda, a noviembre de 2021, las entidades agremiadas a Asobancaria desembolsaron 182.000 operaciones con un valor de $22,5 billones, cifras que representan una variación anual del 66,5% en número y 73,5% en valor real si se comparan con el mismo periodo de 2020.

Esta importante dinámica se presentó tanto en el segmento de vivienda nueva como en el de vivienda usada.

  NOTICIAS RECOMENDADAS