Educación


Así puede organizar su ‘salón de clases’ en casa

Las nuevas condiciones que nos ha impuesto la pandemia por COVID-19 han obligado a las instituciones educativas a ofrecer más planes de clases virtuales.

MANUEL FERNANDO HERRERA FIGUEROA

29 de octubre de 2020 12:00 AM

Aunque la educación a distancia se oferta en el país desde hace varios años, la crisis sanitaria, social y económica que ha estallado por cuenta del coronavirus ha potenciado el número de programas de aprendizaje formal que actualmente se ofrecen para tomar desde la seguridad y tranquilidad de la casa. Desde escuelas y colegios, hasta entidades técnicas y universitarias, todos han entrado a competir en el mercado de enseñanza virtual, no solo como una necesidad ante la coyuntura actual, sino como un mecanismo que seguramente llegó para quedarse por los varios beneficios que ofrece a los alumnos e instituciones educativas.

Tanto estudiantes, como maestros y directivos deben adaptarse rápidamente a las herramientas y los sistemas de enseñanza que se ofrecen de modo virtual, ya que aunque la pandemia sea extinguida, esta modalidad de educación será la base de muchos programas y cursos a partir de este momento.

Como en cada uno de los aspectos de la vida, la organización es la clave del éxito, y para rendir de la mejor manera en las clases que se realizan de modo virtual es necesario adecuar correctamente el espacio en el cual adelantará sus estudios. A continuación le dejamos algunos tips para que su salón de clases desde casa sea un lugar apropiado para aprender y para hacer realidad todas sus metas. (También le puede interesar: ¿Cómo prepararse para las clases en casa?).

Evite distracciones

Aunque el hecho de estar en casa puede ofrecer un mayor reto para enfocarse en sus estudios, ya que existen muchas más distracciones de las que se podrían hallar en un salón de clases, es clave que se destine un lugar del hogar específico para adelantar estas actividades y adecuarlo con todo lo necesario para evitar tener que desplazarse en medio de una sesión, y evitar elementos que lo puedan distraer.

Contar con el apoyo de quienes comparte el hogar es también fundamental, por lo que es importante que todos conozcan sus horarios de estudio para que así propicien un escenario adecuado en el que pueda sacar sus objetivos académicos adelante.

No cambie sus hábitos

Para muchas personas, el tener que permanecer en casa para recibir cualquier tipo de sesión virtual de tipo académico ya es un salto especialmente grande y un cambio drástico en su estilo de vida. Pero a pesar del proceso de adaptación que estos procesos implican, que no son fáciles de asimilar, es recomendable intentar mantener algunos hábitos, no solo de estudio, que le permitan a su mente mantener un estado de atención e interés como lo haría si estuviera en una clase presencial.

Hacer ejercicio, bañarse, desayunar, por ejemplo, son actividades que se pueden mantener en el cronograma diario y que le permitirán tener una actitud apropiada y un estado receptivo para adelantar cualquier programa académico de manera virtual. (Lea aquí: 5 consejos para ayudar a sus hijos a estudiar virtual desde casa).

Asegúrese de contar con todas las herramientas

Por obvio que pueda sonar, si no cuenta con los elementos necesarios para adelantar sus clases será muy difícil que pueda alcanzar los objetivos trazados al inicio del curso. Desde lo básico, una buena conexión de Internet y un computador actualizado con memoria suficiente para soportar la plataforma utilizada para compartir los contenidos, hasta unos buenos equipos que le permitan interactuar de manera eficiente con instructores y compañeros.

Consulte de manera atenta cada una de las herramientas que su programa académico exige antes de iniciar una experiencia educativa virtual. Si bien para la mayoría de éstos solo requiere de una buena actitud y un computador básico, existen también clases más avanzadas que pueden exigir un mayor grado de equipamiento y para las cuales hay que examinar si contamos con los recursos suficientes para poder culminar el proceso de manera exitosa.

Pausas activas

Especialmente porque las clases virtuales le exigen un mayor tiempo de exposición frente a la pantalla de un computador u otros dispositivos móviles, es necesario programar pausas que le permitan descansar, no solo los ojos, sino su cuerpo en general, ya que la interacción con estos equipos y su uso excesivo pueden ofrecer riesgos para la salud.

Utilice estos mismos dispositivos para que le recuerden desconectarse al menos cada dos horas por quince minutos para descansar y así tener la posibilidad de ofrecer un rendimiento académico óptimo sin afectar su salud a largo plazo.

Refuerce los conocimientos básicos

Ya no basta con manejar word, power point y excel. El cursar un proceso de educación virtual exige que maestros y estudiantes por igual, desde los niveles escolares hasta las más avanzadas maestrías, sean capaces de operar las nuevas plataformas de comunicación por streaming a través de las cuales se llevan a cabo las clases y que cuentan con distintas herramientas para que desde su ordenador pueda recibir el material educativo, compartir sus trabajos e incluso realice las distintas evaluaciones.

Aplicaciones que le ofrecen un amplio abanico pedagógico y que buscan que la educación sea mucho más interactiva, donde los estudiantes puedan desarrollar mucho más su creatividad y habilidades sin tener que desplazarse de sus viviendas. Esta es la “nueva normalidad” y debemos adaptarnos a sus nuevas formas de comunicación y aprendizaje si no queremos quedar relegados, eso si, teniendo mucho cuidado de no encender la cámara o el micrófono en momentos privados o inoportunos.

Sabemos que no es fácil adaptarse a cambios tan bruscos como los que han llegado gracias a la pandemia del coronavirus, la cual aceleró notablemente procesos tecnológicos, sociales y culturales que habrían tomado mucho más tiempo en desarrollarse de no ser por la amenaza del COVID-19. La educación virtual es uno de esos escenarios, donde por ahora algunos pueden intercalar con algunos espacios de presencialidad en algo que han llamado la alternancia, pero donde todavía la mayoría debe terminar su año académico desde casa.

A pesar de que las clases presenciales retornarán en algún momento, la educación virtual continuará evolucionando y seguramente muchas instituciones de enseñanza harán de este tipo de programas algo permanente.