No le demos ventaja al COVID-19

No olvidemos el distanciamiento social, el uso de tapabocas y guantes, así como lavarnos las manos a toda hora. Extrememos los cuidados y recordemos que estamos juntos en esto, y solo lo superamos juntos.

MILENA CONRADO BARRIOS

30 de abril de 2020 01:18 PM

Es comprensible que todos deseemos retomar nuestras vidas cotidianas, especialmente porque también está en juego nuestra subsistencia. Es lo que queremos, pero la Organización Mundial de la Salud, OMS, asegura que el mundo no volverá, ni puede volver, a la situación anterior. Debe haber una «nueva normalidad»: un mundo más saludable, más seguro y mejor preparado”.

A juicio de Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, las mismas medidas de salud pública que se vienen propugnando desde el comienzo deben seguir siendo el eje central de la respuesta en todos los países: detectar todos los casos, aislarlos, hacer pruebas y tratarlos a todos. También deben rastrear y poner en cuarentena a todos los contactos, así como informar, involucrar y ayudar a la población. “En los países que no se apliquen esas seis medidas fundamentales o no lo hagan constantemente se producirán más casos y se perderán más vidas”.

Hay que aclarar que lo que recomienda la OMS no es hacer pruebas a toda la población, sino detectar todos los casos sospechosos y hacerles pruebas a todos ellos.

El Director de la OMS resalta que en algunos países que se vieron afectados en los comienzos de la pandemia se está empezando a producir un rebrote de casos. “Tengámoslo claro: nos queda un largo camino por delante. Este virus estará con nosotros durante mucho tiempo”.

Todo indica que la pandemia se prolongará por muchos meses, y más si no existe una vacuna o un tratamiento específico. Ante tal situación, el correcto lavado de manos, el uso adecuado del tapabocas, un menor contacto físico, mayor higiene personal y de superficies, así como los aislamientos preventivos, son medidas que se deben mantener hasta que baje el riesgo de transmisión y hasta tomarlas por costumbre.

De esta forma, cuidaremos nuestra salud y la de las personas que nos cruzamos en la calle, en la casa y en el trabajo.

El 27 de abril de 2020 se implementó la extensión de la cuarentena obligatoria en toda Colombia hasta el 11 de mayo. En Cartagena, el nuevo decreto establece que podrán salir hasta cinco dígitos de la cédula por día y, además, habrá tres días en los que se decretó toque de queda general en la ciudad -1, 3 y 10 de mayo-, los cuales han sido llamados “de no pendejear”, y en los que no puede salir nadie, salvo algunas excepciones como personal de salud, construcción, manufactura, medios de comunicación, vigilancia, servicios públicos, entre otros.

Es incuestionable que las órdenes de aislamiento y otras medidas de distanciamiento físico o social han frenado con éxito la transmisión en muchos países. Pero este virus sigue siendo extremadamente peligroso y la mayoría de la población mundial sigue siendo susceptible.

Fuente. OMS

Bioseguros a toda hora

No es necesario estar en la empresa para tener un espacio bioseguro. Es importante seguir estas medidas especialmente en casa, para así proteger a los que más queremos. Por ello, compartimos también estas reglas de desinfección para cuando lleguemos a nuestro hogar.

-Establecer un área donde podamos cambiarnos el calzado y la ropa que traemos de la calle, así como para dejar nuestros bolsos o maletas. -Tener un envase con una mezcla de agua e hipoclor para limpiar estos objetos (entre 4 y 8 ml por litro de agua).

-Limpiar el celular, llaves y demás elementos de uso constante con la mezcla mencionada o con alcohol).

-Bote el tapabocas, si es desechable, o póngalo en una bolsa o con el resto de la ropa para lavar. . Deseche los guantes y empaques adquiridos fuera de la casa.

-Ya con ropa y calzado exclusivo para el interior de la casa, lavarnos inmediatamente las manos con suficiente jabón y secarnos con toallas de papel. Si lo prefiere puede bañarse el cuerpo también.

-No olvide hacer limpieza constante de las superficies, los objetos que utiliza, las paredes, el piso, los baños y ambiente en general con la mezcla de agua y lejía.

No es tan complicado implementar ni mucho menos cumplir los protocolos de protección. Muchas de las medidas son normas que se deberían aplicar incluso en tiempos libres de coronavirus, en especial las concernientes al lavado de manos y a la forma como nos debemos cubrir el rostro cuando estornudamos. Recuerden que si pueden salir a trabajar es necesario seguir las reglas sanitarias, para así proteger a quienes son más vulnerables y deben permanecer en casa. No le demos ventaja al COVID-19 para que ingrese en nuestros cuerpos, tan solo es necesario acostumbrarnos a seguir tanto las normas de higiene como las de distanciamiento social si queremos sobrevivir. Y, si hablamos de capacidad de adaptación y resiliencia, los seres humanos somos extremadamente hábiles para reinventarnos y salir adelante.