Diez datos importantes sobre las variantes de la COVID-19

Pese a que los contagios y muertes han disminuido, el virus sigue rondando y con ello se mantienen las posibilidades de que mute.

La COVID-19 sigue siendo una realidad, y aunque ya existen vacunas para contrarrestar sus síntomas, el mundo sigue enfrentando el virus, que ahora se manifiesta a través de variantes, las cuales mantienen el peligro latente de nuevos picos de contagio.

Pese a que las entidades de salud, medios de comunicación y el Gobierno mismo se han dedicado a mantener informados a los ciudadanos sobre la COVID-19 y sus variantes, todavía hay quienes desconocen la gravedad de estas y otros datos relevantes que se deben tener en cuenta para ajustar las medidas de protección.

Para entender mejor, aquí te contamos diez datos importantes que debes saber sobre las variantes de COVID-19.

1. Actualmente, existen 5 variantes: alfa, beta, gamma, delta y ómicron.

2. La mejor manera de reducir la cantidad de variantes que tenemos es detener la propagación del virus, para eso se recomienda: lavarse las manos con regularidad, usar mascarillas cuando sea necesario e indicado, seguir las pautas de distanciamiento social y la vacunación.

3. Según expertos, la variante delta es la que más provoca mucosidad y dolor de garganta, pero menos tos y pérdida de olfato.

4. Ni las vacunas ni los refuerzos pueden prevenir contagiarse de coronavirus y sus variantes, sin embargo, sí protegen contra el curso grave de la enfermedad. Le puede interesar: Los menores en Colombia ya pueden recibir la tercera dosis.

Todas las variantes de la COVID-19 pueden provocar una enfermedad grave o la muerte.

5. Si ha tenido COVID-19, igual tiene que vacunarse, ya que la reinfección por cualquier variante sigue siendo posible, con el riesgo de enfermar gravemente, transmitir el virus a otras personas o desarrollar COVID persistente.

6. Los test de la COVID-19 no están diseñados para indicar qué variante está causando la infección. Para detectarlas se requiere una prueba especial llamada secuenciación genómica.

7. Quienes no se han vacunado corren mayor riesgo de contraer COVID-19 y cualquiera de sus variantes, aunque cumplan con las medidas de protección.

8. Las variantes delta y ómicron son las más agresivas y se propagan más rápido en las comunidades donde los vacunados son menos.

9. ¡Ojo! Ómicron no es como un resfriado común y hay más posibilidades de que te lleve al hospital. Además, aquellos que se contagian con esta variante y se recuperan, también corren el riesgo de desarrollar COVID persistente.

10. Recuerda: las mascarillas por sí solas no te protegen de la COVID-19. No reemplazan la distancia física, lavado de manos y otras medidas, estas solo benefician si son parte de una estrategia integral.

Finalmente, es importante recordar que todas las variantes de la COVID-19 pueden provocar una enfermedad grave o la muerte. Por ello, es muy importante evitar la transmisión del virus y reducir el riesgo de exposición cumpliendo a cabalidad con todas las medidas de bioseguridad. Puede leer: Variantes genéticas pueden interferir en la infección por COVID.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.