Educación


Colegio privado de Cartagena reafirma su calidad educativa

En medio de este año atípico, renovaron su certificado de calidad educativa, demostrando una vez más el buen desempeño educativo.

WENDY CHIMÁ P.

23 de noviembre de 2020 05:55 PM

El 2020 llegó para cambiar el estilo educativo de la noche a la mañana, haciendo que muchos rectores, docentes, estudiantes y padres de familia tuvieran que adaptarse rápidamente a la nueva normalidad que comenzamos a vivir en el mes de marzo, cuando la pandemia del coronavirus llegó a la ciudad.

Esta nueva dinámica educativa de manera virtual, hizo que el reto, principalmente para los docentes fuera mayor, pues no solo debían preparar sus clases o tutoriales virtuales, sino que además debían enseñarle a sus estudiantes y padres de familia a utilizar estas nuevas herramientas tecnológicas para poder continuar con el currículum académico, esto en el caso de los colegios privados, puesto que en las instituciones educativas de la ciudad, el reto fue conseguir computadores, tabletas o celulares con conexión a internet con el que los alumnos pudieran continuar sus estudios.

En este año lleno de retos y aprendizajes, la Ciudad Escolar Comfenalco logró obtener la renovación de su certificado de calidad educativa, con lo que se reafirma la excelente educación que en este plantel se ha venido dando.

Así fue el proceso

“Ha sido un año muy atípico, existen muchas consecuencias, pero también grandes oportunidades y aprendizajes”, dice Luis Brochet, subdirector de educación, quien añade que “nosotros tenemos un proyecto educativo bastante generoso, ambicioso, que sabemos que como cualquier proceso tiene sus carencias y dificultades, pero la gran mayoría de porcentajes, metas y logros por alcanzar los hemos realizado. Todo es producto de un trabajo en equipo entre docentes, estudiantes, padres y demás, por eso nos han renovado este certificado de calidad educativa”.

Por su parte, la rectora de la institución Zaida Acevedo, comenta que “desde el año 2010 la CEC cuenta con el certificado de calidad Icontec y se ha logrado mantener hasta hoy, este año lo renovaron. Fue un trabajo de teoría 100% de manera virtual”.

Para lograr esta renovación, les hicieron varias auditorias, entre las que se destacaba la capacidad de desarrollar un proyecto educativo con apoyo tecnológico para 3 mil estudiantes.

“Nos fue muy bien, renovamos el certificado y demostramos que somos un colegio organizado, que aún frente a una modalidad completamente nuevo y frente a un año totalmente atípico donde no tuvimos tiempo para prepararnos, seguimos siendo innovadores, respetando todos los procedimientos”, explicó Acevedo añadiendo que “lograr la renovación de este certificado a través de la distancia que era completamente diferente, nos llena de mucho orgullo y satisfacción con la educación de calidad con la que Comfenalco ha estado comprometida siempre”.

¿Qué viene para el otro año?

Este año, desde la Ciudad Escolar Comfenalco, trabajaron con una base de aprendizaje, con la cual pudieron desarrollar la línea curricular de manera virtual, para esto, según indicó el subdirector académico y la rectora del colegio, definieron varias fases entre las que se encontraban definir qué planes y ejes temáticos iban a trabajar y a desarrollar.

Después de esto, hicieron la inducción a padres y estudiantes, para que trabajaran de buena manera sincrónica y asincrónica la guía de aprendizaje.

“La sincrónica es cuando los estudiantes tienen contacto con su profesor y compañeros por teleconferencia y la asincrónica con la guía de aprendizaje, la cual les permitía seguir desarrollando las clases desde la casa de manera autónoma y con el apoyo de sus padres. Bajo estas fases, podemos decir que culminamos un año escolar exitoso que permitió sacar adelante los procesos”, dijo Acevedo.

Con relación a lo que se viene para el próximo año, sobre si se darán clases por alternancia o seguirán en la virtualidad, el subdirector educativo comentó que ya tienen un proyecto de base, el cual ha sido construido en conjunto con los padres de familia, quienes al final tienen la última palabra.

“Ya hay un proyecto documentado que ha sido socializado con los padres y la metodología final está en estudio. Tenemos el número de salones con las distancias permitidas y todo se determinará con las matrículas que serán el próximo mes, pues ahí es donde los padres decidirán si aceptarán la alternancia o no”, comentó Brochet.

Esto, según indicó la rectora, porque le darán dos opciones a los padres “nosotros les vamos a dar dos alternativas, a distancia con apoyos virtuales o la alternancia que combinará la presencialidad con el trabajo en casa. El colegio se dotara con cámaras en los salones para que desde la casa vean las clases, aquellos que decidan seguir en la virtualidad”.

Lo que no va

Según conoció El Universal, lo que ya tienen definido es que para el próximo año, por lo menos para el primer semestre, no se tendrán habilitado el servicio de transporte escolar para los estudiantes que elijan la alternancia y en la cafetería racionalizarán los servicios para evitar aglomeraciones.

“Esto con el fin de que los padres tengan mayor tranquilidad, puesto que en el transporte pueden haber dificultades para mantener el control del distanciamiento, por esto deberán asistir en transporte particular o familiar”, finalizó Brochet.