Estudiantes de Pasacaballos reciben clases sin ventilación

12 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En los salones de clases de la Institución Educativa el Buen Aire, en el corregimiento de Pasacaballos, el calor que se siente sigue siendo muy fuerte.

Esa situación lleva varios años y, pese a que los estudiantes y padres de familia han hecho diversas manifestaciones para que les arreglen el problema, hasta el momento no ha habido una solución concreta.

A principios de junio se realizó la última protesta, y en esa oportunidad la Secretaría de Educación del Distrito informó que había girado unos recursos por el orden de los $90 millones para el mantenimiento de las redes eléctricas.

Sin embargo, dichos trabajos no se han realizado porque el dinero, según le dijeron en el colegio, no alcanza para hacer todos los ajustes.

Padecen los niños

El plantel educativo, que cuenta con más de 1.000 estudiantes de primaria y secundaria, presenta falencias no solo en la parte eléctrica sino también en las redes de agua potable, en las sanitarias y en el cielo raso de algunos salones. Además, tiene malos olores, producto del excremento y orines de murciélagos, palomas y ratas.

Directivas del colegio explicaron que, gracias a una acción de tutela instaurada por una madre de familia y fallada a favor el año pasado, un juez ordenó la reparación no solo de la parte eléctrica sino de las demás falencias de la sede, las cuales tendrían un costo superior a los $500 millones.

“Esos $90 millones reposan en una cuenta del colegio. No se han tocado, porque las obras quedarían a medias. Queremos que la Secretaría de Educación se comprometa a conseguir los recursos faltantes. Hay que arreglar la parte eléctrica, lo del agua, comprar acondicionadores de aire, abanicos, baterías sanitarias, barandas, entre otras. Solamente la parte eléctrica se está llevando $300 millones”, sostuvo el rector Marcos Chávez.

La respuesta

Por su parte, Claudia Almeida, secretaria de Educación distrital, cuestionó que el rector no haya hecho uso de los recursos que le dieron para adelantar el proceso contractual. “El trabajo eléctrico está en las manos del rector. Hace más de cuatro meses le transferimos los recursos. Aquí se hacen unos esfuerzos muy grandes y él no debe excusarse en que el dinero no alcanza. Debe usar lo que tiene, ya los demás recursos se están tramitando”, sostuvo la funcionaria.

Y en esas contradicciones han transcurrido las últimas semanas: cada parte defiende su posición, pero son los niños, niñas y adolescentes de Pasacaballos quienes siguen sufriendo las consecuencias, pues reciben las clases en condiciones no aptas. Varios se han desmayado por las fuertes temperaturas.

Para hoy en la mañana se anunció una manifestación en la sede de la Secretaría de Infraestructura del Distrito, en el Centro Histórico.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS