¿Cómo redinamizar la economía de Bolívar?

¿Cómo redinamizar la economía de Bolívar?
41,2% del empleo formal en Cartagena se concentra en actividades como comercio, hoteles y restaurantes; y construcción, aportando más de 178 mil empleos.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

El Universal

Aunque las cifras de muertes del coronavirus en Cartagena de Indias están muy lejos de parecerse a las que dejó el Sitio de Morillo en los años 1800 o las del ‘cólera morbo’ de 1849, algunas cosas en común han tenido estos ataques y pestes sobre esta ciudad.

Los tres episodios impactaron la economía de la ciudad; dos de ellas mermaron severamente la población y curiosamente el origen de dos de estos se atribuyen al continente asiático.

Ya en la época del “Pacificador” Pablo Morillo, Cartagena era un próspero puerto marítimo, un referente comercial en las Américas, razón por la cual su sitio, atribuido a este militar y navegante español, dejó huella en la economía de la ciudad y también diezmó la población que sufrió el rigor del hambre y las pestes.

A mediados de 1849, el ‘cólera morbo’, que se cree llegó a este puerto desde el continente asiático, del mismo territorio donde surgió el COVID-19, también dejó una estela de muerte y hambre sobre la ciudad. Repasando la “Breve Historia de Cartagena”, el libro del historiador Eduardo Lemaitre, se concluye que el cólera dejó no menos de 4 mil muertes en la ciudad, la tercera parte de su población en ese entonces. El coronavirus aún no sobrepasaba las 20 muertes en esta capital cuando elaborábamos esta nota, pero su efecto sobre la economía de la ciudad, sometida a más de un mes de cuarentena obligatoria, deja cifras insospechadas y aún sin cuantificar.

Esos episodios nefastos para la vida económica y social de la ciudad, nos dejan una conclusión: Cartagena siempre resurge después de los episodios más duros de su historia.

El coronavirus o COVID-19 deja huellas sobre la ciudad y para conocer cómo sobreponernos y resurgir de las impactos de su paso contagioso y letal, consultamos a dirigentes gremiales, centros de pensamientos y voceros empresariales sobre cómo redinamizar esta economía que en solo un poco más de 30 días ya perdió el dinamismo que era evidente en varios de sus sectores.

El empresario y dirigente gremial Rafael Simón del Castillo nos recuerda que “Cartagena tiene cinco frentes que mueven su economía: turístico, logístico y portuario, industrial, construcción; comercio y servicios”. Curiosamente, buena parte de esos sectores son los más impactados con la emergencia sanitaria, salvo excepciones menores o impactos indirectos, en los sectores logístico y portuario; y la industria.

Es claro que tenemos una economía un poco diversificada o al menos no monodependiente, pero no es menos cierto que esta es también una economía cuyos empleos, en más del 50% son informales, donde los llamados ‘trabajadores por cuenta propia’, que dependen del día a día, del clásico rebusque, por lo que una cuarentena prolongada los hace más vulnerables, insostenibles.

En estas circunstancias la salud es lo primero y en eso coinciden todos, pero hay que restablecer la productividad. Cómo lograrlo, cuál es la estrategia. Esto respondieron algunos analistas a dos interrogantes puntuales: ¿Qué requiere Cartagena y Bolívar para redinamizar su economía? y ¿Qué sectores de la economía podrían contribuir con una rápida recuperación de la dinámica productiva de la ciudad? :

Verónica Monterrosa, Directora Ejecutiva del Consejo Gremial de Bolívar (CGB).

“La reactivación de la economía en Cartagena y Bolívar implica un gigantesco desafío para empresarios de diferentes sectores; en especial del turismo, que genera el 30% de empleos en la ciudad y que en la actualidad tiene el 89% sus hoteles cerrados, cancelación de reservas de hospedaje y planes turísticos en agencias por lo que resta de la actual vigencia; con fecha de apertura indefinida del 60% y 100%; respectivamente.

Conocedores de que en medio de la crisis tenemos una responsabilidad tripartita: Gobierno, Empresarios y Trabajadores, el establecimiento de alivios tributarios, de flexibilización laboral y de las condiciones de acceso a la banca, permitirían a los empresarios garantizar el empleo de cientos de colaboradores y sustento de sus familias, innovar en sus modelos de negocios, promover la inversión y reactivar rápidamente la economía en el territorio; si además las estrategias se focalizan

en: la reactivación paulatina y ordenada del comercio y la construcción entre otros; el fortalecimiento de los sectores petroquímico-plástico, agroindustria, logística, astilleros, metalmecánico; la potencialización de los sectores como energías renovables, servicios tecnológicos, e-commerce, salud, biotecnología, e innovación del turismo.

Los sectores que a juicio del CGB pueden contribuir a una gradual reactivación de la economía son:

Construcción, que esperaba reiniciar su operación el 27 de abril y el comercio, que debería adicionarse en algunos subsectores.

También menciona la ejecución de las grandes obras de infraestructura en el territorio. “Es el momento propicio para el inicio de la Protección Costera en Cartagena, para avanzar en el Plan

Maestro de Drenajes Pluviales; continuar la gestión de los proyectos de restauración del Canal del

Dique y Vía Perimetral; apostando a la conclusión de las obras viales y con esto, a la generación de un mayor número de empleos y cadena de valor del sector”.

Juan Pablo Vélez, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC)

“Para redinamizar la economía de Cartagena y Bolívar se requieren grandes esfuerzos desde lo público y privado para desarrollar un entorno que permita la sofisticación y potencialización de nuestro aparato productivo, reconociendo y priorizando acciones transversales y sectoriales de corto, mediano y largo plazo. Es por esto aplaudimos el Plan de Reactivación Económica y Social de la ciudad, liderado por la Alcaldía de Cartagena, a través de la Gerencia de Ciudad y donde la Cámara de Comercio de Cartagena ejerce la Secretaría Técnica.

Por una parte, habrá oportunidades para reconvertir diferentes actividades industriales para producir bienes y servicios altamente demandados durante la crisis. Así mismo, las condiciones macroeconómicas del país nos exigen analizar que insumos y bienes finales tienen potencial de ser sustituidos por la industria doméstica, aprovechando los encadenamientos productivos locales. Relacionado a esto, es importante diversificar nuestra canasta exportadora, la cual tiene un peso importante de la industria de hidrocarburo, hoy fuertemente afectada por los choques externos.

La reactivación económica para los próximos meses deberá apalancarse por actividades económicas que sean jalonadoras de empleos y valor agregado y que a la vez tengan un riesgo bajo de propagación. Hay sectores identificados como esenciales en esta coyuntura la salud: la seguridad, las telecomunicaciones y servicios públicos, los cuales deberán seguir operando de manera óptima. Otros sectores como la Industria manufacturera, transporte de mercancías y almacenamiento, y construcción que deben arrancar prontamente en condiciones apropiadas de bioseguridad, en la misma línea del Gobierno nacional en su reciente decisión. El comercio deberá adaptarse a los protocolos de bioseguridad dictados, innovando hacia la comercialización de sus bienes vía domicilios y transformándose hacia el e-commerce. Esto es fundamental, ya que es un sector con una relevancia importante en nuestra economía en aporte al empleo”.

Paola Mercado Afanador, Directora Ejecutiva del Centro de Pensamiento Cartagena de Indias y Bolívar (CPCB)

Lo primero es el diseño de un plan integral para salir de la emergencia sanitaria y reactivar la economía conforme a las 4 fases que plantea la pandemia. Se debe aunar esfuerzos y capacidades institucionales para plantear reformas en las políticas públicas para que estas respondan a los nuevos retos relacionados con la reactivación económica de los sectores productivos, de igual forma divulgar y socializar estas medidas en los estamentos de gobierno, academia, gremios y sociedad civil.

Teniendo en cuenta la vocación del turismo en la ciudad, y que este sector es uno de los sectores que estará altamente afectado y contraído, requerirá replantear medidas que en este caso motiven a la reactivación de la demanda interna. Así como un paquete de medidas económicas para ayudar a ese ciclo de vida de las empresas del turismo.

Para el CPCB, y tomando como referencia las experiencias de otros países que ya empiezan a reactivar sus economías, los sectores que contribuirán a esa dinamización económica son aquellos que resuelvan las necesidades básicas y de producción de bioseguridad, entre ellas la realización de tapabocas, guantes, material sanitario, entre otros. Así mismo sectores dedicados a la proveeduría o abastecimiento de alimentos, sobretodo que resuelvan los problemas de seguridad alimentaria., al igual que sectores asociados a las tecnologías de la información y comunicación. Las actividades en sectores estratégicos como construcción, obras, industria y agricultura, continuando con medidas especiales de seguridad, son viables en la primera fase. Igualmente la reapertura de los pequeños comercios (autopartes y materiales de construcción), pero con limitaciones de clientes

PAQUETE DE MEDIDAS

Desde el Consejo Gremial de Bolívar se propone un paquete de medidas que se resumen así:

1. En materia de Servicios Públicos: establecer alternativas de cobro sobre la lectura real de consumo y no valor promedio. Si no es posible realizar la lectura actualizada del consumo, facturar sobre el 30% del valor promedio de consumo. Flexibilización en el pago para empresas y hogares.

2. Alivios Financieros: créditos (unificar las condiciones de acceso y otorgamiento de créditos empresariales), flexibilización y/o ajustes de las garantías exigidas a Mipymes, garantizar la financiación ofrecida para los diferentes sectores a través de Bancóldex y ampliarla a diferentes sectores, ampliación del plazo para cancelación de créditos empresariales, otorgamiento de subsidios para reactivación de empresas, crear un fondo de contingencia para empresas turísticas, entre otras alternativas.

3. Ajustes Tributarios: ampliar los plazos de presentación y pago de todos los impuestos nacionales por un término de 90 días, conceder a los distribuidores minoristas un plazo de 90 días para el pago de la sobretasa y el impuesto nacional, por las compras de combustibles realizadas entre marzo y diciembre de 2020. Expedir el decreto según el cual se exonere del pago de Sobretasa de Energía al sector de alojamientos y hospedaje, puntualmente para hoteles y apartahoteles que cumplan con sus obligaciones parafiscales. Exención de IVA en gastos administrativos para las empresas de todos los sectores, durante la coyuntura, especialmente, el generado por concepto de arriendos y servicios de hospedaje y turísticos. Eliminar IVA en arriendos pagados por empresas prestadoras de salud, agilizar procesos de devolución de IVA a proyectos VIS / VIP, entre otras medidas.

4. Ajustes en materia laboral: permitir la suspensión del Contrato de Trabajo, eliminar los requisitos para la suspensión de actividades hasta por 120 días, suspender el pago a las Cajas de Compensación Familiar y SENA durante el término de la calamidad pública, suprimir permisos y pagos de horas extras, convocar a las organizaciones sindicales para revisión de las convenciones colectivas, entre otras medidas.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Aquí estamos Cartagena

DE INTERÉS