Joven dice que le quieren embolatar cupo en UdeC y la U la investiga por fraude

17 de junio de 2017 02:11 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A raíz de la queja presentada por una menor de 17 años de edad que asegura que en la Universidad de Cartagena le quieren embolatar su cupo para estudiar Medicina, la Dirección de Admisiones de la Universidad informó que son cinco los casos que se investigan en el alma mater por presunto fraude de los aspirantes al momento de presentar el examen de admisión.

Tanto en la Defensoría del Pueblo como en algunas emisoras locales, la joven ha expresado que tras ocupar el puesto ocho en la lista de admitidos se presentó a la universidad para solicitar la liquidación de su matrícula y en esta diligencia le dijeron que su huella digital no concordaba con la huella registrada en la tarjeta de identificación que le formulan a todos los aspirantes al momento del examen.

La menor afirma, además, que el día que le informaron del supuesto fraude, en la Universidad le dieron un "paseo por las instalaciones antes de llevarla a la rectoría donde supuestamente la hostigaron para que dijera a quién le había pagado para hacer el fraude y así la tuvieron hasta que su papá llegó a buscarla.

SUPUESTOS FRAUDES EN EXAMEN DE ADMISIÓN

Sobre el hecho, la Universidad de Cartagena informó que hay fuertes indicios de que la joven y otros cuatro aspirantes incurrieron posiblemente en un fraude al momento de hacer la prueba.

Explicó la directora de admisiones, Beatriz Vergara González, que la universidad no le está negando en ningún momento el cupo a la joven sino que se está investigando la situación irregular que quedó evidenciada al momento de corroborar su huella digital. 

Explica la funcionaria que la Universidad de Cartagena no tiene ninguna injerencia sobre la calificación de examenes y por tanto no hay manera de favorecer el ingreso de ningún estudiante en particular como lo ha querido hacer ver la joven denunciante. Vergara explica que hace varios años, a través de un contrato, es la Universidad de Antioquia la que elabora los examenes y los paquetes sellados con los mismos solo se abren en el momento que se le entregan a los aspirantes para que los respondan e igualmente los puntajes se publican el mismo día que la Universidad de Antioquia los envía a fin de evitar manipulaciones por parte de inescrupulosos.

Explicó, tambien, la Directora de Admisiones que la identificación de los aspirantes se hace en dos momentos por parte del contratista Cooperen, una empresa antioqueña especializada en identificación dactiloscópica.  El primer momento es cuando están presentando el examen; hasta el puesto del candidato llega un funcionario y le pide su cédula  o tarjeta de identidad y con el documento en mano le hace un registro de su huella digital. El segundo momento es cuando ya pasan a la lista de admitidos y estos se presentan para liquidar la matrícula deacuerdo a los datos familiares que le han proporcionado a la Universidad; en esa diligencia le hacen un nuevo registro de la huella digital y este debe coincidir con el que le hicieron el día del examen. 

"Fue así como descubrimos cinco presuntos casos de fraude, entre esos el de la joven en cuestión. Su huellas no coincidieron. Lo que creemos es que en estos casos pudo haber una suplantación del aspirante al momento de hacer la prueba. Para hacer esto tenemos la sospecha que tendrían que falsificar el documento del aspirante para hacer concordar la foto del carné con la persona que está haciendo presencia en el momento; en algunos casos se pudiera creer que esto es relativamente posible en la medida que muchos se presentan identificándose aparentemente con la contraseña que expide la Registraduría", comentó Vergara González

En todos los casos en los que se halló la presunta anomalía, la Universidad de Cartagena inició un acto administrativo para corroborar con un périto la firma de los candidatos a fin que esta pueda constituirse en una prueba legal en determinado caso y también para destrabar la situación de los cinco jóvenes en la Universidad. 

Las irregularidades se han presentado entre los aspirantes a Derecho (2) y Medicina (3), que son las carreras más apetecidas, especialmente en Medicina para la que este año se presentaron cerca de 3.000 jóvenes.

En el caso concreto de la menor, Vergara dijo que en ningún momento se le dio un paseo por la universidad ni se le hostigó a nada; sólo se le pidió que indicara en que salón había hecho el examen y como no se acordaba, el jefe de seguridad la acompañó a recorrer las instalaciones para ver si lo reconocía y una vez estuvo frente a rectoría señaló que ese era el recinto donde había hecho la prueba. "Fue más un error de ella, seguramente ni sabía que ahí quedaba la rectoría, pero como le dijo al jefe de seguridad que era ahí, pues él le permitió entrar".

Vergara manifestó que desafortunadamente alrededor del ingreso a la Universidad de Cartagena siempre ha habido avivatos que se aprovechan de la gente para estafarla e inducirlas a hacer cosas con las que podrían incurrir en un delito, como es el caso de las suplantaciones, y que a raíz de los eventos sucedidos en esta oportunidad, la Universidad gestionará ante la Registraduría para que los apoye con el sistema biométrico de identificación dactilar en las próximas pruebas de admisión. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS