"Colombia debe salir a la búsqueda de los teletrabajadores"

María Claudia Lacouture
Especial Revista May 05, 2022

"Colombia debe salir a la búsqueda de los teletrabajadores"


Trabajar donde me encuentre, un sueño del pasado que hoy es una realidad gracias a la tecnología y un placer que ha puesto sobre la mesa la pandemia. Cada vez son más las personas que se suman a este nuevo paradigma que cobra fuerza gracias a que las herramientas virtuales son cada vez más sofisticadas y que muchos oficios pueden desarrollarse con la misma eficiencia a distancia. (Lea también: Compromiso sostenible).
Los países han visto en el trabajo remoto una gran oportunidad para reinventar el turismo con estadías largas, una combinación de trabajo y vacaciones, un modelo híbrido que permita ofrecer las potencialidades turísticas de los destinos, la calidad de vida y climas privilegiados.
Georgia y Estonia han sido de los primeros que le han apostado a los frelancers ofreciendo una opción legal de permanencia hasta por 12. En el caso de Georgia además de contar con atractivos turísticos les brinda un régimen especial de impuestos territoriales, es decir que solo pagan por los ingresos generados en el lugar y no a través de lo ganado por plataformas en línea. Le podría interesar: "Que el Tren Regional Caribe sea una realidad y se extienda a La Guajira").
Portugal es otro caso a resaltar con su programa de Visa de Residente para nómadas digitales que demuestren ingresos de por lo menos 780 euros mensuales, por 12 meses o menos y tienen la opción de renovarla hasta por dos años.
Australia, Croacia y Alemania también están usando estrategias similares para reactivar el turismo e impulsar la economía con el ofrecimiento de visas rápidas, residencias permanentes y empleo para los extranjeros.
En Latinoamérica son México y Costa Rica quienes han pisado adelante con estrategias para posicionarse como destinos ideales para trabajar a distancia. Costa Rica es el séptimo mejor destino del mundo para los nómadas digitales y recientemente creó, a través de una ley, una visa de no residente para que los extranjeros que trabajan de forma remota puedan hacerlo durante dos años si desean, sin tener que pagar impuesto de renta.
Colombia tiene todo para sumarse a esta tendencia, un clima tropical favorable durante todo el año, gastronomía variada, naturaleza y biodiversidad, ciudades innovadoras y cosmopolitas y sobre todo gente muy cálida. Medellín es la ciudad a donde más teletrabajadores están llegando.
Ya está claro que la manera de viajar ha cambiado, los intereses, el comportamiento y las necesidades de las personas ya no son los mismos, por lo que la industria debe adaptarse a estas nuevas tendencias y ver como una gran oportunidad para ofrecer nuevos servicios y crear nuevos modelos de negocios en los que esos profesionales que lleguen a Colombia a hacer teletrabajo encuentren buena calidad de vida, opciones para disfrutar y seguridad.
El grueso de estos profesionales son agencias de marketing o de comunicación, inversores de criptomonedas y creadores de contenido, quienes solo necesitan estar conectados a internet para poder trabajar.
Para lograr el posicionamiento y atraerlos es fundamental la tecnología y garantizarles que pueden ejercer sus labores con una excelente conexión a internet en cualquier punto del país, lo que supone un reto importante cuando aún la mitad del territorio está desconectado y aún estamos en pruebas para la introducción y despliegue de la tecnología 5G.
Abrir las puertas de manera legal no debe ser algo improvisado, se necesita de una gran estrategia que involucre al gobierno nacional, a los locales, a la empresa privada y a las comunidades, ya que de hacerlo bien se aumentaría el ingreso de divisas y se fortalecería la industria turística.
María Claudia Lacouture
Directora de AmCham Colombia
@mclacouture