Los jóvenes de San Francisco recuperaron la esperanza

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Descubrir sus habilidades para el deporte y la música les ha permitido a los niños, niñas y jóvenes del barrio San Francisco soñar con un mejor futuro, alejados de la influencia de las pandillas ‘Wenceslaos’ y ‘Trikisnais’, que tanto daño le han hecho a la comunidad.

El aire de esperanza en este sector del noreste de Cartagena ha sido posible gracias a la inversión social de la Sociedad Aeroportuaria de la Costa - Sacsa, que desarrolla diversos programas a favor de las nuevas generaciones, según lo comentado por los líderes del barrio.

“Esta zona estaba en el olvido. Los programas sociales de Sacsa han sido muy pertinentes pues le permiten a la comunidad y en especial a los jóvenes ver las fortalezas que pueden potenciar”, dijo Merly Salgado Echenique, miembro de la Junta de Acción Comunal (JAC) de San Francisco, sector Paraíso.

María Claudia Gedeón, gerente de Asuntos Corporativos de la Sacsa, afirmó que “estamos comprometidos con nuestras comunidades aledañas al Aeropuerto, entre las que se encuentra San Francisco, 7 de agosto y Crespo”.

Gedeón resaltó que los dos primeros “son barrios muy necesitados de la ciudad y hacemos lo que podemos por abarcar sus necesidades dentro de nuestros planes sociales”.

Cambios gracias al deporte

“Este ha sido un barrio víctima de las pandillas. Habían unas líneas imaginarias en algunas zonas controladas por los Wenceslaos y los Trikisnais. Por medio de Sacsa, implementamos una serie de actividades con niños y niñas de 8 a 12 años quienes ya empezaron a eliminar esas barreras”, afirmó Vleiver Blanco, miembro de la JAC.

Blanco se refiere a las escuelas deportivas, uno de los programas que más se destacan en el barrio. Alrededor de 120 niños y 100 niñas participan en prácticas de fútbol y kickball, quienes han tenido un cambio de perspectiva gracias a la integración deportiva.

“La actitud de los niños es diferente porque ahora ven inversiones, ven oportunidades”, anotó Pedro Salcedo Torres, miembro de la JAC, sector Este 1.

Formación musical y becas de inglés

‘One for One’ es otro de los proyectos que apoya Sacsa en San Francisco. Por medio de este se ofrecen becas de inglés en alianza con el Centro Colombo Americano, para jóvenes entre los 17 y los 30 años.

“El inglés abre muchas puertas y más en Cartagena que es una ciudad turística”, indicó María Isabel San Martín Galindo, una de las beneficiarias del programa. Las clases la motivaron a enseñar la segunda lengua a otros niños del vecindario y despertaron su interés por estudiar Administración Turística.

Asimismo, el programa ‘¡Uy, qué nota!’ brinda educación musical a los estudiantes del sector. Emer Soise Martínez Madrid, director de música del colegio Corazón de María, explicó que este proyecto apoya a 75 niños del barrio; 62 de ellos desarrollan sus habilidades en semilleros y los 13 restantes hacen parte de la orquesta principal.

Este proceso incluye un componente no musical importante. “También ayudamos a los niños si tienen un rendimiento bajo o si tienen algún otro problema. Se les hace acompañamiento, visitamos sus casas y realizamos jornadas pedagógicas, actividades sobre el trabajo en equipo, cómo vivir en comunidad y cómo expresarse”, comentó Martínez.

Armando Franco Cortecero, de 16 años, inició su formación musical desde sexto grado y hoy hace parte de la orquesta principal del programa.

“Gracias a ‘¡Uy, qué nota!’ pude conocer el mundo de la música. Descubrí un nuevo modelo de vida y una pasión”, expresó Franco, quien además es beneficiario de Becas Boomerang y estudia Administración Turística en la Universidad de Cartagena

Se sienten abandonados

Sobre la situación general de San Francisco, el líder Vleiver Blanco indica que las autoridades locales los han abandonado: “Lo triste de todo es que la administración distrital no aporta un peso, tenemos 11 años que no sabemos qué es una inversión en el barrio. El último proyecto que se hizo en el barrio fue en el 2017, por la visita del papa Francisco. Nosotros dependemos de las empresas privadas”.

Además del pandillismo y de la falta de inversión pública, el desastre natural ocurrido en el 2011 también afectó considerablemente a la comunidad. “A partir de ahí sentimos el abandono por parte del Distrito y un aumento de la violencia y la delincuencia. Muchas de las familias afectadas aún no han sido indemnizadas”, señaló la lideresa Merly Salgado.

Pese al apoyo que están recibiendo, hay una preocupación latente: ¿que ocurrirá cuando las intervenciones de la Sacsa terminen en el 2020, año en que se vence la administración del Aeropuerto Rafael Núñez por parte de este operador. Los líderes esperan que el nuevo administrador también se comprometa con la comunidad.

Empoderamiento de mujeres
Las capacitaciones sobre empoderamiento para la mujer también ha tenido una acogida favorable. Según Brigitte Colán Simarra, quien hace parte de la JAC, estas charlas las han introducido temas en materia de derechos, leyes, salud y liderazgo. 35 mujeres se han beneficiado del programa y, de acuerdo con Colán, muchas afirman que se sienten motivadas a hacer proyectos por sí mismas, sin depender de otras personas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Responsabilidad social

DE INTERÉS