Económica


Voceros del gremio azucarero se pronuncian por la sanción de la SIC

COLPRENSA

08 de octubre de 2015 11:26 AM

Representantes de los ingenios azucareros aseguran que dicho gremio solo conoció la sanción impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio mediante un comunicado, el cual se presenta con términos ambiguos. Además, responden a la decisión tomada por la entidad.

El abogado Néstor Humberto Martínez, quien fue designado por el gremio para ser el vocero de todos la industria, aseguró que "esta sanción es confiscatoria y exorbitante. El monto de la multa equivale a todas las utilidades que produjeron los ingenios en los años 2013 y 2014, es decir, dos años de intenso trabajo, que se deben aplicar a una sanción que no tiene antecedentes en Colombia".

Según Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comercio, Asocaña, Ciamsa, Dicsa y 12 ingenios incurrieron en la conducta de acuerdos anticompetitivos o cartelización empresarial para obstruir de manera concertada, coordinada y continuada, las importaciones de azúcar hacia Colombia provenientes, fundamentalmente de Bolivia, Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

"Las pruebas que existen demuestran que nunca hubo prohibiciones a las importaciones de azúcar desde otro país. De hecho, se sabe que en las negociaciones con Costa Rica, existen expedientes donde se demuestra que jamás hubo restricciones a las importaciones", respondió Martínez.

Pablo Cáceres, abogado de Asocaña, se mostró preocupado “que el Superintendente haya puesto atención a un concepto falsamente motivado. Así pues, al usar un hecho que jamás existió, como quedó demostrado con el caso de Costa Rica. El funcionario, con esta decisión, ha entrado en los dominios del código único disciplinario y del estatuo penal. Obviamente esa es una decisión inválida y el Contencioso Administrativo se pronunciará en su oportunidad".

El abogado Martínez aseguró que para muchos gremios del sector, la multa constituye una pena de muerte. Por ejemplo, Asocaña tiene un patrimonio de 4.000 millones de pesos y la multa es de 30.000 millones, lo cual borraría en siete veces el patrimonio de la azucarera.

"A la Superintendencia le han dado unas capacidades que no tiene si quiera un juez penal y lo que todo eso busca es desestabilizar un sector de la economía, el cual genera una cantidad de empleos y beneficia también al sector de la panela, mostrando que la decisión se da solo por ser complacientes con las multinacionales", dijo Cáceres.

GREMIO NO HA SIDO NOTIFICADO

Ante los datos que se tienen sobre la sanción, Martínez asegura que "lo que corresponde ahora es conocer las sanciones, porque hasta ahora solo conocemos comunicados de prensa y apelamos al buen juicio y al sentido de responsabilidad del superintendente Robledo, para que conozca los argumentos que tiene la industria con miras a que de un modo u otro se le condene de forma equitativa".

"Lo que a mi me llama la atención es que el comunicado, que es lo único que conocemos, tiene unas expresiones muy ambiguas, ya que no sabemos desde ese punto cuáles son los hechos, además en la segunda parte de este mencionan una parte de apropiado de importaciones de países como Guatemala, El Salvador, los cuales nunca se mencionaron en la investigación administrativa, y el de Costa Rica fue algo que se demostró su falsedad hace tiempo", anotó Cáceres.