Consejos para proteger a su hijo de los virus y las bacterias en el colegio

28 de abril de 2019 12:00 AM
Consejos para proteger a su hijo de los virus y las bacterias en el colegio
El contacto con otros menores y el ambiente diferente al hogar aumenta las probabilidades de que su hijo se enferme en los primeros años de la vida escolar. //123rf.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Si usted es un padre o madre de familia, seguramente está pendiente de las vacunas de su hijo, de la limpieza de los espacios de juego o esparcimiento en casa, del lavado de manos y del aseo general del hogar para reducir los riesgos de que virus o infecciones se desarrollen.

Pero, ¿tiene el control de estos mismos aspectos en el colegio al que asiste su hijo? Seguramente la respuesta es no. Por más confianza que le tenga a la institución, hay factores que se salen de las manos incluso de los maestros, como que los niños y niñas se limpien la nariz con la mano o se froten los ojos y después agarren otros objetos o a sus compañeros de clases. Casos como este ocurren en cualquier escuela y sobre todo, en los cursos de los niños más pequeños.

Si es común que su hijo llegue enfermo a casa o le preocupa que esto pase, siga estos cinco consejos:

Lavado de manos

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, “en el caso de muchas infecciones, un niño puede contagiar a otros un día o más antes de tener los síntomas. Usted nunca sabe si su hijo u otro niño está transmitiendo un virus o bacteria”, por lo que es importante inculcar el lavado de las manos.

Después de ir al baño, antes y luego de comer, y tras usar los juguetes son momentos claves que se deben recalcar al menor para el lavado de las manos. Empacar geles o pañitos húmedos antibacteriales en el morral son una buena opción para incentivar la higiene fuera de casa.

Estar atento a las enfermedades de los compañeros

Conocer si los compañeros de su hijo padecen alguna enfermedad, le permitirá adoptar medidas preventivas para evitar el contagio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las enfermedades infecciosas “son causadas por microorganismos patógenos como las bacterias, los virus, los parásitos o los hongos y pueden transmitirse directa o indirectamente”. En la lista de enfermedades infecciosas de esta organización figuran desde la gripe, gastroenteritis, varicela, hepatitis A hasta la tuberculosis.

Cuidados de nariz, ojos y boca

Explicarle a los niños que no pueden llevar sus manos constantemente a la nariz, ojos y boca permitirá que, de a poco, aprendan sobre los cuidados que debe tener de su persona para evitar contraer virus. Videos, imágenes y demás material multimedia puede servirle de ilustración sobre esta enseñanza.

Esté atento a los hábitos de limpieza de la institución

Saber si hay lavamanos al alcance de los estudiantes, si se limpian o no los juguetes o implementos que se usan en las clases didácticas y si, en caso de que haya comedor escolar, cumpla con las condiciones necesarias, son asuntos en los que usted debe estar involucrado. Puede aprovechar las reuniones con directivos o ser parte de la asociaciones de padres para sugerir los cambios que considere pertinente.

No se obsesione

Si bien es importante que tome medidas para prevenir el impacto de los virus, no se obsesione. Los expertos catalogan como normal el hecho de que su hijo se enferme más en la época escolar que en vacaciones porque está en contacto con muchos otros niños. Si toma precauciones, sigue el calendario de vacunas y lleva a chequeos médicos periódicos a su hijo, no tiene por qué preocuparse.

¿Qué hacer si su hijo es el enfermo?

La Academia Americana de Pediatría recomienda que al identificar estos síntomas en sus hijos, es mejor que se queden en casa: fiebre, diarrea, vómitos, dolor abdominal y sarpullido.

Además de diagnósticos de varicela, faringitis, paperas, sarampión y en general, las enfermedades contagiosas.

La institución indica que los niños en edad preescolar “tienen de 8 a 12 resfriados al año, sólo algunos más de los que tendrían si fueran cuidados exclusivamente en el hogar. Después del primer año que un niño asiste a una guardería, la cantidad de enfermedades respiratorias disminuye de modo que, en el segundo o tercer año, tienen un promedio de cuatro de estas enfermedades al año. El niño por lo general sufre de diarrea una o dos veces al año”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS