Conozca los cambios en la medición del IPC

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A partir del 5 de febrero, cuando el DANE presente el primer informe sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del país, correspondiente a enero de 2019, el análisis incluirá a las 32 ciudades capitales (antes solo eran 24) y adicionalmente, se priorizaron a seis municipios intermedios, entre ellos Soledad, en el Atlántico.

Esa variación hace parte de la actualización metodológica que realizó ese organismo y que incluye varios cambios que reflejarán la evaluación de los consumos de bienes y servicios de los colombianos en la última década.

Con la ayuda del director del DANE, Juan Daniel Oviedo, resumimos los más importantes cambios que el estudio de precios de la canasta familiar evidenciará desde este 2019.

La canasta básica de los colombianos la componen hoy 441 productos, distribuidos en 9 grupos de bienes y servicios: (alimentos, vivienda, educación, salud, comunicaciones, diversión, otros gastos, vestuarios, y transporte). “Aunque la expansión pareciera insignificante, porque se pasará a 443 productos, lo que hemos explicado es que ese cambio de dos rubros significa unas salidas y unas entradas de productos que son los que significativamente van a cambiar el enfoque a la medición de la inflación en el país”, dijo el Director del DANE.

“Uno de los elementos más importantes es que gracias a una encuesta muy detallada que se hizo con representatividad nacional a casi 83 mil hogares, a lo largo y ancho del país, entre 2016 y 2017, tenemos una información objetiva de cuánto pesa el gasto de los colombianos en diferentes rubros que forman parte de los posibles miembros de la canasta familiar. Gracias a esa información, en la medida en que eso productos pierden relevancia, se toma la decisión de definir su salida”, sostiene Oviedo.

LOS QUE SALEN
Y LOS QUE ENTRAN

En el grupo de alimentos, por ejemplo, la cebada, las habas, el repollo, las curubas y algunos condimentos, que si bien en algunos hogares se siguen usando, su representatividad nacional pierde peso. Ello ha abierto espacio a nuevas tendencias de alimentos preparados, que son consistentes, ya que cada vez los hogares colombianos son más pequeños.

En ese sentido entran los jugos preparados para el hogar, la avena líquida, papas congeladas, compotas para bebé, tarro de helado en el hogar, los hábitos alimenticios asociados a la diversión al interior del hogar. También entran frituras.

Del grupo de artículos del hogar salen algunos electrodomésticos que han perdido vigencia como la aspiradora, las pilas, los fósforos y el trapeador y le dan espacio a rubros asociados con la manutención de la vivienda que antes se contrataban y que ahora los hogares están haciendo con su mano de obra propia (pintura para paredes, multitomas, encendedores que sustituyen a los fósforos, entre otros). También salen ceras para pisos e impresión de fotografías.

Se incorporarán utensilios asociados a motos (cascos y neumáticos), en el grupo de transporte.

Por primera vez, a la muestra del DANE ingresarán los hogares unipersonales, que representan el 14% del total de los hogares colombianos.

LOS GRUPOS

De los 9 grupos de la canasta familiar se pasará ahora a 12 dado que en tres de ellos se hacen subdivisiones así: alimentos (alimentos y bebidas no alcohólicas, y restaurantes y hoteles), es decir se divide los que se consumen dentro y por fuera del hogar. Vivienda (alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles; y muebles, artículos para el hogar y su conservación) y en otros gastos (bienes y servicios diversos; y bebidas alcohólicas y tabacos).

MAYOR COBERTURA

A las 24 ciudades capitales que se medían hasta 2018, se sumarán ahora 8 capitales más que no estaban incluidas para completar 32 (Yopal, Inírida, Puerto Carreño, Arauca, Leticia, Mitú, San José del Guaviare y Mocoa). Adicionalmente, entran 6 ciudades que el DANE priorizará en la medición de la inflación: Buenaventura (Valle), Tumaco (Nariño), Barrancabermeja (Santander), Yumbo (Valle), Rionegro (Antioquia) y Soledad (Atlántico). “Son ciudades que tienen unas características socioeconómicas particulares..., asociadas a pobreza, alta densidad demográfica o por ser municipios satélites que tienen unos comportamientos específicos de consumo”, explicó el funcionario.

Los seguimientos focalizados de la inflación permitirán medir los impactos diferenciales de acuerdo a las clases sociales (hogares pobres, vulnerables, clase media y clase alta).

Ponderación
Los cambios metodológicos también permitirán que los pesos relativos de los grupos se modifiquen. Por ejemplo, alimentos venía pesando el 28% dentro de la canasta básica. Ahora con la división que se hace de ese grupo, la ponderación quedaría así: 16% dentro del hogar y 10% fuera del hogar. En la práctica el grupo de alimentos pierde 2 puntos en la ponderación total, pues la tendencia es comer más fuera del hogar. Hay una recomposición de las ponderaciones.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS