Solidaridad en tiempos de pandemia, la mejor medicina para el alma

30 de abril de 2020 02:58 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ser solidario es la manera de ayudar sin recibir nada a cambio. En este mundo en donde abunda la desigualdad lo mejor es anteponer la necesidad de los demás sobre la de nosotros. Ser solidarios es la capacidad de generar una transformación ante las injusticias sociales. No es solo aportar dinero, es reconocer las necesidades de los demás”. Así es como Roos Morales, creador de la Fundación Sonrisas de León, define la solidaridad, ese valor humano que por excelencia debemos tener todos los seres humanos, el cual se define como una colaboración mutua entre personas en tiempos difíciles. Y es justamente esa solidaridad o equidad, como también se le puede decir, lo que más se ha visto reflejado en la ciudad y sus corregimientos, durante esta época de confinamiento obligatorio en el que estamos inmersos, debido a la emergencia sanitaria en la que vivimos por la expansión del coronavirus. Desde el 24 de marzo, cuando se decretó el aislamiento social preventivo, donde quedaba prohibido que las personas salieran de sus casas, con algunas excepciones, muchos recordaron que en Cartagena la mitad de la población, o un poco más, trabajan del día a día, por lo que si no podían salir de sus hogares, ¿cómo iban a hacer para conseguir el alimento para sus familias?.

LAS AYUDAS

Fue justo en ese momento cuando empresas, organizaciones sociales, fundaciones y personas del común decidieron unirse para de manera solidaria llevar a los más necesitados mercados con alimentos perecederos y no perecederos, con los cuales pueden subsistir durante una o dos semanas. Practicar la solidaridad no solo nos ayuda a ser justos con las demás personas y equitativos, sino que nos hace crecer como humanos y nos alimenta el alma, puesto que hacer un buen acto de colaboración o caridad se convierta en un privilegio para esas personas que no tienen nada. “Poder recolectar dinero que después de convierten en mercados para los más necesitados, quienes nos agradecen con una gran sonrisa, es la medicina que necesitamos y lo que nos hace creer en el otro.

Ayudar de manera desinteresada y solidaria es lo que esta ciudad necesita, más en esta época de pandemia”, dijo un ciudadano que día a día se levanta con la fe puesta en poder ayudar a los demás, donde el reconocimiento es para aquellas personas que reciben esa ayuda y no hacia él. Ante esto Roos asegura que “lo más gratificante y satisfactorio de ayudar al otro es ver su alegría, saber que cuando se aporta algo y se hace de corazón y con amor, es una experiencia positiva para la humanidad”. Ser solidario con el otro es una manera de dejar la huella imborrable en la humanidad, por esto, extiéndale su mano amiga a todo aquel que lo necesite, ya sea con algunos alimentos o un mercado completo. En Cartagena hay muchas empresas, fundaciones y personas del común que están recibiendo aportes para poder llevar alimentos a estas personas vulnerables. “Ayudar a los más necesitados, en mi caso, le ha dado sentido a mi vida”, finaliza diciendo Roos, quien lleva más de dos años preparando comidas a niños del sector Isla de León en El Pozón.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Aquí estamos Cartagena

DE INTERÉS