Educación


Cambios educativos, desafíos de la era del COVID-19

El Colegio Jorge Washington ha puesto su Plan de Aprendizaje a Distancia a disposición de otros colegios, como una guía en esta época en la que aprender en casa es la única opción.

Vivimos tiempos casi que impensables, en los que han cambiado muchas cosas, entre ellas la educación. Los estudiantes y profesores, padres de familia, y el sistema educativo en general, debe adaptarse a los nuevos desafíos de aprender en casa. Los colegios deben crear sus propias estrategias para educar lo mejor posible a sus alumnos. El Colegio Jorge Washington, con más de 790 estudiantes, ha compartido su Plan de Aprendizaje a Distancia a través de su página web (https://cojowa.edu.co/wp-content/uploads/2020/03/dlp-cojowa-distance-learning-plan-es.pdf) con las instituciones educativas de Cartagena. “Esperamos que esta pueda ser una herramienta que contribuya en los procesos de formación en planteles de la ciudad; también estamos dispuestos a brindar apoyo resolviendo inquietudes que puedan surgir al respecto”. Sus directivas responden algunas preguntas sobre el mismo.

Un equipo de Cojowa conformado por Nicholas Glab, rector; Gloria Tangarife, directora de Preescolar; Laura Puente, coordinadora y de Currículo, e Iván Mercado, jefe de Tecnología, respondió estas preguntas.

1. ¿Cuál es el modelo que Cojowa está adoptando para que sus estudiantes no se atrasen o se atrasen lo menos posible?

-Nuestro Plan de Aprendizaje a Distancia apunta a alcanzar los objetivos académicos de nuestra propuesta curricular integral, que se construye a partir de los lineamientos establecidos por el Ministerio de Educación Nacional (MEN) y la malla curricular estadounidense (Common Core). Se diseñaron escenarios de aprendizaje sincrónicos y sesiones de trabajo asincrónicas. Adaptamos el currículo y ajustamos la metodología, para que de Preescolar a 12 grado, nuestros estudiantes puedan desarrollar habilidades que son indispensables para consolidar comprensiones.

2. ¿Cómo es la rutina diaria de los estudiantes, en cuanto a lo académico, y de los docentes?

-Tienen un tiempo de trabajo sincrónico, en el que están conectados en tiempo real con sus maestros. Esto permite continuar fortaleciendo conexiones desde lo socio - emocional; fomentar sentido de comunidad, apoyar a los miembros de la misma en el manejo colectivo de ese momento y aprender juntos. Docentes y alumnos conversan sobre las actividades a desarrollar.

3. ¿Puede este modelo adaptarse a otros colegios privados de la ciudad?

-El Plan de Aprendizaje a Distancia puede adaptarse a otros colegios privados de la ciudad; cada institución, desde su singularidad, puede hacer su propia propuesta y utilizar todas las aplicaciones y plataformas disponibles en este momento para llegar a cada alumno y ofrecerle no solo un aprendizaje continuo, sino desde la academia una nueva estrategia para motivar a sus alumnos y aprender utilizando diferentes métodos. Este plan de aprendizaje es ajustable a las necesidades y el contexto de cada plantel. Es importante tener en cuenta cuáles son los principios filosóficos que constituyen el Proyecto Educativo de cada institución, ya que son estos los que guiarán procesos de planeación, instrucción o entrega y evaluación. Nuestro plan puede ser la base para cualquier colegio, de acuerdo a los recursos con los que se cuenten y la metodología de enseñanza.

4. ¿Podrían replicarlo los colegios públicos? ¿Qué necesitan para lograrlo?

-Deseamos que los colegios públicos también puedan replicar este modelo, ya que lo ideal es que la educación no tenga fronteras y no sea exclusiva. El éxito dependerá en su totalidad de la disposición, fuerza de trabajo y el acceso a todos los recursos para llevarlo a cabo. La situación actual ha invitado al sector educativo, así como el de la salud, a revisar fortalezas y áreas de oportunidad. No cabe duda que el recurso primordial e indispensable son los docentes. Estos son nuestros grandes “influenciadores”. En el caso de que algunas instituciones no cuenten con toda la red tecnológica, los equipos de liderazgo de cada plantel pueden adaptar los planes existentes y respaldarse con las herramientas que el Ministerio de Educación Colombiano está ofreciendo como “Aprender Digital”.

5. ¿Cómo creen ustedes que será la educación cuando superemos la pandemia? ¿Volverá a ser como antes?

-Nos dejará después de este trabajo a distancia, alumnos más autónomos, más autocríticos, con mejores habilidades en sus funciones ejecutivas de trabajo, que sepan organizarse, programar y trabajar independientemente. Que valoren mucho más el aula de clases, el contacto permanente con maestros y compañeros, que valoren esa sinergia maravillosa del salón de clases.

6. ¿Qué es lo ‘bueno’ que le deja esta crisis a la educación?

-De toda situación siempre debemos buscar lo bueno, no es fácil pero hay que hacerlo. ¿Qué podemos sacar de positivo? La capacidad de reinventarnos y seguir adelante, la capacidad de buscar soluciones a problemas reales y globales, de ser un todo, de proponer y atrevernos.

Recursos

Los recursos que necesitan tener los colegios, estudiantes y docentes para llevar a cabo este modelo de aprendizaje a distancia son:

1. Paciencia combinada con esfuerzo y compromiso. Las cosas no van a salir bien al primer intento, ni al segundo, pero poco a poco todos nos vamos familiarizando con esta nueva forma de trabajar.

2. Habilidades en el uso de la tecnología. Mientras más sepamos de las herramientas que estamos utilizando, más fácil y cómodo será el proceso de transición.

3. Internet. El Internet es clave para mantenernos conectados con los estudiantes, padres, profesores, en fin, con toda la comunidad educativa.

4. Un Sistema de Administración del Aprendizaje o LMS por sus siglas en inglés. Esto es vital para mantener el progreso y seguimiento de nuestras clases. Entre los LMS más comunes encontramos: Google Classroom, Moodle, Schoology, Microsoft Classroom, etc.

5. Apps para la gestión y el aprendizaje, como Herramientas de Google para Educación. Todas son gratuitas, y nos han ayudado a “digitalizar” los procesos académicos hace más de 5 años.

6. Aplicación de reuniones en línea para sesiones sincrónicas. Programas como Google Meet, Zoom, Microsoft Teams, son claves para programar clases virtuales de forma sincrónica.

7. Y por último, y no menos importante, un computador de escritorio, portátil, o dispositivo móvil. Un equipo que te permita utilizar todas las herramientas que mencionamos antes. No tiene que ser un equipo costoso, pero sí actualizado con las últimas versiones de sistemas operativos y apps.