Realizarán inspección en el colegio Luis Carlos López por deterioro en las obras

17 de agosto de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un verdadero ‘dolor de cabeza’ ha tenido la comunidad educativa de Luis Carlos López, en Blas de Lezo, luego que le entregaran cinco obras de adecuación en su planta física. (Lea aquí: Obras hechas en colegio Luis Carlos López estarían en mal estado)

Según docentes y el rector de la institución educativa, de las cinco obras que ejecutó Edurbe, hay tres que les preocupa de gran manera: la cancha polideportiva que se ha deteriorado luego de su entrega, a mediados de abril; las adecuaciones en las aulas de primaria y preescolar.

Las impermeabilizaciones de las aulas de primaria no fueron las adecuadas, pues según los mismos estudiantes del grado primero, en el salón 101 se forman charcos de agua. Mientras que en los salones de preescolar las tejas están averiadas y por eso también se filtra el agua, así que los niños y niñas se agrupan en pequeños espacios donde no caiga el agua.

“Ayer nos reunimos con la secretaria de Educación como consejo directivo, solicitándole una intervención urgente ante el riesgo que se corre por las deficiencias en estas obras. La cancha polideportiva se ha deteriorado luego de su terminación, las mallas están en riesgo de venirse al piso, los tubos están inclinados; la parte este y sur cedieron en el piso. Por eso clausuramos las clases de 22 grupos de estudiantes en la mañana y 22 grupos en la tarde”, explicó Germán Gónima Pinto, rector de la Institución Educativa Luis Carlos López.

Evitando un peligro para que las mallas caigan al piso mientras los estudiantes practican deportes, dan las clases de educación física en un terreno con piedras al lado de la cancha pero no es el más adecuado. En esta zona también incluirían unas gradas, pero que ahora tienen fisuras de unos cuatro a ocho centímetros y a las puertas de acceso se les desprendió la soldadura.

La Secretaría de Educación enviará hoy a una persona que inspeccione las obras y se determinará qué hacer.

Con goteras

La impermeabilización que establecía el contrato para las aulas de primaria, contiguas a los quioscos, tampoco se ejecutó de la mejor forma. “¿Qué pasa cuando llueve en el salón?”, preguntó el rector a los estudiantes de primero, a lo que respondieron en coro que se llenaba de agua.

“El agua se filtra en la entrada de la puerta y en el centro se hace un charco de agua. Este fue uno de los salones beneficiados, pero nos hemos visto más afectados porque antes no ocurría eso. Ahora que llueve se inunda porque el declive está hacia el salón”, dijo Sandra Castillo Bustos, profesora de primero, donde hay 34 estudiantes.

A esto se le suman las grietas formadas en los salones que fueron “intervenidos” y que Edurbe en abril aseguró que fueron curadas. Aunque el rector reclama pintura, la empresa indicó que esto no hacía parte del contrato.

Preescolar, lo más preocupante

Las cuatro aulas de preescolar debían ser intervenidas, desmontaron techos pero solo hicieron reparches en algunas tejas. “Los tejares de las cuatro aulas de preescolar los reinstalaron, pero con tejas de segunda mano y que ya tienen 30 años, solo las pintaron.  Nunca recibimos la obra, por eso no nos dimos cuenta de las tejas. Tiene láminas de asbesto y están resanadas, lo que ha generado goteos cuando llueve y que los niños estén en riesgo porque el agua le cae a las lámparas”, indicó el rector.

Incluso, mencionaron los docentes, que el día que reparaban el techo un obrero cayó pero afortunadamente ya los niños no estaban en clases. Esas tejas fueron cambiadas por unas nuevas.

Al parque solo le instalaron una parte de la grama, pero tanto la Secretaría como Edurbe insisten en que eran los metros contratados. (Lea aquí: Colegio Luis Carlos López se queja de obras)

Quieren que actúen

La comunidad de esta institución no confía en las obras de Edurbe, quieren que solucionen pero mediante la póliza de seguros. Enviaron un documento a la Contraloría para que revise las obras.

“Les pedimos a las autoridades que asuman la atención inmediata de este caso, en particular de la responsabilidad civil de atender a 1.500 estudiantes. Este colegio la mitad estaba reconstruido hace poco, la otra mitad tiene 54 años y pedimos que lo atiendan lo más rápido posible porque los niños están en riesgo”, puntualizó el rector.

“No son causas de la contratación con Edurbe”

Según la secretaria de Educación, Claudia Almeida, las intervenciones que el rector menciona no hacen parte del contrato que tenían con Edurbe. “Estamos apoyándolos para que esas cosas que fueron contratadas y no se entregaron en su totalidad las podamos contratar. Estamos haciendo una verificación global del contrato de lo que se hizo, sí hay intervenciones de infraestructura en la institución pero no por causa de la contratación con Edurbe. Tenemos un informe de la Contraloría donde hicieron el recorrido con los contratos y no registraron ninguna salvedad”, explicó Almeida Castillo.

Sin embargo, admitió que tienen que atender problemas de infraestructura de la institución educativa.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS