Derrotar la pobreza en Cartagena: las soluciones que se plantean

El Universal habló con dos expertos en economía sobre las acciones que se deben implementar en Cartagena para superar la pobreza. La Alcaldía cuenta los programas que adelanta para la erradicación de dicha problemática. 

“Cartagena de Indias, una joya del patrimonio universal. Sus calles coloridas llenas de encanto la hacen la puerta de entrada a Suramérica. Cuenta con una excelente oferta gastronómica y una importante infraestructura hotelera y turística. Es una de las ciudades más bellas y mejor conservadas de América”.

Así describen a Cartagena en la pagina Colombia Travel, portal oficial de turismo de Procolombia. Sin embargo, esta es solo una cara de la ciudad. Pese a que tiene una amplia oferta gastronómica y una importante infraestructura hotelera, turística e industrial, Cartagena es una de las ciudades más pobres de Colombia.

En La Heroica, el 48% de sus habitantes se encuentra en pobreza monetaria, el 20,6% no satisface sus necesidades básicas, y lo más grave aún es que el 12,6% de la población vive en pobreza extrema, es decir que 129.000 personas sobreviven con menos de $147.600 al mes.


Del millón de habitantes que tiene Cartagena, más de 700 mil habitan en viviendas de estratos 1 y 2. La clase media solo es el 22% de la población y en estratos altos solo está el 7%. Hay cartageneros que no están conectados a los sistemas de acueducto (7%), alcantarillado (14%), gas (1,05%) electricidad (1,26%), e internet (84%).

Ante este triste panorama surgen varias preguntas, ¿se puede superar la pobreza?, ¿qué acciones se deben realizar para que no existan personas en miseria?, y ¿qué hace el Distrito para mitigar la pobreza en la ciudad?

Planteamientos de expertos

Adolfo Meisel, quien estuvo durante cerca de 15 años en Cartagena al frente de la gerencia local del Banco de la República y conoció la realidad económica, social, cultural y política de la ciudad; y ahora, desde la rectoría de la Universidad del Norte, sigue poniéndole la lupa a esos tópicos, afirma que sí es posible superar la pobreza.

Sostiene que la manera más efectiva para combatir la pobreza en Cartagena es invertir en el capital humano, especialmente en la educación.

De acuerdo con Meisel, está demostrado que la educación de calidad es la política más importante para reducir la pobreza y las desigualdades sociales. Asegura, además, que para la formación de las nuevas generaciones de dirigentes que contribuyan con la creación de riqueza y tengan compromiso con lo público y visión de futuro, la educación de excelencia es indispensable.

“La educación es un tema clave. Cartagena es una de la ciudades del país con los resultados de las pruebas Saber más bajos, además viene en un proceso de retroceso y cada año el puntaje es menor. Sin embargo, esta inversión debe ir ligado a la nutrición, cuando las personas están desnutridas no desarrollan todo su potencial intelectual, y más si están dentro de los primeros años de vida; y en salud, los niños que se enferman a menudo tienen problemas de rendimiento escolar”, explica.

El doctor en economía manifiesta que otro de los puntos para superar la pobreza en Cartagena es suministrar al 100% de la población el acceso a agua potable. “Sin agua no hay salud, no hay nada. Hay barrios que si bien están conectados al servicio, el agua les llega una vez a la semana. Por ello hay que mejorar el acceso al agua potable”.

Meisel además habla sobre la posibilidad de que el Puerto de Cartagena y las empresas del sector turístico, industrial e inmobiliario, que tanta riquezas generan, paguen un impuesto que ayude a financiar las necesidades de la lucha contra la pobreza.

De otro lado, Aarón Eduardo Espinosa Espinosa, economista con áreas de interés en los temas de pobreza, desigualdad y políticas públicas de lucha contra la pobreza y profesor de la Universidad Tecnológica de Bolívar, plantea alguna salidas.

Primero es aplicar una política social para la atención de la emergencia social en la ciudad tras el aumento exagerado de la población en pobreza extrema. Eso comprende la posibilidad de entregar a las personas transferencias monetarias durante un tiempo considerable o la distribución de bonos, que porten un valor monetario por el cual las familias en mayor situación de pobreza puedan comprar alimentos en algunos puntos determinados por el Gobierno.

Espinosa añade que también se debe implementar una política económica que abarque un plan de inclusión productiva. “Este planteamiento no es de inmediato, es un programa que tomaría tiempo para su preparación y puesta en marcha. Lo primero que se plantearía es identificar a la población pobre extrema, segundo establecer sus capacidades para ser integrada económicamente por las empresas públicas o privadas, o para que las personas emprendan su propio negocio; y tres, que haya recursos y sobre todo incentivos institucionales para que esa política sea sostenible en el tiempo”.

