El impacto del cierre de colegios a nivel mundial

La Unesco advierte que se han agudizado los problemas de educación en todo el mundo y que reabrir los planteles educativos, en condiciones de seguridad, debe ser una prioridad de las naciones.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

09 de febrero de 2021 12:00 AM

Aunque en Colombia están parcialmente abiertas las instituciones educativas y se inició el calendario escolar 2021 bajo el modelo de alternancia, aún hay 31 países en el mundo como México, Venezuela y Reino Unido en los que siguen cerradas las escuelas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) informó que son más de 800 millones de estudiantes afectados por los cierres y reducción de jornadas escolares, lo que acentúa las problemáticas de la educación mundial que existían antes de la pandemia como la inequidad en el acceso los programas escolares, no escolarización de niños y jóvenes en edad escolar y deserción.

“Los cierres prolongados y repetidos de los centros educativos están teniendo un creciente coste psicosocial para los estudiantes, aumentando las pérdidas de aprendizaje y el riesgo de abandono escolar, lo que afecta de forma desproporcionada a los más vulnerables”, dijo Audrey Azoulay, directora general de la Unesco

Además añadió que “el cierre total de las escuelas debe ser el último recurso y su reapertura en condiciones de seguridad, una prioridad”.

Evolución de los cierres

Desde el inicio de la emergencia, la Unesco monitorea la situación de las instituciones educativas en todos los continentes y registra que la media del tiempo en el que han estado cerradas es de 14 semanas. América Latina y el Caribe están por encima de la media con un cierre promedio de 20 semanas y Europa, por debajo con 10 semanas.

En Colombia se implementa el modelo de alternancia que combina la clases presenciales con las virtuales, luego de que a finales del año lectivo anterior se hicieron pilotos de estas clases híbridas en el 75 % del país, que según el Ministerio de Educación, demostraron la efectividad de esta iniciativa. María Victoria Angulo, ministra de Educación, afirmó que “nuestro gran desafío es reactivar las escuelas.

Ya hay varias entidades territoriales del país que, por sus condiciones de salud, han podido retoma en alternancia; estaré acompañando a cada una de esas regiones y dando mucha información a los padres de familia para ser capaces de retomar estos espacios”.

Más presupuesto

El ente internacional estima que se ha perdido un tercio del año lectivo en todo el mundo y que es preocupante la falta de interés de la mayoría de las naciones en incluir, en los presupuesto de contigencia de frente al COVID, acciones para mantener la equidad educativa .

“Necesitamos un paquete de recuperación adecuadamente financiado para reabrir las escuelas de forma segura, dirigiéndonos a los más necesitados y volviendo a encarrilar la educación para la generación COVID-19”, señaló la directora general de Unesco.

De acuerdo con los datos oficiales, el sector de la educación recibe solo el 0,78 % de los paquetes de ayuda en todo el mundo y se prevé que estas subvenciones disminuirán el 12 % por la pandemia.

“Esta coyuntura también aumentará el déficit de financiación de la educación en un tercio, hasta alcanzar los 200.000 millones de dólares anuales en los países de ingresos bajos y medios, lo que representa cerca del 40 % del coste total. La inversión inicial en programas de recuperación ahorrará dinero en el futuro, reduciendo en un 75 % el coste de la reparación de los daños causados por el COVID-19”, anota la Unesco.

Para situaciones de emergencia
El pasado 25 de enero se inauguró el Centro Mundial de Ginebra para la Educación en Situaciones de Emergencia, cuyo fin es concentrar los esfuerzos alrededor del sector e incrementar los espacios para abordar las necesidades de los estudiantes desde lo político, técnico y de financiación, especialmente en las situaciones de emergencia. Para ello, se desarrollarán investigaciones que arrojen datos específicos sobre el contexto a nivel mundial y por regiones.