Lo que dejó el debate con casi todos los aspirantes a la Alcaldía

Rosmery Torres, Minerva Romero y William García fueron los ausentes del debate con los aspirantes a la Alcaldía de Cartagena, organizado por Unisinú.
- Sep 13 - 7:56 am

Ayer fue el primer debate con los aspirantes a la Alcaldía de Cartagena, y estuvo la mayoría de ellos. Lo organizó la Universidad del Sinú en su sede en Santillana. Los grandes ausentes fueron William García Tirado (del partido Colombia Justa Libres y quien puntea en las recientes encuestas), Rosmery Torres (del partido Farc), y Minerva Romero Julio (Alianza Democrática Afrocolombiana-ADA).

Además de la presentación de propuestas de ciudad, en donde los temas más recurrentes fueron educación, pobreza, seguridad, medio ambiente y la situación de las comunidades insulares, también hubo situaciones que atizaron el debate, caso de algunos señalamientos que hizo el aspirante William Dau Chamatt cuando le preguntaron si creía que entre los aspirantes había algunos “malandrines”.

Aunque los candidatos fueron citados a las 2 de la tarde, el evento empezó una hora después.
La primera parte del evento giró sobre el tema del territorio. Una de las preguntas fue ¿cómo articularía una política que permita la inclusión de las zonas insulares?, que todos los candidatos presentes respondieron (William Dau Chamatt, Germán Viana, Nabil Báladi, Armando Córdoba, Wilman Herrera Imitola, Fernando Araújo Perdomo, Claudia Fadul, Jaime Hernández Amín, Sergio Londoño Zurek, Adelina Covo y Yolanda Wong).  

Al respecto Armando Córdoba (Alianza Verde) dijo que el 95% de los corregimientos están en condición de pobreza y por eso quiere desarrollar la agricultura. “Pueden ser la despensa de la ciudad”, dijo, agregando que había que generar un turismo sostenible en estas zonas.

Fernado Araújo (Juntos haremos el cambio - Centro Democrático - MIRA) coincidió con Córdoba al señalar que estas zonas son muy pobres. “Hay que atacar esa pobreza, llevar salud, construir colegios, parques y generar fuentes de empleo. Voy a ser el primer obrero para desarrollar proyectos, hay que hacer una transformación generando empleo”, explicó Araújo Perdomo.

Ante la misma pregunta, Sergio Londoño (Colombia Renaciente) dijo que Cartagena debe conectarse con todos estos territorios. “Reactivamos la protección costera”, destacó, señalando que había que articular el transporte acuático y rutas de Transcaribe. Añadió que había que hacer colegios en estas zonas, impulsar el turismo comunitario y crear una delegación de corregimientos insulares.

EL POT
Otro punto tratado fue el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Jaime Hernández Amín (Cambiemos) expresó que este es la carta de navegación de la ciudad y que la última vez que se actualizó fue en el año 2001. “Llevamos 18 años con un POT desactualizado y eso nos está matando. Lo interpretan como les da la gana. Se presta para -casos como- Aquarela o los Quiroz, y favorece a los corruptos”, dijo.
Mientras tanto, Wilman Herrera (Partido de Reivindicación Étnica-PRE) dijo que hay que propender por un POT con sostenibilidad, “que se le acabe el negocio a los alcaldes, porque el negocio está en la tierra”. Agregó que hay que lograr que el ordenamiento de playas sea participativo y no excluya a ningún sector.

Nabil Báladi (Polo y MAIS) expresó que la ciudad no tiene planeación y que está en un desorden total. “Hay que pensar en la ciudad. Hay que apuntar al ciudadano y al medio ambiente”, explicó, añadiendo que “las ciénagas han sido los grandes inodoros de la ciudad”.

Sobre el mismo tema, Claudia Fadul (Compromiso Ciudadano) indicó que el POT debe ser concertado y revitalizar zonas como La Matuna, la avenida Pedro de Heredia o Bazurto. Criticó propuestas como la de Adelina Covo (construir 20 mil viviendas con paneles solares) o William García (agua gratis), diciendo que no entendía por qué hacían esas promesas si no existen los fondos.

Ante esto, Covo replicó y dijo que para construir 20 mil viviendas “lo único que se necesita es voluntad política y coraje para combatir la corrupción”, porque de allí se pueden obtener los recursos que se necesitan.

Otro eje del debate fue la gobernabilidad, refiriéndose a la pregunta de cómo combatir la corrupción. Ante esta, William Dau dijo lo siguiente: “Soy el único capaz de combatir la corrupción en Cartagena. Vamos a usar las herramientas del siglo XXI para acabar la corrupción. Reclamar a los ‘malandrines’ el dinero que se han robado con ayuda de los ‘fondos buitres’, que son los grandes pagadiarios del mundo”.

Otra pregunta fue cómo impactar de manera positiva a grupos poblacionales como la mujer, los niños y los adultos mayores. Yolanda Wong (Partido de La U), respondió que si queda como alcaldesa creará una secretaría de infancia y género para atender todos los temas relacionados e impulsará políticas dirigidas a reconstruir el tejido social.

SE AVIVA EL DEBATE
Luego vinieron preguntas hechas por estudiantes y ciudadanos, en las que se trataron temas como educación, seguridad y generación de empleos formales.
Pese a que los organizadores intentaron evitar que se dieran ataques personales, hubo una situación que atizó el debate. Cuando llegó la hora de las preguntas a pares, que consistía en que cada candidato podía hacer una pregunta a otro, Jaime Hernández Amín le pidió a Dau que le dijera que si entre los aspirantes había alguno de esos a los que él llamaba “malandrines”. Esto respondió Dau: “Para mí, malandrines son los dos que llevan la delantera -William García y Yolanda Wong, según encuestas-, y los financistas que están detrás de ellos, las personas naturales que son los que dan los miles de millones de pesos que se están gastando en sus campañas”.
Cuando le llegó el turno a Wong, esta respondió que no iba a responder a ataques personales y que prefería ceder el turno y no preguntar. Al ser preguntada por este medio respecto a esos señalamientos, Wong respondió: “Todos -los financistas- están en otras campañas”.