Variaciones negativas en m2 licenciados en Bolívar

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Entre enero y agosto de este año las áreas de construcción licenciadas en Bolívar muestran cifras negativas comparadas con el mismo periodo del año pasado.

Mientras en 2018, a corte de agosto, se acumulaban 454.056 m2 licenciados, a igual mes de este año esa cifra cayó a 419.438 m2, que representan una disminución del 7,61%.

La vivienda, que tradicionalmente absorbe la mayor participación de metros cuadrados licenciados, mostró en ese periodo una caída del 10%, pasado de 364.224 m² en 2018 a 327.812 a agosto de este año.

Solo en agosto de este año en Bolívar se licenciaron 8.659 m²; mientras que en igual mes del año pasado fueron 51.565 m², lo que representa una disminución del 83,2%. En ese mes la vivienda participó con 5.470 m², cuando en agosto del año pasado tuvo 23.298 m².

Así lo demuestran las Estadísticas de Licencias de Construcción (ELIC) reveladas ayer por el DANE.

El comportamiento de la actividad constructora en Bolívar no es muy distinta a la realidad nacional. El informe del DANE señala que “en agosto de 2019 se licenciaron 1.635.392 m² para construcción, 200.674 m² menos que en el mismo mes del año anterior (1.836.066 m²), lo que significó una disminución de 10,9% en el área licenciada. Este resultado se explica por la reducción de 14,3% en el área aprobada para vivienda, mientras que para los destinos no habitacionales se presentó un aumento de 4,9%”.

LA VIVIENDA

Del total de los metros cuadrados licenciados en el departamento en lo que va del año (a agosto), la vivienda participa con el 78,15% del total, con 327.812 m², repartidos de la siguiente forma: VIS con 186.555 m² (168 m² en casas y 186.387 m² en apartamentos); mientras que en soluciones No VIS se licenciaron 141.257m2 ( 31.944m2 en casas y 109.313 m² en apartamentos).

En número de soluciones habitacionales en ese periodo suma 3.408 repartidas así: 2.590 soluciones VIS (2 casas y 2.588 apartamentos) y 818 unidades No VIS (201 casas y 617 apartamentos).

Reacción de Camacol

Frente a este comportamiento, la gerente de Camacol Bolívar, Angélica Salas, señala que “como lo ha reiterado el gremio, la construcción tuvo en 2018 una contracción pronunciada y esa misma tendencia se vio durante el 2019 y se veía más evidenciada en los lanzamientos y ventas de proyectos”.

Aclara que lo que se está licenciando hoy en día son proyectos que se lanzaron y empezaron a comercializar hace un año o año y medio, pero la ciudad requiere hacer unas aclaraciones normativas para hacer viables los nuevos proyectos, lo que está dificultando que lleguen al punto de licenciamiento. Hay proyectos que se lanzaron al mercado en preventa, que llegan al punto de equilibrio comercial, pero cuando estaban en trámites de licencia hubo cambios en las normas de la Alcaldía, motivando modificaciones en los proyectos y algunos no los pueden hacer y eso hace que se vea esa caída en número de proyectos licenciados”, precisa la dirigente.

“Para que se recuperen los índices que tenía el sector en la ciudad se requieren hacer aclaraciones normativas que se han solicitado y que tienen que ver con Vivienda de Interés Social, en especial en las zonas permitidas. Son cambios en las condiciones que al ir a licenciar no les dan autorización en el uso del suelo y hacen demorar el proceso de licenciamiento”, añadió.

“Creemos que el año culminará con esa misma tendencia y hacemos un llamado a la Administración Distrital y al nuevo alcalde que resulte elegido, para que las propuestas del gremio sean presentadas al Concejo con unos estudios técnicos... creo que eso, por los tiempos, le tocará a la nueva administración. Esperamos que eso esté en sus prioridades, por todo el empleo que se genera y por las oportunidades que hay para que la gente tenga acceso a viviendas formales”, concluyó Salas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS