Farándula


Alejandra Guzmán habló de sus cirugías por biopolímeros

La cantante mexicana contó en una entrevista a cuántas cirugías se ha sometido para salvar su vida.

REDACCIÓN FARÁNDULA

26 de julio de 2021 01:34 PM

La cantante mexicana, Alejandra Guzmán, se sinceró en entrevista con el conductor Yordi Rosado, donde se refirió a los exhaustivos tratamientos y a las 40 cirugías a las que se ha sometido para procurar su salud a causa de los biopolímeros, un químico que ha afectado parte de su cuerpo desde el 2012.

A lo largo de su carrera, la cantante ha buscado transformar su apariencia con procedimientos estéticos, pero para Guzmán no todo ha sido fácil, las inyecciones de biopolímeros que recibió en sus glúteos la llevaron a poner en riesgo su vida y todavía se recupera de las secuelas.

“Ha sido un proceso largo, bien largo”, aseguró la cantante, y agregó: “Empecé a darme cuenta de que no estaba bien de salud cuando estaba en Londres haciendo un disco. Ahí ya no podía caminar y me empezaba a sentir muy mal, con una fiebre espantosa. Se necrosa tu piel, se pone negra y dura como una piedra y el plástico no permitía que pegara mi piel con mi piel porque había plástico”.

Con tal de que le salvaran la vida, Alejandra firmó un documento en el que autorizaba que “experimentaran” con su cuerpo y así no demandara en caso de los resultados no fuesen los esperados.

“Estuve internada seis meses en el hospital con un sistema que te empieza de sacar más de piel por dentro (...) Me han operado como 40 veces. Tengo una historia clínica que wow, soy la VIP de ahí. Ya no me siento mal. Siento que ya no tengo nada porque me han rebanado una tras otra. Amo mis cicatrices, ahora me quiero más que antes, me acepto más, me cuido más y el haber estado en el hospital me hizo darme cuenta de la capacidad que tiene uno de aprender”, precisó.

A Alejandra todavía le siguen extrayendo de su cuerpo aquella sustancia: “Todavía me siguen sacando... aún así yo sigo cantando”, y recordó que fue su papá, Enrique Guzmán, quien la impulsó a seguir adelante pese a los dolores físico a los que se enfrentaba, y hasta le decía “quiero tirar la toalla”.

“Un día le hablé a mi papá, y por eso me tatué una calaca ahí en el oído, porque la muerte me susurraba ‘vámonos’ y yo le decía: ‘no, hoy no’”, recordó la cantante.

  NOTICIAS RECOMENDADAS