El experto en economía afirma que además es necesario fortalecer el Plan de Emergencia Social Pedro Romero. “Lo que propongo específicamente es que el PES deje de ser un programa del despacho del alcalde, que es donde está ahora, y se convierta en un ente, con cierto grado de autonomía para gestionar la política de superación de la pobreza extrema en Cartagena. Obviamente con mayor presupuesto, con presupuesto sostenible en el tiempo y con un equipo de trabajo que pueda ser, por ejemplo, de carrera pública, que sean funcionarios competentes y más que todo técnicos", manifiesta.

“Este tratamiento de choque, de transferencias monetarias y entrega de bonos para compra de alimentos necesitan de voluntad política, lo mismo que para el diseño del plan de inclusión productiva de largo plazo, no de este gobierno sino de todos los gobiernos que vienen”.

El profesor de la UTB añade que las propuestas antes mencionadas deben armonizarse con las iniciativas que hay en el territorio, una de ellas es el fondo para la erradicación de la pobreza y los programas sociales del Gobierno nacional, los cuales afirma, han tenido un bajo impacto en Cartagena.

La Ley 2038

Otra de las medidas que busca erradicar la pobreza extrema en Cartagena es la Ley 2038, que crea el Fondo de Sustentabilidad Pro- Cartagena 500 años. Dicha ley fue sancionada por el presidente Iván Duque el 28 de julio de 2020 y en junio de este año la Corte Constitucional la declaró exequible.

La iniciativa fue liderada por el senador del Centro Democrático, Fernando Araújo, quien explica que el fondo no es una entidad sino un instrumento financiero, una cuenta (con una junta directiva y un operador) que canalizará todas las grandes inversiones del Gobierno nacional, departamental, distrital, Cooperación Internacional y del sector privado para la superación de la pobreza.

“La pobreza en Cartagena se concentra en 40 barrios y corregimientos, donde no hay acueducto, alcantarillado y existe un déficit grande en viviendas y vías de acceso. Creemos que para hacer inversiones en estas comunidades se necesita la concurrencia de todas las partes y para eso se creó el fondo: para realizar las obras que requieren de un trabajo mancomunado”, apunta.

El congresista indica que la Ley 2038 está en etapa de reglamentación y que el Ministerio del Interior es el responsable de publicar un borrador del decreto para comentarios y observaciones, y luego para su expedición.

Detalla que en dicho decreto estará definido quién será el operador, es decir el que pondrá en practica el fondo y establecerá el plan de dinamización para la sostenibilidad fiscal y desarrollo social. “En este momento hay un consenso de que el Distrito asuma la operación del fondo. Le corresponde y tiene el liderazgo para hacerlo", dice.

Lo que se hace

De otro lado, la administración Salvemos a Cartagena da a conocer las acciones que realiza en el marco del Plan de Emergencia Social (PES) Pedro Romero, la gran apuesta para la erradicación de la pobreza extrema en la ciudad, a través de la implementación de varios programas.


El PES se encarga de llevar la oferta institucional a la población en pobreza extrema, realizando trabajo permanente en y desde las comunidades, apuntando al acompañamiento de las familias, mejoría de su calidad de vida y de esta manera alcanzar los mínimos vitales para el desarrollo humano integral, facilitando su inclusión social y económica.

Cielo Blanco Flórez, directora del PES, afirma que el reto más grande y el más apremiante es garantizar la seguridad alimentaria a los hogares con poco acceso a los alimentos básicos. Por ello realizan mercados campesinos como una estrategia para garantizar el derecho a la alimentación de dicha población en pobreza extrema.

"A través de alianzas con la Gobernación de Bolívar, la Armada Nacional, el DPS, Carnes Mi Res, Colanta, Corpomandela, las Asociaciones de campesinos de los Montes de María, Megatiendas, los COMBAS, los liderazgos comunitarios, Ecopetrol, ACD consultores, Juntas de Acción Comunal, entre otros, se ha podido llevar productos alimenticios frescos y a bajo costo a los barrios más vulnerables de Cartagena. La apuesta del PES es poder tener Mercados Campesinos simultáneos todos los fines de semana en diferentes barrios de la ciudad", sostiene.

También se adelanta el programa Patios productivos, donde decenas de familias producen alimentos básicos como hortalizas, en patios y huertas caseras; y se entregan kit alimentarios a familias en extrema pobreza que actualmente consumen solo una comida al día.

La directora del PES manifiesta que además ejecutan el programa "Salvemos Juntos", llevando a las comunidades priorizadas en pobreza extrema toda una oferta de servicios: citologías, medicina general, salud oral, belleza, recreación y deporte, afiliación a salud subsidiada, registro a personas migrantes para su certificado de permanencia, jornadas de Sisben, vacunación, inscripción a programas de emprendimiento, patios productivos, educación técnica y superior, entre otras.

En generación de ingresos, Blanco asegura que el PES desarrolla varias estrategias. La primera es la formación y capacitación en emprendimiento y entrega de capital semilla a unidades de negocios en toda la ciudad; la segunda estrategia es la de formación para el trabajo, en este sentido desarrollan cursos, y carreras técnicas en convenio con el Sena, y otra entidades de formación para los hombres y mujeres jóvenes en pobreza extrema que desean prepararse y aprender un oficio que les permita vincularse al mundo laboral y al empleo temporal; y la tercera estrategia es la de gestionar con agencias de empleo, con la empresa privada y sobre todo con las dependencias del mismo Distrito, la vinculación laboral de personas en pobreza extrema.

"Para este fin de año ya está en proceso la contratación por el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (Datt) de jóvenes como reguladores de tránsito. Igualmente están en proceso de identificación de otros perfiles que se requerirán en las demás dependencias del Distrito", sostiene Cielo Blanco.

En cuanto a las familias que carecen de una vivienda digna donde puedan acceder al agua potable, a cocinar sus alimentos, a la eliminación de excretas y a un piso decente, desde el PES afirman que le apuntan a mejorar estas condiciones básicas de las viviendas, pero es costoso, lo que limita la acción de Gobierno con relación a la enorme demanda de este servicio.

La funcionaria destacó que si bien hoy el PES cuenta con el apoyo de actores de la academia, del sector privado y gremial, de la comunidad, de las iglesias, de los medios de comunicación, de la cooperación internacional, de la Gobernación, entre otros, con los que se articulan varias acciones, se requiere hacer un gran pacto por la superación de la pobreza extrema.

"Este pacto debe llevarnos a hacer una gran red de actores que definamos entre todos una visión compartida de dónde estamos y dónde queremos estar frente al tema de la pobreza en Cartagena, se debe definir un camino, una metodología, debe definir un plan. Y que este plan puesto en marcha, implementado a manera de prototipo social, nos ayude a definir como sociedad cartagenera una manera de responder efectivamente a esta realidad, lo que se constituiría en la política pública para la eliminación de la miseria y la pobreza extrema en el corralito de piedra", concluyó.

Mercados campesinos: se han realizado 27 mercados campesinos en los barrios con mayor población y con mayor Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) de la ciudad.
Patios productivos: la meta este año es realizar al menos 500 patios productivos en viviendas en las zonas vulnerables.
Kit de alimentos: para este año el PES beneficiará a 11.829 familias con paquetes alimentarios (alimentos que conforman la ración para preparar: aceite vegetal, arroz de primera, azúcar, café, chocolate, frijol, harina de maíz, leche en polvo entera, lenteja, lomo de atún, panela, pasta tipo espagueti, huevos, sal, avena en hojuelas). 

Se ha llevado a las comunidades en pobreza extrema 39 ofertas público-privadas integrales.

Se han formado a 18.576 familias, jóvenes y adolescentes en Mecanismos Saludables de Convivencia (MSC) y Mecanismos alternativos de solución de conflictos (MASC), en prevención de consumo de sustancias psicoactivas, VBG y 4.923 personas afro e indígenas en derecho propio, derechos étnicos y valores culturales.
En convenio con la Universidad de Cartagena el PES atenderá a 2.200 personas de manera integral. 

Se busca capacitar a 800 emprendedores y proveer a 661 unidades productivas con capital semilla, en convenio con Cámara de Comercio de Cartagena y Fundación Amanecer.

En convenio con Edurbe el PES beneficiará a 125 familias con la adecuación de las soluciones hidráulico sanitarias (baños) en San Pedro Mártir, El Reposo y Mándela.
Igualmente, en asocio con la Secretaría de infraestructura, la Fundación Grupo Social, Argos y las Juntas de Acción Comunal y la comunidad en general se espera hacer intervenciones en mejoramiento de calles y pisos en algunos barrios de la Comuna 6 de Cartagena. 

Se ofrecerán 235 cupos de formación diseñados para capacitar a personas en seguridad privada. 

¿Quieres ayudar a los protagonistas de estas historias de pobreza en Cartagena? Comunícate con nosotros a través de las redes sociales de El Universal o escríbenos al WhatsApp 3215255724.


Créditos

Periodistas
Gabriel García / Julie González / Omar Carrasquilla / Lía Miranda
Néstor Castellar / Yésica Rivera / Wilson Morales

Unidad Multimedia 
Cesar Rico

Editora Cartagena
Juliana De Ávila

Editor digital 
Jairo A. Cárdenas A.

Diseño digital  
Duvan Peña Iriarte

Fotografias 
Aroldo Mestre / Julio Castaño / Oscar Díaz / Luis Herrán 
Archivo El Universal / Cortesía Alejandro Matias

© Copyright 2021 / EDITORA DEL MAR S.A.