Bioseguridad en las empresas: vuelta al trabajo y activación económica

30 de abril de 2020 01:38 PM
Bioseguridad en las empresas: vuelta al trabajo y activación económica
Los guantes son recomendados para actividades de aseo o manipulación de residuos.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La palabra bioseguridad se aplicaba, hasta hace poco, en contextos de investigaciones científicas y trabajos docentes, específicamente como parte de una serie de medidas que contribuyen a la prevención de riesgos o infecciones que se puedan derivar de la exposición a agentes biológicos, químicos o físicos que puedan contener un potencial riesgo de infección.

Era algo de lo que solo se tenían que preocupar trabajadores de avanzados laboratorios médicos, pero que ahora, gracias a la pandemia por el coronavirus COVID-19, se han convertido en protocolos que todos los ciudadanos tenemos que seguir para evitar contagiarnos, tanto en los lugares de trabajo, medios de transporte y, especialmente, al llegar a nuestras casas.

Sin que se hubieran oficializado todas las normas de bioseguridad que se empezaron a exigir el pasado 27 de abril a los sectores de la construcción y las manufacturas, ya varios segmentos de la economía tenían que trabajar implementando estrictas medidas sanitarias al interior de sus procesos productivos, empresas del sector de carga, grandes superficies, centrales de abastos, entidades bancarias, cocinas de restaurantes y la logística de los servicios a domicilio. Pero, ¿qué se necesita para crear un ambiente bioseguro en las empresas? A continuación les dejamos las pautas que exige la ley, sin olvidar que lavarnos las manos con agua y jabón, máximo cada 3 horas, es la herramienta más poderosa conocida hasta el momento. Un protocolo general de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo para prevenir el contagio por COVID-19, fue emitido por el Ministerio de Salud y Protección Social a través de la Resolución 666 para que sea adaptado por cada sector a fin de proteger a sus trabajadores durante esta contingencia. Estas son las responsabilidades establecidas para que cada uno de los miembros del sector productivo ofrezcan entornos de trabajo seguros y libres de convertirse en focos de infección:

OBLIGACIONES DEL EMPLEADOR

Capacitar a sus trabajadores y contratistas vinculados mediante contrato de prestación de servicios o de obra sobre las medidas indicadas en este protocolo.

Adoptar medidas de control administrativo para la reducción de la exposición, tales como la flexibilización de turnos y horarios de trabajo, así como el propiciamiento del trabajo remoto o trabajo en casa.

Reportar a la EPS y a la ARL correspondientes los casos sospechosos y confirmados de COVID-19.

Incorporar en los canales oficiales de comunicación y puntos de atención información clara sobre la enfermedad.

Apoyarse en la ARL en materia de identificación, valoración del riesgo y, en conjunto con las EPS, en lo relacionado con las actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Proveer a los empleados los elementos de protección personal que deban utilizarse para el cumplimiento de las actividades laborales que desarrolle para el empleador (tapabocas, gel antibacterial, entre otros).

Promover el uso de la aplicación CoronApp para registrar en ella el estado de salud de los trabajadores.

Responsabilidades del trabajador, contratista, cooperado o afiliado partícipe

Cumplir los protocolos de bioseguridad adoptados y adaptados por el empleador o contratante durante el tiempo que permanezca en las instalaciones de su empresa o lugar de trabajo y en el ejercicio de las labores que ésta le designe.

Reportar al empleador o contratante cualquier caso de contagio que se llegase a presentar en su lugar de trabajo o en su hogar. Esto con el fin que se adopten las medidas correspondientes.

Adoptar las medidas de cuidado de su salud y reportar al empleador o contratante las alteraciones de su estado de salud, especialmente relacionados con síntomas de enfermedad respiratoria. Reportar también en CoronApp.

Además de las medidas de uso adecuado de tapabocas, lavado de manos y distanciamiento físico, y teniendo en cuenta los mecanismos de diseminación del virus (gotas y contacto), el protocolo determina que se deben fortalecer los procesos de limpieza y desinfección de elementos e insumos de uso habitual, superficies y equipos de uso frecuente. Por su parte, el manejo de residuos producto de la actividad o sector, debe someterse a un uso adecuado de Elementos de Protección Personal-EPP, al tiempo que se debe optimizar la ventilación del lugar y supervisar el estricto cumplimiento de las condiciones higiénicas y sanitarias.

Uso de guantes

El uso de guantes es recomendado si se van a realizar actividades de aseo o si se van a manipular elementos como residuos. Para las demás actividades, los lineamientos establecidos por Minsalud determinan el lavado de manos con agua, jabón y secarse con toallas desechables.

Adicional a estos temas, el protocolo establece lineamientos para el manejo de residuos, interacción en los momentos de alimentación, trabajo en casa, interacción con terceros, desinfección, desplazamientos, entre otros. Todos de cumplimiento inmediato y por el tiempo que dure la emergencia sanitaria en el país.

No es tan complicado implementar ni mucho menos cumplir los protocolos de protección. Muchas de las medidas son normas que se deberían aplicar incluso en tiempos libres de coronavirus, en especial las concernientes al lavado de manos y a la forma como nos debemos cubrir el rostro cuando estornudamos. Recuerden que si pueden salir a trabajar es necesario seguir las reglas sanitarias, para así proteger a quienes son más vulnerables y deben permanecer en casa. No le demos ventaja al COVID-19 para que ingrese en nuestros cuerpos, tan solo es necesario acostumbrarnos a seguir tanto las normas de higiene como las de distanciamiento social si queremos sobrevivir.

No haga grandes inversiones

Son momentos de recesión en los que no hay mucho dinero disponible para invertir. Y sin decir que hay que escatimar en gastos en lo concerniente a la salud y a la seguridad de todos, no es necesario invertir en elementos costosos cuando la mejor defensa continúa siendo un buen lavado de manos. En este caso tomamos como ejemplo a las unidades de desinfección que vienen siendo ofrecidas en los últimos días; no porque su intención sea mala, por el contrario, son un producto del ingenio industrial nacional, pero desafortunadamente, ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconocen que éstas sean efectivas para eliminar restos del coronavirus. Es imperativo ser estrictos en el cumplimento de las medidas y, aunque las autoridades van a estar haciendo visitas de control para asegurarse de que el protocolos se cumple, es importante ser conscientes de que no necesitamos de un “policía” para cumplir las medidas que nos mantienen a todos seguros

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Aquí estamos Cartagena

DE INTERÉS