Educación


Invento escolar podría obtener patente

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

09 de diciembre de 2016 12:00 AM

El Premio Nacional al Inventor es, probablemente, el reconocimiento más importante que ha recibido el carro eléctrico que funciona con energía solar, que desarrollan los estudiantes del colegio República de Argentina, pues les permitirá iniciar el trámite de patente sin ningún costo.

El carro eléctrico ganó la categoría infantil de este concurso, organizado por la Superintendencia de Industria y Comercio, en alianza con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), cuyo objetivo es promover la actividad creadora e innovadora en favor del desarrollo industrial y tecnológico del país.

Así, los estudiantes, representados por el docente Fernando Guzmán, quien ha liderado el proyecto, podrán tramitar su patente el próximo año, con la asesoría del Programa de Asistencia legal a Inventores (PAI), que asiste legalmente a los inventores independientes del país.

Los ganadores también recibieron  una certificación especial, una medalla y un diploma expedido por la OMPI y el derecho a participar en una feria de innovación el año próximo.

“Es un reconocimiento muy significativo para nosotros porque Colombia está rezagado en temas de patentes, inventos y desarrollos tecnológicos, y estas iniciativas que propulsan los inventos y tienen en cuenta a los niños, son muy valiosas”, dijo el docente Guzmán, quien afirmó que debió explicar a los niños la importancia del premio y porqué era mucho mejor que haber recibido dinero.

La idea del carro eléctrico surgió como solución a los problemas de movilidad de los estudiantes de República de Argentina con discapacidad motriz e integra el uso de energías limpias, para que sea amigable con el medio ambiente.

Quienes desarrollaron este proyecto innovador son 16 estudiantes de sexto a undécimo grado, que además de recopilar la información, buscar recursos y rastrear concursos en los que puedan participar, aprenden cada tarea que se necesita para la construcción del prototipo, desde electricidad hasta soldadura.

“Ese cúmulo de conocimiento que han adquirido los alumnos durante la realización de esta idea les permite ser autodidactas, además es un aprendizaje contextualizado, por lo que es poco probable que lo olviden. Esos niños cuando llegan a la universidad buscan un semillero de investigación y se vuelven líderes”, resaltó el docente.

En el 2016, el carro eléctrico también ganó el circuito de ferias departamental del programa Ondas de Colciencias, luego la fase regional de este mismo evento que se realizó en Montería y llegaron a la final en Bogotá, donde recibieron un sistema de sonido e impresión de ultima tecnología para la institución. Resultaron preseleccionados en los premios Latinoamérica Verde y clasificaron para viajar a Quito, Ecuador para presentar el proyecto y contactar patrocinios, pero no pudieron ir por falta de recursos. Aún así, quedaron en el puesto siete.

Participaron en los premios Gestión Estratégica para un Medio Ambiente Sostenible (Gemas), organizado por Ultracem, en el que ganaron una mención honorífica.

El maestro Guzmán fue invitado especial al evento Ondas Maestras, de Colciencias en Bogotá donde maestros destacados del país compartieron experiencias y redactaron los lineamientos para mejorar e impulsar la investigación y desarrollo tecnológico en los colegios, desde edad temprana.

“Pareciera que los niños no pudieran aportar mucho a un proyecto así, pero cuando comencé este trabajo me di cuenta de las capacidades que tienen, la imaginación y ellos, a diferencia de los adultos, son muy positivos y motivados y uno se contagia de ese positivismo (...) con esto queremos romper el paradigma de que lo mejor de la educación está en los colegios privados”, puntualizó el profesor.

  NOTICIAS RECOMENDADAS