Construcción


Mesada a cambio de su vivienda: así funciona la renta vitalicia inmobiliaria

Este producto financiero está diseñado para entregar liquidez a los adultos mayores. Conozca las condiciones que estableció el Gobierno.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

23 de septiembre de 2021 12:00 AM

Una casa heredada o fruto de los años arduos de trabajo es todo lo que tienen miles de adultos mayores en el país, quienes frente a los embates de la edad buscan la forma de obtener un ingreso fijo que les permita tener un retiro digno.

“7 de cada 10 colombianos mayores de 60 años son propietarios de una vivienda, mientras que solo 3 de cada 10 tienen una pensión, y el 80% de ellos devengan entre uno y dos salarios mínimos. Muchos adultos mayores cuentan con activos, pero no con ingresos suficientes para llevar una vida digna”, indica en una publicación Mario Fernando Cruz, director Cámaras de Seguridad Social y Vida de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda). Le puede interesar: Gobierno reglamentó la renta vitalicia inmobiliaria.

Debido a esta situación, agravada por las adversidades que impuso la pandemia especialmente en la población mayor, el Gobierno anunció el año pasado el lanzamiento de la renta vitalicia inmobiliaria, un mecanismo similar a la hipoteca inversa que permite a los adultos mayores de 65 años acceder a un ingreso fijo mensual a cambio de entregar la titularidad del bien a la entidad financiadora, pero con la ventaja de seguir disfrutándolo hasta que fallezcan.

Aunque resulta una herramienta atractiva que han implementado países como España, Francia, México e Inglaterra, surgen dudas de cómo funciona y cómo se accede a esta, con las particularidades de cada caso. Para despejar los interrogantes más frecuentes, El Universal hace un recuento por los puntos clave de la renta vitalicia inmobiliaria, que reglamentó el Gobierno en el Decreto 1398 de 2020.

¿Un préstamo o un seguro?

Hablar de hipoteca o de renta tienden a confundir sobre el tipo de producto que solicitarían los interesados en recibir el ingreso fijo mensual a cambio de entregar la posesión de su vivienda. Pues bien, las rentas vitalicias inmobiliarias en Colombia se obtienen a través de un seguro, ya que son las aseguradoras las autorizadas para ofrecerlas. Puede leer: El seguro de vivienda: una protección asequible y necesaria.

¿Cómo funciona?

El tomador de seguro recibirá una renta periódica de acuerdo con el avalúo del inmueble hasta que fallezca y la aseguradora tome posesión del mismo. Mientras esto ocurre, podrá vivir en el sitio y por su cuenta correrán gastos como los servicios público; el pago de impuestos estará a cargo de la aseguradora. En este punto, el actuar es similar al de las parte de un contrato de arriendo.

Las condiciones

Aunque el decreto no estipula una edad específica a partir de la cual se pueda acceder a este producto financiero, las condiciones bajo los que esta se expide indica que el público objetivo son los adultos mayores y por asuntos de rentabilidad para las compañías aseguradoras (que tomarán posesión solo cuando el último de los beneficiarios fallezca) se entienden que los beneficiarios también tendrán que ser mayores de 65 años.

El tomador de seguro recibirá una renta periódica de acuerdo con el avalúo del inmueble hasta que fallezca y la aseguradora tome posesión del mismo.

Dos opciones disponibles

La norma establece dos modalidades de renta vitalicia inmobiliaria: inmediata y diferida. A través de la primera, el tomador comienza a recibir la renta mensual al contratar el seguro; en la segunda, se acuerda un pago periódico en un tiempo determinado y luego de que se cumpla, la aseguradora iniciará los pagos de la renta vitalicia.

¿Se puede arrepentir?

Sí. La ley permite que se retracte de este seguro, siempre y cuando el tomador devuelva las rentas pagadas, así como los otros rubros que asumió la aseguradora (por ejemplo, los impuestos), además de los gastos para transferir la vivienda a título propio.

Si está pagando la casa ¿aplica?

Si el inmueble es prenda de garantía en un crédito hipotecario o si está embargado, no puede transferir la titularidad de este a ningún tercero, por lo que no aplicaría como vivienda válida para la renta vitalicia inmobiliaria.

¿Y si ya tiene pensión?

El seguro para acceder a la renta vitalicia inmobiliaria no hace parte del sistema pensional del país, por tanto no está condicionado por este. Es voluntario y cada aseguradora determinará los criterios que tendrá en cuenta para concederlo, basada en la reglamentación del Gobierno.

¿Dónde contratar el seguro?

A pesar de que la regulación se emitió desde el año pasado, en una revisión hecha por El Universal, en las páginas web de las aseguradoras más reconocidas del país, se evidenció que este producto aún no está incluido en sus portafolios de servicios.

Fasecolda recogió observaciones de las aseguradoras sobre escenarios probables de la renta vitalicia inmobiliaria, que la norma no considera, como: el posible desinterés de los rentistas en el mantenimiento del inmueble que puede desencadenar el devalúo de este; el cambio de la actividad de la vivienda (por ejemplo de residencial a comercial) lo que también la deterioraría; el uso de la misma para ilícitos que ocasione la extinción de dominio; y la extralongevidad del tomador del seguro que provocaría un pago mayor al costo comercial de la vivienda.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS