Energía y gas


Reservas de gas natural ¿por qué son importantes?

Es una pieza clave para alcanzar las metas de desarrollo sostenible a nivel mundial, pues sirve de puente para llegar a las anheladas energías limpias.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

21 de septiembre de 2021 12:00 AM

Datos que alertan sobre la insuficiencia de gas natural o comunicados de entidades oficiales que entregan un parte de tranquilidad sobre la provisión suficiente de este hidrocarburo son comunes en contextos relacionados con la seguridad energética a nivel mundial, pero ¿por qué ahora es tan importante que los Estados tengan reservas de este elemento? ¿Para qué asegurar determinada cantidad? Puede leer: Minminas ordena racionamiento de gas natural en Colombia.

En medio de la urgente necesidad de hacer la transición energética, advertida por las organizaciones internacionales, es categórico emplear formas alternativas de generar energía sin usar el carbón, que es el mayor responsable de las emisiones de dióxido de carbono en todo el mundo sin cubrir toda la demanda energética, según información de Greenpeace.

Algunos países como Reino Unido y Alemania se han comprometido a eliminar el carbón de sus sistemas de producción en los próximos años. Sin embargo, aún falta mucho camino para adoptar energías alternativas como fuentes únicas de abastecimiento y depender de la producción hidráulica es inseguro pues, precisamente a causa de los efectos del cambio climático, el nivel de los embalses es variable. Es aquí donde surge el gas natural como sustituto del carbón y pieza fundamental de la transición energética.

Los expertos indican que el gas natural otorga seguridad energética para que se mantengan las actividades productivas y el abastecimientos a los hogares, con un costo ambiental mucho menor que el del carbón. Le puede interesar: Leve descenso de reservas de gas natural en Colombia.

2,9%
es el crecimiento medio anual del consumo mundial del gas natural, según cifras de World Trade Energy.

“Ese puente que supone el gas natural entre una economía y otra (más sostenible) se basa principalmente en que sus emisiones son un 40 % más bajas que otros combustibles fósiles, como el petróleo y el carbón. Además, ofrece la ventaja de que puede ser almacenado y usarse cuando la demanda energética lo exija y no pueda ser cubierta por las energías renovables”, señala la Unesco.

Adicional a la reducción en emisiones contaminantes, el gas natural favorece el acceso igualitario a la electricidad, reduce las enfermedades respiratorias que provocan las micropartículas de las cocinas de carbón y es versátil porque se adapta a diversas industrias.

Reservas en el mundo y en Colombia

Con este escenario, es esencial que las naciones cuenten con reservas para garantizar la seguridad energética a corto y mediano plazo. Con 47 billones de metros cúbicos, Rusia lidera la lista de países con más reservas comprobadas de gas natural, seguido de Irán (33 billones m³) y Qatar (24 billones m³), de acuerdo con los datos de portal internacional de estadísticas de Indexmundi. Esta misma fuente señala que las reservas comprobadas en Colombia ascienden a los 113 mil millones m³.

Las reservas probadas gas natural son aquellas que los datos geológicos y de ingeniería estiman con un alto grado de confianza para ser explotables.

“Con los campos actuales y los nuevos desarrollos, pronosticados por la Unidad de Planeación Minero-Energética, tendremos el gas natural suficiente para asegurar el abastecimiento de hogares, transporte, comercios e industrias”, indica en un comunicado la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas).

La organización señala que el año pasado se registró un aumento del 8 % en la producción de gas natural, con respecto a 2019 y el 20% de la producción futura provendrá de los yacimientos detectados en la costa Caribe. Asimismo, el país tiene potencial en yacimientos no convencionales en el Valle Medio del Magdalena, Cesar y Catatumbo, que se planean explotar mediante el fracking responsable que exige la ley colombiana.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Precauciones para la extracción

Como se ha señalado anteriormente, el gas natural es una excelente opción para hacer la transición hacia las energías sostenibles pero no se debe adoptar como fuente de energía a largo plazo pues al ser un combustible fósil tiene ciertos efectos en el medioambiente.

Durante la transición, la Unesco llama especial atención a su explotación segura que no comprometa recursos naturales pues, por ejemplo en el fracking o fracturación en las costas se requieren grandes cantidades de agua y tiene altos riesgos de contaminación. Igualmente, estas labores de extracción pueden desencadenar actividad sísmica.

“Mientras que el metano, uno de los principales componentes del gas natural, tiene una vida atmosférica menor que la del dióxido de carbono, su potencial de calentamiento durante un periodo de 100 años es 28 veces mayor (...) se estima que una tonelada de metano en la atmósfera equivale a veinte toneladas de dióxido de carbono”, anota Alexandra Laurent, especialista de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS