Educación


Obras en colegios oficiales afectarían la calidad educativa en Cartagena

Pedro Vega* se cansó de ir al colegio solo tres días a la semana, por lo que decidió retirarse de la Institución Educativa Nuestra Señora del Carmen, en la que ha cursado toda su vida académica. El que hasta hace poco fue su colegio es uno de los 66 planteles educativos oficiales de Cartagena que son intervenidos por el Distrito para “mejorar su infraestructura”.

Pedro, quien cursa décimo grado y se prepara para las pruebas de suficiencia que realiza el Estado, cambió de colegio temeroso de que las incomodidades de las obras que se realizan en el colegio afecten su plan de estudios.

Según datos del Ministerio de Educación, las calificaciones para Bolívar y Cartagena en las pruebas de suficiencia Icfes Saber 11 de 2014, no fueron satisfactorias. El informe clasificó a Bolívar entre los departamentos con el más bajo rendimiento, al ubicar el menor número de estudiantes entre los primeros lugares (1 a 400) junto a Amazonas, Vaupés, Magdalena y Chocó. A Cartagena se le clasificó, junto a Manizales, Ibagué, Palmira, y Tuluá, entre las ciudades que desmejoraron su rendimiento con relación a promedios anteriores.

“Este año, dadas las intervenciones en la institución, si no se superan las dificultades y se plantean estrategias que permitan recuperar tiempo podríamos hablar de una debacle, porque por mucho que hagamos desde las instituciones no va a ser fácil lograr unos buenos resultados”, expresó Domingo Salgado Hernández, rector de la Institución Nuestra Señora del Carmen, una de las que ha tenido que implementar el ‘pico y placa’, una práctica que asigna ciertos días de clases para los cursos de acuerdo a las aulas disponibles.

Las pruebas Icfes para 2015 están programadas para los primeros días de agosto, fecha en la que aún se estarían realizando trabajos en las instituciones de Cartagena, de acuerdo con el cronograma anunciado por la Secretaría de Educación, que da cuenta de que las obras irían hasta mediados o finales de octubre.

“Venimos de ser calificados entre los peores entre las ciudades capitales del país y creo que el 2015 va a ser el acabose porque tenemos colegios que no han iniciado clases, otros trabajando con ‘pico y placa’, algunos están en un hacinamiento total y todo esto porque hay un afán de la Administración Distrital por gastarse los 250 mil millones del préstamo que hizo”, denunció David Múnera Cavadía, concejal del Polo Democrático Alternativo. De los 250 mil millones de pesos se destinaron 70 mil millones de pesos para la infraestructura educativa.

El cabildante repudia que “se salga a decir que todo el año 2015 no va a haber educación normal en Cartagena, porque esto va a durar 8 o 9 meses cuando eso es, prácticamente, lo que dura el año académico. Esto es una irresponsabilidad de la Secretaria de Educación y del Alcalde con la educación en la ciudad”.

El panorama poco alentador de la educación en Cartagena en el 2014 podría ser minúsculo ante la “debacle” que podría resultar de este 2015 a causa de la intervención en infraestructura en la que se encuentran las 66 instituciones educativas oficiales del Distrito. Lo más alarmante del caso, coinciden el concejal y algunos rectores, es que desde la Secretaría de Educación no se haya armado un plan general para tratar las irregularidades que acarrean las obras.

“Es una situación que pone en detrimento la calidad educativa y por mucho que se esfuercen los estudiantes y docentes no se pueden desarrollar los procesos académicos adecuados”, precisó Fredy Quintero, rector del colegio José de la Vega, uno de los más críticos ya que fueron cerradas 10 aulas, por lo que cerca de 200 estudiantes deben dar clases en un área que no es apta para la concentración. “Quedaron de habilitar unos módulos para dar más privacidad a los estudiantes y nada de eso lo han hecho. Y los trabajos en los salones están demasiado lentos”, concreta.

Aunque la secretaria de Educación, Clara Inés Sagre, señaló que sería exagerado hablar de una desmejora en la educación ya que solo tres instituciones: Nuestra Señora del Carmen, José de la Vega y Antonio Nariño, se encuentran en estado crítico, precisó que las obras de intervención en los 66 colegios podrían tardar casi todo el año lectivo 2015.

“Realmente en este momento solo tres instituciones tienen una situación difícil y un serio problema, pero no podemos hablar de desmejora en la educación cuando estamos hablando de 104 instituciones con 80 sedes, si solo esas tres tienen la situaciones crítica”, expresó.

Sagre explicó que las obras que se realizan son de tanta importancia que no les es suficiente un periodo vacacional, por lo que han pedido paciencia a docentes, estudiantes y padres de familia.

PREOCUPA LA DESERCIÓN
En medio de esta situación, Irina Junieles, defensora del Pueblo de Bolívar, como veedora de que se garantice el derecho a la educación de la población cartagenera, solicitó a la Secretaría de Educación un plan de contingencia frente a cada una de las instituciones educativas así como un informe en el que señale cuáles fueron las instituciones educativas intervenidas para las obras de adecuación y un resumen de las mismas.

De acuerdo con el informe Cartagena Cómo Vamos, que evaluó la calidad de vida en 2013, la tasas de cobertura neta global por niveles en Cartagena entre 2008 –2013, el 45% de todos los jóvenes con 15 y 16 años no están matriculados. Por lo que Junieles señala que “frente a esta cifra hay que maximizar todos los cuidados para que la población que sí está en el sistema educativo no deserte”.

La advertencia la hace ante la inminencia de que aumenten los estudiantes que desertan por las condiciones en que se están impartiendo las clases.

“Entendemos que son muy importantes las labores que se desarrollan, pero la recomendación que hacemos es que se tenga un plan de contingencia urgente para los planteles para evitar la deserción escolar, el retraso académico y el impacto en la calidad”, precisó.

*Nombre cambiado a petición del informante.

  NOTICIAS RECOMENDADAS