Con agua se sigue apalancando el expansionismo

Relevantes obras ha ejecutado en los últimos años la empresa Aguas de Cartagena, para despejarle el camino al expansionismo urbano y voraz que marca los ritmos de vida en esta capital, especialmente en la Zona Norte.

Hacia ese horizonte despunta una ciudad nueva y diferente que se cuaja a gran escala, con lo necesario en infraestructura moderna para que los nuevos residentes tengan todo cerca, y el vital servicio domiciliario de agua hoy lo permite.

Para lograr ese ordenado agrupamiento urbano, Aguas de Cartagena (Acuacar) puso en funcionamiento en el año 2015, el estratégico proyecto denominado Conducción a Zona de Expansión, con el propósito de extender la cobertura del servicio de acueducto hacia ese horizonte, y habilitar más suelo para la construcción de viviendas en el Distrito, en este caso en el norte.
La ejecución consistió en la instalación de 11,5 kilómetros de tubería en GRP, de 800 y 700 milímetros de diámetro, desde el populoso barrio oriental de El Pozón hasta la Zona Norte.

El GRP es un material liviano de poliéster (plástico sintético) reforzado con fibra de vidrio, ideal para la conducción de cualquier tipo de agua y químicos, por su alta resistencia a la corrosión.

Ya las obras están realizadas en el área planeada, demandaron una inversión de aproximadamente $15.000 millones, y permiten atender el sostenido crecimiento urbano que se está experimentando en la zona en materia de vivienda, salud, comercial e institucional, explica Acuacar.

“Estas obras fueron financiadas con recursos de Aguas de Cartagena”, indica la compañía.

*FACTIBILIDAD EN SERVICIOS*

Aguas de Cartagena continúa en la sustancial tarea de mantener un alto nivel de factibilidad de sus servicios, frente al futuro expansionismo de esta capital en sus distintos polos de desarrollo, indica la gerente de la compañía, Jesús García.

“Para atender las necesidades de suministro de agua potable a los nuevos y futuros desarrollos de la ciudad, Aguas de Cartagena está ejecutando un nuevo Plan Maestro de Acueducto, en el que se invertirán alrededor de $250 mil millones”, y que contempla, entre otras obras, la construcción de la Planta de Tratamiento de Agua Potable ‘El Cerro’, para llevar el líquido al sur de Cartagena (Pasacaballos, Barú y Zona Industrial, entre otros), mientras que la existente y gran Planta del Paraguay se ocupará de abastecer al Centro y la Zona Norte de la ciudad.

Además del agua, también están en operación los servicios de gas e Internet, que ya soportan mayor crecimiento urbanístico.

Respecto al gas, un urbanizador de ese cinturón territorial considera esencial que la compañía que lo suministra, Surtigás, brinde todas las facilidades logísticas y de infraestructura, para ampliar mucho más su cobertura.

Observan quienes impulsan el crecimiento de toda esa zona del Anillo Vial, que “para que fluya mucho más el desarrollo, es necesario hacer ajustes al Plan de Ordenamiento Territorial (POT), de manera que permita mayor edificabilidad para rebajar costos urbanísticos, lo que generaría precios mucho más bajos y un mercado mucho mayor”.