Mi grata experiencia como practicante

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Elegir comunicación social como carrera profesional no fue mi primera opción, tras varios meses de dudas, tomé la incambiable decisión, y aún puedo recordar la cara de terror de algunos miembros de mi familia cuando se enteraron de que no sería ingeniero, abogado o médico.

Estuve estudiando durante cinco años sobre teoría de la comunicación, historia, filosofía, comunicación organizacional, periodismo, pero lo que en verdad me gustaba de todo lo que había visto, eran las diferentes formas en las que podía contar un suceso, mi favorita era la crónica, dónde podía utilizar con libertad elementos de la literatura y mezclarlos con la actualidad noticiosa. Aún así, no estaba seguro de ser un buen periodista y aún no lo estoy.

Finalicé la etapa académica y debía realizar mis prácticas profesionales, era un poco estresante el hecho de que solo me gustaba escribir y sentía que no podía trabajar en nada más, pero aún con temores, yo sabía dónde quería hacer mis prácticas, y para mi sorpresa recibí una llamada de Editora del Mar S.A, la casa editorial de El Universal, el periódico de Cartagena de Indias, dónde yo quería ser practicante.

Recuerdo haber llegado a la entrevista, muy nervioso, tartamudeaba, sudaba, mis manos temblaban, pero respondí todas las preguntas como mejor pude, y luego pasé a hacer una prueba. Por lo que me habían explicado en la entrevista, estaba concursando para ser practicante de la revista turística, Dónde Cartagena, un producto de El Universal, pero la prueba serviría para cualquiera de las otras vacantes disponibles en la casa editorial.

No tuve que esperar mucho, al día siguiente, me pidieron que fuera a una nueva entrevista, esta vez con la Community Manager de la revista, una joven extrovertida que no dejaba de decir cuán divertido era su trabajo, ella fue quién me dio la noticia, yo era el nuevo practicante de la revista, ese día comenzaron nueve meses de prácticas, en los que no solo fortalecí mis habilidades escriturales, sino también aprendí un poco de publicidad y a distinguir que podría ser relevante para el público y qué no.

Mi experiencia como practicante resultó mejor de lo que había esperado, con personas siempre dispuestas a guiarme. De esos días extraño los pequeños descansos para comer un pasabocas y contar chistes. Casi todo de aquel edificio me gustaba, las luces, los escritorios, mi computador, ese era el lugar donde quería estar.

La salidas de campo eran la mejor parte, pude conocer nuevos sitios de interés turístico, disfrutar haciendo entrevistas, entre los mejores momentos recuerdo haber hecho un tour en el Mercado de Bazurto, haber visitado diferentes hoteles, hacer parte de la organización de un evento gastronómico, dejar que una serpiente se enroscara en mi cuello y poder salir a comer hamburguesa con mis compañeros de trabajo. De Editora del Mar me llevé buenas amigas, aprendí el verdadero trabajo en equipo, y siempre estaré agradecido por haber sido parte de aquella gran escuela.

Gabo Villan

Comunicador Social Periodista

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Guia estudiantil

DE INTERÉS