Así funciona la primera bolsa biodegradable y soluble en agua

22 de abril de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para nadie es un secreto que el deterioro de la naturaleza y el ecosistema marino se ha intensificado debido a las bolsas y envases plásticos, colillas, pitillos y demás elementos que son lanzados al fondo del mar, ríos, cunetas y demás lugares por donde transita el agua, lo que hace que día a día nuestra especie marina vaya perdiendo su entorno.

Debido a esto, algunas especies nacen con malformaciones o fallecen en su habitad, pues estos desechos se les enredan en sus orificios nasales, en sus patas o aletas impidiéndoles seguir con vida.

En abril del 2016, el Ministerio de Medio Ambiente señaló que se regularía el uso de elementos plásticos, por lo que se comenzó a cobrar un impuesto por el uso de las bolsas de este material en los locales comerciales, haciendo así que los clientes comenzaran a utilizar con mayor frecuencia las bolsas reciclables o reutilizables, aquellas que son de tela.

Sin embargo, el uso de las bolsas de plástico no se ha eliminado, por esto los científicos chilenos Roberto Astete y Cristian Olivares crearon una bolsa biodegradable y soluble en el agua, llamada ‘Solubag’.

La presentaron por primera vez en Chile en 2018 y el mes pasado llegó a Cartagena.

LA SOLUCIÓN

Los artífices de este producto estaban haciendo diferentes experimentos químicos, buscando fabricar un detergente biodegradable, pero al final hallaron la fórmula química a base de PVA (alcohol de polivinilo, soluble en el agua). Esta, según contaron, reemplaza a los derivados del petróleo, que son los causantes de la indestructibilidad de los plásticos que se han integrado en la cadena alimenticia de los animales acuáticos.

"Nuestro producto deriva de una caliza que no daña el medio ambiente", aseguró Astete, director general de Solubag.

Lo anterior quiere decir que apenas la bolsa se disuelve en el agua no le pasa nada a los animales ni a los humanos si deciden tomarse el líquido, así como ellos lo hicieron cuando presentaban este descubrimiento en Chile.

¿CÓMO SE DESHACE?

Muchos creerán que la bolsa se les desvanecerá si la tienen en sus manos y comienza a llover o si llevan varios elementos de comida mojados o fríos dentro de ella, pero no es así. Para que esta bolsa biodegradable se disuelva, debe ser introducida en agua fría o caliente a unos 80 grados de temperatura y en cinco minutos o menos se deshace, dejando solo carbono.

Dicho líquido, según las pruebas médicas realizadas a lo largo de los años sobre el carbono, indican que tomarlo no afecta el cuerpo humano, por eso si se disuelve en el mar, no le pasará nada a las especies o si se hace en un vaso en la casa, el hombre puede tomarlo sin problemas.

Cada usuario decide cuándo dejar de usar la bolsa y desvanecerla en agua, ya sea cuando sienta que tiene mucho tiempo usándola y está en malas condiciones o simplemente porque quiere cambiarla.

A Cartagena llegaron 5 mil bolsas biodegradables y solubles en agua al centro comercial Mall Plaza, en el marco de la campaña #LosOceanosCelebran, la cual va hasta el 28 de este mes.

IMPORTANTE

La base principal de este proyecto es que cada usuario se haga cargo de su basura.

“La bolsa la puedes utilizar las veces que quieras. Pero si se daña, en lugar de ir a tirarla, yo la disuelvo y me hago cargo del problema. Ese es el espíritu de este producto", finalizó Astete en la presentación que hicieron a nivel mundial.

LO QUE VIENE

Para el 1 de enero de 2020, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible espera que se cumpla la Resolución No. 1397 de 2018, adicional a la Resolución No. 668 de 2016, la cual habla sobre la obligación que deben tener los distribuidores de bolsas plásticas para racionalizar su uso.

En pocas palabras, según la norma, al año entrante deben distribuir en puntos de pagos tres bolsas plásticas con diferentes tonos y funciones, quedando de la siguiente manera:

La bolsa color verde debe indicar que es para residuos orgánicos aprovechables, o sea, aquellos que se pueden reutilizar. En la bolsa color azul, el usuario debe depositar los residuos aprovechables como plásticos, vidrios, metales y demás; y en la bolsa color gris deben ir los residuos aprovechables de papel y cartón.

Cada bolsa debe ir con los mensajes antes mencionados y el color indicado. Según el ministerio, los distribuidores deberán cumplir la meta del 5% de bolsas entregadas a finales de diciembre del 2020.

Bajó el uso de las bolsas plásticas

Desde que comenzaron a cobrar un impuesto por utilizar o pedir una bolsa plástica en los establecimientos comerciales, el cual ahora está en 30 pesos, su uso a bajado notablemente.

Según cifras de Fenalco, el consumo de bolsas plásticas ha disminuido en los puntos de pago de los almacenes de grandes superficies, farmacias y supermercados, superando las metas establecidas en la Resolución 668 de 2016, que contemplaba una reducción del 10% para el año 2017 y hasta finales del 2018 obtuvieron una reducción de más del 30%.

Por su parte, la Cámara Colombiana del Plástico, afirmó que desde la entrada en vigencia del impuesto al consumo nacional de bolsas plásticas, cuyo fin principal es contribuir a desestimular su uso, se han reducido en 35% las toneladas mensuales procesadas, pasando de 5.500 toneladas a menos de 3.500 toneladas de polietileno para la fabricación de bolsas de cargar o llevar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Edición verde

DE INTERÉS