Construcción


Reactivar lanzamientos e inicios de obras, los retos de la construcción

Unas ‘reglas de juego’ claras y un POT actualizado impulsarían la construcción en Cartagena. Los subsidios del Gobierno han mejorado las cifras, pero no todas son positivas.

JULIANA DE ÁVILA ROMERO

20 de agosto de 2021 12:00 AM

Solo entre julio de 2020 y junio de 2021 se vendieron 9.815 unidades de vivienda en Cartagena, el nivel de ventas más alto en los últimos años, revelando un crecimiento del 99%, en comparación con el período anterior. Aunque estas cifras pueden generar la percepción general de un ambiente de prosperidad en el sector de la construcción, lo cierto es que este aumento se evidencia en gran parte gracias a los subsidios de vivienda del Gobierno nacional para Viviendas de Interés Social (VIS) y No VIS, y no representan el panorama completo del sector. Puede leer: La venta de vivienda en Bolívar creció 77,9%.

Sin duda, la pandemia ha afectado la construcción en Cartagena. “Al igual que en términos nacionales, en la ciudad este es uno de los sectores que más ha sufrido en la emergencia sanitaria, y a pesar de que la reactivación económica lo ha impactado positivamente al pasar de un decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de -14,6% a -6,1% comparando las cifras Dane del primer trimestre del 2020 al 2021, este sigue siendo un crecimiento negativo”, explicó Angélica Salas, gerente Camacol regional Bolívar.

El sector de la construcción es la cuarta actividad que más aporta al PIB de Bolívar, sin embargo la tendencia de esta participación es hacia la disminución. En el 2017 aportaba el 13,7% mientras que el año pasado se situó en 9,7%, “es decir, una disminución de 4 puntos porcentuales, y es de destacar que 2,2 puntos de esta caída corresponden al cambio de participación de 2019 versus 2020. En este mismo sentido, somos el segundo sector con mayor impacto negativo de la emergencia sanitaria, al caer en solo un año un 27,5%”, indicó Salas.

La situación del sector por supuesto se refleja en el desarrollo social y económico de toda la región, teniendo en cuenta que cada nueva construcción implica la demanda intensiva de mano de obra y encadenamientos sectoriales por los insumos que se requieren y hacen que este renglón sea fundamental para el avance productivo y de inversión. En el frente social, la construcción y el acceso a la vivienda formal son sin duda la base del desarrollo urbano y el bienestar de la población, lo que también se ve impactado por el movimiento que tenga este sector.

9,7%
fue lo que el sector de la construcción aportó al PIB en el 2020. Esta cifra sigue siendo inferior a la de años anteriores.

Lanzamientos e inicios de obra

Aunque hay algunas dinámicas positivas en el panorama de la construcción, los lanzamientos de proyectos y el inicio de obras no avanzan al ritmo esperado.

En el caso de los lanzamientos de proyectos, aunque del 2020 al 2021 esta franja del sector ha aumentado en un 57%, aún está por debajo de las cifras del 2018, y si se evalúa solamente el efecto de la pandemia, de 2019 al 2020 hubo un decrecimiento de -95%, “pero incluso ya del 2018 al 2019 habíamos decrecido en -14%, entonces en términos de lanzamientos, la pandemia solo acrecentó la crisis de años anteriores”, destacó Salas.

Y es que la construcción no solo sufre los estragos de la pandemia, las normas confusas y desactualizadas también afectan al sector.

“Esta disminución en lanzamientos en el caso de la vivienda VIS es evidente desde el 2018, cuando por medio de un oficio se modificó la normativa para este segmento de vivienda, pasando de lanzar en ese mismo año casi 6.000 unidades de vivienda a lanzar en el 2020 unas 3.458 unidades”, detalló Salas, quien explicó que analizar esta cifra es vital porque mide el volumen de ventas que tendrá el mercado y el comienzo de obras en dos o tres años.

En esas cifras, las de iniciación de obras, la crisis es aún mayor. Según Camacol Bolívar pese a que en términos generales desde 2019 hubo un crecimiento del 37%, este renglón aún está en -23% por debajo de los niveles alcanzados en 2017, es decir, se han dejado de construir más de 1.964 viviendas desde ese año.

“Es importante detallar que el aumento registrado desde el 2019 ha sido provocado por inicios de obra del segmento VIS, pues el segmento No VIS ha decrecido en el último año en 24% sus inicios de obra, y hay que resaltar que la iniciación de obra es vital para el desarrollo de la ciudad porque es ahí cuando más se generan encadenamientos productivos con otros sectores de la economía y se aumenta la demanda de insumos y la generación de empleo”, resaltó Camacol. Le puede interesar: La construcción fue uno de los mayores generadores de empleo durante el 2021.

¿Qué hacer para cambiar el panorama? Para Salas, el Distrito tiene la respuesta hace mucho tiempo en sus manos, y es además su obligación: actualizar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

“Es evidente la necesidad de adoptar las acciones administrativas y de ordenamiento que favorezcan el desarrollo de la construcción en la ciudad. De lo contrario, se seguirán dando efectos económicos adversos en materia de empleo, inversión y demanda de insumos en la ciudad”, concluyó la dirigente gremial.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Así va el POT

La actualización del POT de Cartagena aún está en etapa de diagnóstico. El segundo ciclo de participación de la comunidad para la construcción de este documento comienza este 26 de agosto y durará cinco semanas.

El nuevo ciclo se llevará a cabo de manera virtual y semipresencial, lo que significa que, de las 63 mesas de participación, 45 se realizarán de manera presencial, con acceso simultáneo a través del sitio web del POT. Las 18 mesas restantes serán virtuales, también a través de pot.cartagena.gov.co, por razones de aforo y para cumplir las normas de bioseguridad establecidas por las autoridades sanitarias.

  NOTICIAS RECOMENDADAS