Educación


Colombia reabre los colegios tras dos años de virtualidad y aforos reducidos

Los cerca de 10 millones de estudiantes de todo el país deberán recibir clases solo en las aulas físicas de cada institución.

Después de casi dos años de clases interrumpidas por la pandemia, con clases virtuales y presencialidad con aforos reducidos, el servicio público de educación en Colombia vuelve a la normalidad plena en 2022 desde las propias aulas.

Desde las próximas semanas, cuando inicie el calendario escolar en cada región, los casi 10 millones de estudiantes de todo el país recibirán clases solo en las aulas físicas de cada institución, por ello los docentes tendrán que prescindir de las herramientas tecnológicas para el aprendizaje a distancia.

Pero, a pesar de que era una proceso que prácticamente ya se cumplía desde el 2021 cuando todas las actividades sociales y laborales se reactivaron casi en normalidad, hoy parece haber nuevas razones por las que algunos creen que está en riesgo el regreso pleno a las aulas.

La primera tiene que ver con solicitudes de Fecode, el gremio del magisterio que pide más condiciones de bioseguridad en algunos instituciones; la segunda se relaciona con la situación epidemiológica por la nueva variante ómicron del COVID-19 que, según el Ministerio de Salud, provocaría a finales de enero el pico más alto de esta nueva cuarta ola.

Sobre las exigencias del gremio docente del sector público, Fecode informó que no se opone a la presencialidad en este 2022. “Hoy, lo que demandamos del Gobierno es que se materialice lo que se acordó en las escuelas con presencialidad, que se desarrollen esas condiciones de bioseguridad en aquellas instituciones educativas donde no están las condiciones”, sostuvo su presidente, William Velandia.

De acuerdo con las exigencias del profesorado, actualmente hay algunas instituciones, por lo general de las más alejadas del centro del país, sin recursos vitales como el agua y otras sin maestros. Una realidad de la educación pública que se ha conocido desde antes de la pandemia.

Frente a las condiciones de infraestructura, el Ministerio de Educación confirmó que poco más de 200 instituciones educativas del país no están listas al 100 % para recibir a los estudiantes de manera presencial. Esto es 3% de los colegios, mientras el otro 97% ya están listos para recibir a los estudiantes, según la cartera de Educación.

“Así como no se preguntan cuándo inician fiestas, eventos culturales, eventos deportivos, por qué no ir. Menos se lo deben preguntar cuando estamos hablando de un escenario que tiene todas las medidas y la intención de ciudad por excelencia de los niñas y las niñas”, es el mensaje de la ministra de Educación, María Victoria Angulo.

Según la funcionaria, en el último año se realizaron 235 ampliaciones o adecuaciones a instituciones educativas en todo el país así como las orientaciones y la normativas por lo que los colegios están preparados y no hay excusas.

“El Gobierno nacional ha invertido más de 1.2 billones de pesos para permitir condiciones de bioseguridad, parte de esos recursos ya están invertidos desde el año pasado. Tenemos otros recursos aproximadamente de 200 mil millones que están en ejecución actualmente y nos van a servir para seguir aplicando las medidas de bioseguridad”, dijo el viceministro (e) de Educación Preescolar, Básica y Media, Javier Medina.

Con relación a las inquietudes sobre la disposición de los elementos esenciales de bioseguridad como el tapabocas, para garantizar su uso de manera continua en los espacios escolares, el funcionario contestó que el Gobierno ha dispuesto los recursos para que los establecimientos garanticen estos elementos, como ya se hizo en el 2021.

“Es posible, es factible, y se ha indicado que así se realice, la adquisición de tapabocas para suministrar a los estudiantes cuando lo requieran, de tal suerte que no sea esto una dificultad para su jornada escolar”, sostuvo Medina.

SEGUIMOS EN PANDEMIA

La reapertura total de los colegios, lo que supone que los estudiantes ya no tendrán la opción de recibir clases desde sus casa, ocurre justo cuando el país inicia el cuarto pico de COVID-19 relacionado con la variable ómicron, hasta el momento la más contagiosas y la que más rápido causa síntomas.

Al respecto, las autoridades de salud, respaldadas en la evidencia científica, han señalado que los niños y niñas deben ser el último caso en el cual se conduzca a un aislamiento. “La decisión, que se tomó en diciembre por parte de los Ministerios de Educación y Salud, obedece a un comité científico. Se toma con evidencia científica”, reiteró el Viceministro (e) del Ministerio de Educación, al señalar que los calendarios académicos no serán aplazados.

“La recomendación enfática, repito, enfática del Comité Asesor y también del Consenso de Expertos es que no se debe parar la presencialidad de la educación en el país”, aseguró este viernes el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

Aunque un aumento de casos en la población infantil es predecible por el aumento generalizado de casos en medio del cuarto pico, pues los más pequeños suelen contagiarse de adultos con quienes viven, la infección por COVID-19 en los niños, de acuerdo con Sociedad Colombiana de Pediatría, suele tener menores tasas de gravedad y complicaciones comparadas con la población adulta.

Hasta el momento, ni ómicron ni las variantes anteriores, han demostrado un aumento inusual en la relación entre los casos pediátricos comparados con los adultos, dicen los expertos.

Además, gracias a la vacunación, ahora es posible convivir con el virus sin renunciar a las actividades presenciales.

Como dice, Carlos Álvarez, infectólogo y miembro del Comité Asesor de Epidemiología, los casos por ómicron seguirán en aumento en un corto tiempo, por lo que antes de entrar en pánico, pues es normal que el virus aún genere temor, es importante no bajar la guardia con las medidas preventivas y acudir a la vacunación contra los desenlaces graves.

“Lo que hay que hacer es vacunarnos más y ponernos unas dosis de refuerzo, porque las vacunas sí protegen. Entre más personas estén protegidas menos riesgo tenemos de complicarnos”, señaló el infectólogo.

Así que, como dicen los especialistas, en la mayoría de los colegios el regreso pleno es seguro, como ya se pudo demostrar en 2021 cuando 8,3 mil millones de estudiantes asistieron a las aulas.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS