Una empresa joven con grandes proyecciones

Profesión: Ingeniero Industrial, Especialista en Finanzas.

Cualidad: Analítico.

Pasatiempo: ciclismo y caballos.
Libro para recomendar: Make Today Count, de John C. Maxwell.
Deporte predilecto: fútbol y ciclismo.
Personaje histórico: En general, los grandes inventores.

Manera de comenzar el día: practicando deporte.
Plan para el domingo: Disfrutar con la familia.

De pequeño quería ser: futbolista.

Okianus Terminals inicia operación en mayo de 2016 con una primera exportación de Aceite Crudo de Palma, y desde principios de 2017, se convierte en el único terminal privado de uso público en Colombia, con facilidades para la importación de Gas Licuado de Petróleo (GLP). Cuenta con infraestructura especializada y un personal altamente capacitado en el manejo seguro del producto. Sergio Corena, Gerente General, se refiere a cada uno de los servicios que ofrecen y a su labor como líder de la empresa.

Dada la situación del mercado de hoy, ¿cómo ve la evolución para los próximos años de Okianus Terminals?

Vemos muchas oportunidades en el corto, mediano y largo plazo. Hasta el momento, Okianus se ha consolidado en operaciones de importación y exportación de aceites vegetales y Gas Licuado de Petróleo (GLP). Sin embargo, tenemos identificados diferentes sectores que pueden verse altamente beneficiados por las ventajas competitivas que ofrece nuestro terminal. Es así como seguimos desarrollando nuevos proyectos para consolidarnos como uno de los principales puertos especializados en graneles líquidos en Colombia.

¿Qué necesidades atendía cuando entró en operaciones y qué servicios presta hoy?

Empezó con servicios portuarios y de atención a motonaves para descargue, cargue y trasiego de líquidos a granel. Iniciamos con aceites vegetales y derivados; hoy en día manejamos también Gas Licuado de Petróleo (GLP), brindando así facilidad a los principales comercializadores del país para suplir el déficit actual del mercado nacional.

¿Cómo van las operaciones respecto al volumen movilizado por el puerto en 2019?

Vamos muy bien. En el 2016, cuando iniciamos operaciones, movilizamos alrededor de 85,000 toneladas; en 2017, movilizamos 200,000; en 2018, cerca de 220,000; y para este año, proyectamos alcanzar las 240,000. Esto da cuenta del compromiso y las ventajas competitivas que ofrece la compañía a sus clientes.

¿Cuál es el mayor desafío que ha enfrentado la compañía?

Hasta este momento, el nacimiento de la compañía en un mercado cambiante. Se trata de una empresa muy joven, lo que ha significado un gran reto y demanda mucho esfuerzo. Sin embargo, hemos ido cumpliendo las metas a corto y mediano plazo, ofreciendo a nuestros clientes, más que los servicios de un proveedor, el acompañamiento incondicional de un socio estratégico.

¿Qué lo hace sentir orgulloso de la empresa que lidera?

equipo de trabajo y los resultados que hemos obtenido en esta primera etapa. Pero sobre todo, la convicción que tenemos sobre el potencial de nuestro terminal, por las excelentes condiciones que podemos ofrecer a nuestros clientes actuales y futuros, con servicios altamente competitivos. Contamos con una ubicación privilegiada en el sector de Mamonal, contiguo a la nueva refinería de Cartagena, con acceso directo a la bahía. Una posición operativa para la atención de buques con calado superior a los 10 metros, y la posibilidad de desarrollar una segunda posición de atraque para la atención de buques con mayor calado y capacidad de cargue; y como complemento, área bajo régimen franco para el desarrollo de nueva infraestructura o plantas industrias que puedan beneficiarse de todas estas bondades. Todo lo anterior me llena de orgullo.

¿Qué aspectos del trabajo le han dado mayor satisfacción personal?

Dos aspectos fundamentales a rescatar: 1. El desarrollo que hemos tenido para nuestro cliente comercializador de palma, donde comenzamos de cero y hoy nos sentimos un aliado en su proceso de consolidación. 2. Haber logrado que Okianus haya sido parte de la solución al gran problema de desabastecimiento nacional de GLP que ha tenido Colombia desde 2016. Hoy en día se han importado más de 100,000 tons de GLP por Okianus, cifra que equivale aproximadamente al 17% del consumo del país anualmente.