La enseñanza de idiomas en la educación formal y las nuevas tecnologías

La pandemia ha favorecido la apropiación de la tecnología, que proporciona diversas estrategias para hacer más fácil el aprendizaje.

MILENA CONRADO BARRIOS

28 de octubre de 2021 12:00 AM

Aunque ya venían siendo implementadas en instituciones especializadas, escuelas físicas o virtuales, las nuevas tecnologías, utilizadas como herramientas pedagógicas para la enseñanza de distintos idiomas, han logrado demostrar su valía en los métodos de aprendizaje.

Y es que estas alternativas en la pedagogía favorecen por igual a maestros y estudiantes, al dotarlos de distintos mecanismos que facilitan los procesos académicos gracias a que, a diferencia de lo que ocurría con los métodos tradicionales, manejan lenguajes similares a los que usan otras plataformas de entretenimiento que los estudiantes utilizan en su vida diaria.

¿Para qué las TIC?

Ya sea que el proceso de enseñanza de idiomas se dé en un escenario presencial, semipresencial o virtual, la necesidad de profesores y alumnos de adaptarse a un nuevo modelo pedagógico, que involucra a las herramientas tecnológicas como parte esencial de la metodología que será utilizada en el transcurso del curso, es indispensable para desarrollar nuevos mecanismos de enseñanza y evaluación de los contenidos de cada materia.

Es indispensable, para que este proceso sea óptimo, que los educadores desarrollen sus propuestas pedagógicas e innoven para que su asignatura haga parte de un contexto multicultural, que procure tener en cuenta las condiciones propias de su clase, de su región y su país.

Esto no significa que varios de los mecanismos tradicionales usados para enseñar deban ser abandonados, en especial cuando las clases se dictan de manera presencial en instituciones con pocos recursos.

Si bien la tecnología debe ser aprovechada para transmitir distintos tipos de conocimiento, no se trata de usarla por capricho, ya que más importante que las herramientas que están a nuestra disposición, son las personas que las utilizan, por lo que la tarea principal es enseñar a los alumnos a utilizarlas correctamente y a que aprendan nuevas formas de acceder a los distintos saberes. Puede leer: Consejos a la hora de escoger una academia de idiomas.

La tecnología por sí sola no genera una diferencia en la enseñanza. Si no se acompaña con trabajo presencial entre maestro y estudiantes puede llegar a generar una falsa sensación de conocimiento.

Adaptación de maestros y estudiantes

Diseñar las clases, conocer y hacer uso de distintos tipos de enseñanza, fijar objetivos, motivar a los alumnos y fomentar su participación, así como ayudarlos a utilizar los recursos disponibles para que adelanten procesos de autoaprendizaje y autoevaluación deben ser las directrices de los maestros en el contexto actual.

En estudios recientes que analizan el impacto de las TIC en los procesos de aprendizaje, se resalta que aunque estas pueden influir favorablemente en los resultados académicos, es importante saber en qué ocasiones son relevantes y realmente efectivas para no hacer un uso improductivo de ellas. Esto quiere decir que la tecnología por sí sola no genera una diferencia significativa en la enseñanza y, por el contrario, si no se acompaña con trabajo presencial entre maestro y estudiantes o con actividades entre compañeros de clase, puede llegar a generar una falsa sensación de conocimiento y a limitar la tan necesaria retroalimentación. Plataformas gratuitas para reforzar el aprendizaje de idiomas desde casa.

Las claves

Las herramientas digitales se han venido convirtiendo en un recurso que motiva a los estudiantes y les facilita el aprendizaje de un nuevo idioma, pero sin descartar las estrategias de la educación tradicional. Y es que como no todas las personas cuentan con las mismas capacidades o con la misma velocidad de aprendizaje, se hace necesario el acompañamiento por parte de los maestros y los trabajos presenciales en grupo para asimilar los conocimientos, tanto para la enseñanza de un idioma como para la manipulación correcta de los recursos.

Gracias a la inclusión de las nuevas tecnologías en el aula de clases, ya sea un software lingüístico especializado o por medio de aplicaciones móviles dirigidas al aprendizaje de idiomas, los estudiantes pueden socializar de manera dinámica con maestros y compañeros, pero siempre otorgándole un espacio importante a la interacción personalizada para evaluar el alcance de la metodología implantada.

Herramientas digitales pedagógicas recomendadas para aprender idiomas (tecnología Web 2.0)

En este proceso de adaptación de maestros y alumnos a una metodología que combina las nuevas tecnologías con elementos de la educación tradicional, se debe aprovechar la capacidad de las TIC para enganchar a los jóvenes y contribuir a un proceso académico que brinda más herramientas de aprendizaje. Estos son algunos de los recursos digitales más relevantes para la enseñanza de idiomas en las aulas de clase:

- JClic: aplicación para desarrollar actividades académicas.

- Delicious: sitio web que permite compartir y almacenar historias.

- CMapTools: herramienta para crear mapas conceptuales.

- Hot Potatoes: plataforma para crear actividades educativas.

- ComicLife: programa que proporciona herramientas crear historietas, álbumes de fotos, etc.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.