Conozca la labor de los abogados durante la pandemia

Estos profesionales atienden los inconvenientes legales provocados por la emergencia, a pesar de las limitaciones del sistema judicial de frente a la virtualidad.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

29 de septiembre de 2020 12:00 AM

Lejos de los hospitales, los abogados tienen un papel fundamental atendiendo la otra cara de la emergencia por el COVID-19 : resolviendo, por vía legal, los inconvenientes que empresas y ciudadanos afrontan debido a la pandemia, además de continuar con los procesos iniciados antes de la crisis.

A esto se suman las falencias del sistema judicial colombiano en cuanto a la implementación de herramientas tecnológicas en los trámites, lo que entorpece el avance de los mismos, por lo que litigar bajo estas condiciones se ha convertido en un reto, según lo explica el abogado Javier Doria Arrieta, especialista en Derecho de Negocios.

“Nuestro sistema judicial no estaba preparado para la virtualidad, pese a que antes de la pandemia habían normas procesales que establecieron esta alternativa como forma de trabajo, pero ni el sistema judicial ni las entidades públicas estaban preparadas para asumirlas”, afirma Doria.

Esta situación, no solo representa dificultades durante la coyuntura sino que podría provocar aún más congestión en la administración de justicia porque muchos trámites y proceso están suspendidos.

Lo más común

Los asuntos más comunes durante la pandemia están relacionados con incumplimientos de contratos de proveedores y clientes; medidas para reducir gastos, ajuste de jornadas de trabajo, reestructuración empresarial y trámites para acogerse a los alivios de nómina que ofrece el Gobierno, para el caso de las empresas.

Las consultas de la personas naturales, en su mayoría, corresponden a litigios económicos, despidos injustificados y en general, contratos laborales, de acuerdo con los datos del abogado Doria, director de la firma Doria & Asociados Abogados.

“En esta pandemia, los médicos han estado en la primera línea de batalla y los abogados estamos en la segunda porque debemos ofrecer soluciones confiables y seguridad jurídica para la tranquilidad de las empresas y de los ciudadanos en medio del caos”, anotó Doria.

Las firmas de abogados, además de implementar el teletrabajo y otras herramientas como la digitalización de expedientes, han tenido que renovar sus servicios de frente a la demanda que provocó la crisis en ciertas áreas, reducir los costos que asumen los clientes y desarrollar estrategias que le aporten un valor agregado a sus servicios.

Así impacta el COVID al gremio

Lo que se conoce como industria legal en el extranjero (que hace referencia a las firmas de abogados que prestan servicios de asesorías legales) tuvo un crecimiento significativo el año pasado al menos en Estados Unidos, donde se registró el mayor progreso de la década con un aumento del 5,1 % en las ganancias, aunque la demanda solo aumentó 0,9 %, según datos de Citi Private Bank, que ofrece servicios de banca privada a empresarios de alto nivel.

Un reporte parcial publicado en mayo por esta misma entidad, señala que a pesar de que el 2020 comenzó muy favorable para las firmas de abogados y se mostraron varias señales de lo provechoso que pudo haber sido, “a medida que avanzamos hacia el punto medio del segundo trimestre, sabemos que las empresas se encuentran en un entorno muy diferente”. Las cifras de Citi Private Bank prevén que los ingresos estarán mediados por el cobro de deudas y la demanda de los servicios caerá, al menos, el 15 %.

Esta disminución del trabajo en la industria legal no es abismal como en otros sectores y en general, las firmas de abogados han mantenido el movimiento de trabajo. Sin embargo, el panorama sí es crudo para los recién egresados de Derecho, a quienes la pandemia los sorprendió en la búsqueda de sus primeras oportunidades laborales.

Los juristas recién titulados sin empleo se triplicaron, de acuerdo con información de Idealis Legal Recruitmen, compañía especialista en selección y reclutamiento de abogados en países como Chile y México. “Llevamos once años operando y hoy el nivel de recién titulados de primer nivel buscando trabajo es muchísimo más alto (...) varias oficinas que antes podían contratarlos, prefieren dar un paso al costado”, señaló al diario chileno La Tercera Felipe Lavín, director de Idealis.

No espere que pase la emergencia
Aunque resulte engorroso iniciar un proceso jurídico bajo las circunstancias actuales, puede ser peor si deja pasar más tiempo para dar trámite a ese asunto legal que tiene pendiente: “Algunos derechos están limitados por los fenómenos de la caducidad y la prescripción y teniendo en cuenta que la suspensión de términos quedó levantada desde julio, quien no ejerza su derecho oportunamente tiene el riesgo de que este se extinga”, explica el abogado Doria.