Construcción


¿Quiere remodelar su casa durante la pandemia? Sí es posible

Si tiene en mente realizar alguna modificación en su hogar, no debe tomar el tema a la ligera, teniendo en cuenta la emergencia mundial por el COVID-19.

LIBIA PAOLA DOMÍNGUEZ GÓMEZ

16 de septiembre de 2020 12:00 AM

Es normal querer aprovechar el tiempo que ha permanecido en casa para hacer uno que otro arreglo, y por qué no, para hacer remodelaciones en su inmueble. Sin embargo, tenga en cuenta ciertas recomendaciones de expertos en el tema para llevar a cabo sus planes.

Según el Decreto 749 expedido el 28 de mayo de 2020 por el Gobierno nacional, desde el 1 de julio de 2020 se pudieron realizar obras de remodelación en inmuebles. Posterior a esta fecha, en la realización de las obras se deben cumplir con los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social para el control de la propagación del COVID-19, según la Resolución 898.

“El remodelar casas en tiempo de pandemia sí es posible, pero teniendo en cuenta la importancia de los cuidados que se deben tener, además ha sido una época de recesión, un tema neurálgico para todos los campos, sobre todo en el tema de la construcción.

Ante todo cuidarnos en la salud, sobre todo que en las empresas que somos de remodelación, diseño, construcción; veníamos a un ritmo acelerado en remodelaciones de edificios, apartamentos, casas, en hoteles y se detuvo”, sostiene Claudia Ramos Romero, arquitecta y diseñadora de interiores.

“En la etapa inicial, que es de diseño, no acarrea que debamos ir a la edificación. Ya cuando vamos a la obra, optamos por enviar solo las personas idóneas, por ejemplo en el caso de remodelación enviamos al maestro y dos ayudantes. Cuando estamos en tiempos normales son hasta 50, 40 personas ingresando a la edificación, remodelando. Ahora se sectoriza y se empieza por los preliminares, las instalaciones y así sucesivamente hasta llevar a cabo la ejecución de la obra hasta su final”, manifiesta la arquitecta Ramos.

Ramos Romero también explica que se debe sectorizar el grupo de trabajadores, por ejemplo el sistema eléctrico tiene su grupo de trabajadores, el sistema de obras civiles y acabado tiene su equipo. Por lo tanto se va ingresando a medida que va avanzando la obra con los respectivos protocolos de bioseguridad.

Protección de doble vía

Vale recordar que el sector de la construcción fue uno de los primeros en reiniciar debido a que estuvo entre los más afectados, al igual que la hotelería. (Lea aquí: En Bolívar avanza a buen ritmo la reactivación de la construcción)

Inicialmente el permiso fue para empresas constructoras con contratos con el Estado o que tenían infraestructura básica y vital para la pandemia o de infraestructura como puentes y carreteras, obras que no se podían detener.

“Posteriormente lo hicieron ya con las empresas de construcción que tenían obras avanzadas. Para esto, la empresa debía elaborar un protocolo de seguridad propio y continuar con la respectiva suscripción ante la Alcaldía local. Estas Alcaldías abrieron unas páginas de recepción de solicitudes donde se debía radicar la información como empresa, suscribir los protocolos de bioseguridad y a la vez enviarlo a la Secretaría de Salud del Distrito y ellos debían ser revisados y avalados. Que contuviera todo lo relacionado desde el Ministerio de Salud y de Vivienda”, dice por su parte Alicia Castellar Herrera, arquitecta restauradora.

Ambas profesionales concuerdan en que es de vital importancia respetar los protocolos de bioseguridad y aplicarlos en la obra. El control de este tema está a cargo de la persona al frente de la seguridad y salud en el trabajo. Comunicarles a todos los trabajadores y hacerles énfasis en que la autorregulación y el autocontrol es lo que nos puede prevenir realmente de contraer el COVID-19. (Lea aquí: Avanza reapertura de obras de construcción con protocolos de bioseguridad)

“Así se protegen los dueños del inmueble y nos protegemos nosotros a la vez, no estamos exentos de que se llegue a laborar en un espacio donde haya contaminación previa, que no seamos nosotros los que lleguemos a contaminar la casa en cuestión”, resalta la restauradora.

Castellar Herrera con preocupación manifiesta que sí se afectaron todas las obras a nivel nacional y mundial, que se detuvieron en algún momento esperando cuáles eran las normas para poder hacer una reactivación económica dentro de los parámetros de bioseguridad.

“Nosotros estuvimos detenidos casi por 2 o 3 meses. Eso te afecta los cronogramas de ejecución de una obra, afecta económicamente, le afecta a los obreros que la mayoría trabaja del día a día. Nadie estaba preparado para esto, ni el obrero, ni el empresario, ni el funcionario, nadie esperaba una pandemia y que demorara tanto tiempo. Gracias a Dios fuimos uno de los primeros sectores en reactivarnos pero sí estamos afectados”, puntualiza Castellar Herrera.

Así que si usted quiere hacer adecuaciones en su vivienda, hágalo, anímese, pero tanto las personas interesadas en realizar una remodelación, como las empresas y particulares encargados de prestar estos servicios deberán cumplir todas las directrices impuestas por el Gobierno nacional, las entidades territoriales y demás autoridades.