Cartagena, puerto comercial de América


Las nuevas condiciones del transporte de pasajeros por vía marítimo

El desplazamiento de pasajeros por la bahía se ha reinstaurado, pero todavía posee una gran cantidad de restricciones. El mensaje es claro: aún no podemos bajar la guardia

MARTÍN CARVAJAL CHAMORRO

27 de septiembre de 2020 12:00 AM

Desde el 1 de septiembre hasta la fecha, 2.540 pasajeros y 362 naves se han desplazado por los puertos de Cartagena desde que comenzó a levantarse el veto al transporte marino, de acuerdo con cifras de la Dirección General Marítima (Dimar). Sin embargo, el hecho de que eso haya ocurrido no significa que se pueda bajar la guardia: el coronavirus no se ha ido y aún hay muchos “peros”. (Lea aquí: Más de 600 personas se han movilizado desde los muelles de Cartagena).

Para recordar y protegerse

En primer lugar, los únicos puntos de zarpe autorizados son las marinas, los clubes náuticos, el muelle de Los Pegasos y el muelle turístico de La Bodeguita. Los primeros tres pueden operar hasta las 5 p. m. (para embarcaciones pequeñas) y 6 p. m. (para embarcaciones grandes), pero el último sólo podrá operar entre las 7 a. m. y las 10:30 a. m. El número máximo de ciudadanos que podrán estar presentes al momento del embarque en aquellos sitios es de 50.

La navegación nocturna se permitirá en la bahía interna entre las 5 p. m. y las 10 p. m. No se permitirá intercambiar pasajeros en las zonas de fondeo y todas las estadísticas recopiladas deberán reportarse ante la Capitanía del Puerto de Cartagena. Además, el acceso a las playas seguirá siendo limitado y está expresamente prohibido desembarcar en la zona insular.

“Este plan piloto de reapertura del sector náutico se encuentra en su primera fase, la flexibilidad o levantar algunas restricciones dependerá del desarrollo de la pandemia en la ciudad y las disposiciones que para ello tome la Alcaldía Mayor y autoridades de salud. Sumado al buen comportamiento de los usuarios”, explica la Dimar en un comunicado (En contexto: La zona insular también se prepara para su reactivación).

Todas las embarcaciones que no cumplan con estos requisitos o no hayan consultado previamente a la capitanía para conseguir su aprobación serán consideradas ilegales. Sobre estos casos, la Dimar informa que “se ha logrado impedir el zarpe desde puntos no autorizados o la llegada de personas a la zona insular teniendo en cuenta las restricciones dispuestas por la Alcaldía”.

El transporte acuático interno

Uno de los proyectos pendientes es la concreción de las rutas y los equipos de transporte acuático por parte de Transcaribe. El proyecto utilizará los cuerpos de agua internos para llevar a los ciudadanos de un lado a otro. Sin embargo, la pandemia obligó a posponer estos planes.

La oficina de prensa del masivo le informó a El Universal que también esperar a que termine de realizarse “un estudio de movilidad cuyos resultados se entregarán en junio del próximo año. Si son positivos, se comenzaría a modelar el transporte acuático”.

De acuerdo con Tania Jiménez Castilla, economista y decana del Instituto de Desarrollo, Economía y Sostenibilidad (Ideas) de la Universidad Tecnológica de Bolívar, el enfoque de la iniciativa está en el uso de vehículos inteligentes que permitan ejecutar un sistema realmente sostenible y tienen su origen en los planes de desarrollo de Bolívar y Cartagena. “En todas las ciudades inteligentes del mundo, los cuerpos de agua son canales de comunicación”, afirma.