Postgrados


El significativo impacto de la Acreditación de Alta Calidad

Este procedimiento se constituye en un requisito para la participación en iniciativas internacionales, fortaleciendo así la conexión entre los programas académicos y la comunidad global.

EL UNIVERSAL

15 de febrero de 2024 11:38 AM

En el ámbito de la Educación Superior, la Acreditación de Alta Calidad de maestrías y doctorados ha emergido como un componente esencial, para responder con rigor a los procesos académicos de los programas. A diferencia del registro calificado, que es obligatorio para operar, La Acreditación de Alta Calidad es voluntaria y la disposición de asumir este reto, denota un papel crucial en la calidad y prestigio de los programas avanzados.

Todo este proceso se regula en Colombia, gracias a la Ley 30 de 1992, norma que rige la Educación Superior en Colombia y establece el Sistema Nacional de Acreditación, creado con el propósito de asegurar que las instituciones y programas que participan cumplan con los estándares más elevados de calidad. El Consejo Nacional de Acreditación hace parte del Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, y promueve en las instituciones los procesos de autoevaluación, autoregulación y mejoramiento de sus labores formativas, académicas, docentes, científicas, culturales y de extensión.

El reto de la Acreditación de Alta Calidad demuestra un compromiso por el crecimiento, el mejoramiento y una apuesta por contribuir significativamente desde los procesos académicos al desarrollo del país.

La importancia de la acreditación se magnifica en el caso de las maestrías y doctorados, que desempeñan un papel estratégico en la formación de recursos humanos necesarios para la economía del conocimiento del siglo XXI. Además, estos programas tienen un efecto positivo en la calidad general del sistema de Educación Superior al actuar como catalizadores para mejorar otros niveles del sistema.

La comunidad académica internacional requiere mecanismos que aseguren la calidad de los programas de maestría y doctorado en todo el mundo, dado el surgimiento de espacios transnacionales y redes internacionales, por ello, tener un programa acreditado se vincula estrechamente con la creciente internacionalización de la Educación Superior y los sistemas nacionales de investigación y desarrollo científico y tecnológico.

En este contexto, la Acreditación de Alta Calidad, explica el CNA, se convierte en un requisito esencial para participar en iniciativas internacionales, como doctorados-en-red, programas de movilidad de profesores y estudiantes, y otros programas de cooperación académica.

La acreditación se ha vuelto un prerrequisito para participar en diversas alianzas estratégicas internacionales, asegurando que los programas cumplan con estándares de calidad reconocidos a nivel global.

La Acreditación de Alta Calidad no solo garantiza la calidad a nivel nacional, sino que también se ha convertido en un pilar indispensable para la participación activa de programas de maestría y doctorado en la comunidad académica internacional, asegurando la excelencia en el entorno transnacionalizado de la Educación Superior. (Lea también: Posgrados y mercado laboral: habilidades más allá del conocimiento).

Proceso voluntario

Optar por la acreditación en programas de maestría y doctorado es un proceso voluntario, una decisión tomada por la institución y el programa en ejercicio de su autonomía. Esto refleja su compromiso con la cultura de evaluación, mejora continua y autorregulación. A diferencia del proceso obligatorio de registro calificado, necesario para cumplir con mandatos de supervisión y vigilancia, la acreditación se basa en la constatación del cumplimiento de requisitos de calidad definidos por el Gobierno Nacional.

¿De dónde viene la Acreditación?

El artículo 53 de la Ley 30 de 1992 “Por la cual se organiza el servicio público de la Educación Superior” creó el Sistema Nacional de Acreditación, con el objetivo fundamental de garantizar a la sociedad que las instituciones cumplan los más altos requisitos de calidad.

¿Dónde verificar si una universidad posee la Acreditación de Alta Calidad?

Para confirmar si una institución cuenta con el distintivo de alta calidad, una fuente confiable es el Consejo Nacional de Acreditación (CNA). Este organismo detalla que las “Instituciones de Educación Superior han demostrado cumplir con elevados estándares de calidad, y el Ministerio de Educación Nacional, con base en la evaluación del Consejo Nacional de Acreditación, les ha otorgado la correspondiente Acreditación”.

Asimismo, esta información está disponible en el portal del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, donde se listan las instituciones o programas que han obtenido la acreditación: https://hecaa.mineducacion.gov.co/consultaspublicas/ies.

¿Por qué cursar una maestría en una universidad con Alta Acreditación Institucional?

Estudiar en una universidad o un programa con acreditación de alta calidad, es garantía de que existe un respaldo institucional para ofrecer una formación de excelencia y sobe todo siempre estar en busca de ella. No solo porque garantiza docentes y un proceso formativo de alto nivel, sino que todas las funciones sustantiva tales como investigación y proyección social, son permeadas y esto permite que el programa, y por ende sus egresados tengan mayor visibilización y demanda laboral.

--

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS