Sigue rifirrafe entre vigilantes de colegios y contratista

26 de marzo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El sindicato de vigilantes de colegios públicos continúa haciendo denuncias contra la empresa a cargo del servicio de seguridad del Distrito, Amcovit, pues señalan que les cancelan el contrato a guardas por pertenecer a la asociación, tildándolos de infiltrados.

“Este fin de semana llamaron a varios compañeros que estaban en sus puestos, con la excusa de que deben recibir una capacitación, pero lo que hicieron fue pedirles el uniforme para cancelarles el contrato”, indicó John Narvaez, miembro del sindicato de vigilantes.

Estos trabajadores ya habían denunciado que la elección del personal se estaba haciendo bajo malas condiciones porque debían hacer largas filas y al final del día atendían a pocas personas. Además, indicaron que se están incumpliendo los acuerdos que pactaron con el Distrito cuando se ofrecieron como voluntarios por la falta del servicio y que de los más de 900 guardas que trabajaron sin pago más de un mes, alrededor de 300 no fueron contratados.

Por lo anterior, radicaron quejas y denuncias ante los entes de control.

Los desmienten

Hernando Salinas, director del contrato, desmintió lo manifestado por los vigilantes y aclaró que llamaron a quienes, de forma irregular, firmaron el contrato y llegaron a los puestos de trabajo.

“No hicieron los filtros y firmaron el contrato cuando estaban llenos los cupos, porque, por el presupuesto de la Alcaldía, se asignaron menos puestos“, señaló Salinas, y agregó que “por ejemplo, un rector pasó la lista de 20 vigilantes que venían trabajando, pero solo se asignaron 17. Al revisar, los tres sobrantes no los había mandado a esos lugares de trabajo, ellos habían firmado pero la otra parte, que somos nosotros, no habíamos firmado por lo que no había contrato”.

El representante de Amcovit señaló que los vigilantes que fueron llamados a devolver el uniforme no supieron explicar cómo firmaron el contrato ni quién los ayudó con eso.

La empresa contratista aseguró, en una ocasión anterior, que no hay ninguna persecución contra los miembros del sindicato y que estos debían llenar los requisitos, como cualquier otro aspirante, para hacer parte de la nómina de guardas de seguridad del Distrito.

En este problema, que surgió la semana pasada cuando se inició la selección  del personal, el secretario de Educación, Jaime Hernández Amín, ha estado actuando como mediador y garante de que se cumplan los acuerdos pactados con el sindicato de vigilantes.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS