UdeC refuerza medidas para combatir consumo de alucinógenos

14 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Controlar el ingreso a las sedes de la Universidad de Cartagena, en especial en el claustro San Agustín, que desde siempre ha sido un punto de encuentro por su carácter histórico y académico, es una de las medidas adoptadas para frenar el consumo de alucinógenos en la institución.

Miguel Camacho, vicerrector de Bienestar Universitario de la UdeC, explicó que se ha identificado un aumento del consumo de drogas por parte de alumnos y extraños que verían las sedes del alma mater como lugares “seguros” para consumir drogas.

“Reforzamos las medidas de seguridad para conservar la integridad de los estudiantes y trabajadores porque incluso se han presentado robos; pedimos el carné en la entrada y si se trata de una persona ajena a la universidad le pedimos su identificación para el registro”, dijo Camacho.

Precisamente este control ocasionó un altercado, el jueves pasado en la tarde,  entre los vigilantes y personas  ajenas a la universidad que intentaron ingresar al claustro San Agustín sin identificarse, por lo que fue necesario que acudiera la Policía al lugar. (Lea aquí: Polémica por altercado en ingreso de jóvenes a la Universidad de Cartagena)

El vicerrector destacó que el uso de los alucinógenos se presenta en todas las sedes, pero es más evidente en el claustro San Agustín por las condiciones arquitectónicas del lugar, que no cuenta con suficientes espacios al aire libre, por lo que se concentra el humo y el olor de las drogas.

Acompañamiento de autoridades

Para combatir este comportamiento, sancionado por el artículo 34 del Código de Policía, la UdeC pidió el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo para garantizar que en todas las acciones y mecanismos que se empleen, se protejan los derechos de los involucrados, que podrían ser menores de edad.

Entre las otras medidas adoptadas para evitar que se agrave el uso de las drogas en la institución, se hacen campañas de prevención y promoción, y se ofrece atención en sicología a quienes se reconozcan como consumidores.  

Camacho destacó que los estudiantes que sean sorprendidos consumiendo drogas en Unicartagena y no se acojan a los programas de Bienestar Universitario, enfrentarán un proceso disciplinario en el que pueden ser expulsados. Si es un extraño, será puesto a disposición de las autoridades.

La Secretaría del Interior indicó que no puede hacer operativos dentro de las universidades a menos que esta pida apoyo para iniciar un trabajo articulado.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Educación

DE INTERÉS