Económica


[Análisis] Caída histórica del petróleo: ¿cómo nos afecta?

En una jornada histórica, el petróleo WTI entró en valor negativo por primera vez, mientras que el crudo de Brent cayó 8,9%. El Universal habló con expertos sobre el tema.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

21 de abril de 2020 12:00 AM

El día de ayer, el petróleo de Texas (WTI) de referencia en Estados Unidos, abrió la jornada con una caída del 20% llegando a niveles similares a los que tenía en 1999, por debajo de los 13 dólares, una cifra que ya alarmaba a los exportadores. Sin embargo, con el paso de las horas, su precio llegó a desplomarse aún más.

A media jornada, el WTI ya registraba una caída del 45,21% llegando hasta los 10 dólares el barril, un precio que no se registraba desde 1986. Posteriormente registró la caída histórica que lo dejó por debajo de los 5 dólares, y luego tuvo una caída del 100% que lo llevó a descender a valores negativos, a tal punto que los vendedores pagaban para que el crudo fuese recibido.

Así las cosas, el petróleo de Texas llegó a un desplome histórico del 305% y un valor de -37,6 dólares el barril, algo nunca antes visto.

El petróleo Brent por su parte, que es el de referencia para Colombia, si bien no registró una caída tan pronunciada como la del WTI, continuó con la tendencia decreciente, cerrando con una caída del 8,9% y llegando a un precio de hasta 25,8 dólares el barril.

¿A qué se debe?

De acuerdo con el economista y exministro Amilkar Acosta, son cuatro factores principales los que justifican la caída del WTI:

1. Caída de la demanda

Acosta explica que la demanda del crudo venía cayendo como efecto de la guerra comercial Estados Unidos – China, por lo que hasta el año pasado la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados intentaron recortar la producción para contener el precio. Sin embargo, se estima que tras la coyuntura del coronavirus, la demanda cayó aún más.

“Se calcula que la demanda está cayendo alrededor de 30 millones de barriles al día. Eso explica que a pesar del acuerdo de la OPEP y sus aliados para recortar la producción si quiera en 20 millones no ha sido suficiente. Si la demanda cae 30 millones y el reporte es de 20, hay una sobreoferta del crudo en el mercado”, manifiesta.

2. Recesión económica

En el informe presentado por el Fondo Monetario Internacional la semana pasada, el FMI pronosticó una recesión de la economía global estimada en una caída en el crecimiento del 3.4% para este año. De acuerdo con Acosta esto influye en la expectativa de los inversionistas y contribuye a que la demanda siga a la baja.

3. Los inventarios

Un aspecto sumamente influyente en la caída histórica que registró el WTI fue la capacidad de almacenamiento del crudo, el cual ya excede sus límites.

“En el área de influencia de Estados Unidos donde se cotiza el WTI no hay donde guardar un barril de crudo más, lo que abarata los precios del petróleo”, explica.

4. Los contratos

Por último, otro de los factores que provocó el desplome de los precios tiene que ver con que los contratos a futuro del WTI vencen hoy, lo que significa que quienes compraron ese crudo deben recibirlo.

“Eso es lo que explica que en este momento los productores estén pagando para que retiren el petróleo, porque les sale más costoso almacenarlo que venderlo. De allí que el precio esté en terreno negativo”, apunta.

Estar preparados

Si bien el crudo de referencia para Colombia es el Brent, Acosta agrega que la caída del WTI también lo arrastra y por el momento no se vislumbra ningún factor que indique su precio pueda reaccionar al alza.

“El Brent bajó a un precio de 25,7 dólares, un valor supremamente bajo para el caso colombiano porque Ecopetrol para tener una referencia por debajo de 30 dólares le toca dejar de bombear. Ya hay campos donde tienen que parar la producción porque estarían produciendo a pérdida, ya que el precio está por debajo de lo que les cuesta obtener el barril de crudo”, apunta el exministro.

Según Luis Eduardo Blanco, gerente regional caribe de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Colombia desde hace rato se viene enfrentando a esta situación, que se ha visibilizado aún más por la emergencia sanitaria y reafirma el llamado a diversificar la oferta de las exportaciones.

“Observamos que las exportaciones colombianas han estado entre el 56% y el 60% en el sector minero-energético. Ahí vamos a tener dos efectos: el primero es el de la demanda porque ya los países no están demandando como en anteriores oportunidades por lo que está ocurriendo a nivel mundial por la pandemia, y el segundo es el del precio. Ambas condiciones se juntaron y eso por supuesto va afectar la economía nacional”, afirma.

Por este motivo su sugerencia para sobrellevar la crisis es el descentralizar la oferta y apuntar a otros mercados al menos mientras dura la emergencia.

“Teniendo en cuenta que hay una nueva producción y unos nuevos servicios que van a emigrar en este tipo de circunstancias, podemos apostar por productos que no solamente tengan que ver con el virtualismo sino con el sector de la salud y el de los alimentos. Eso es lo que va a demandar el mundo en este tiempo: alcohol, medicamentos, jabones, desinfectantes y todos los requerimientos del sector de la medicina”, asegura Blanco. Según él esta es la mejor manera de poder mitigar el impacto que pueda tener la caída de los precios del petróleo en nuestra economía.

El experto Rodolfo Segovia por su parte, afirma que en el plano local lo que se ve más afectado por la baja demanda de crudo es el nivel de abastecimiento de los buques y también la Refinería, la cual ha bajado sustancialmente su carga por la coyuntura.

A su vez indica que Cartagena depende mucho de los impuestos del ICA y la Refinería representa una fuente muy importante del mismo, lo cual indudablemente marcará la diferencia dentro de la economía local.

Es de anotar que la vocación productiva de Cartagena, se encuentra focalizada principalmente en el turismo (el cual cuenta con altas restricciones por la pandemia), el puerto y la industria, por lo que la ciudad se está viendo especialmente perjudicada por las consecuencias económicas que va dejando a su paso la propagación del coronavirus y reclama estrategias para evitar que esta colapse.