Aleka Guzmán: actriz y modelo cartagenera que ahora canta

03 de mayo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“Soy mi propio juez, mi propio amor, mi diversión, mi enemiga, mi consentida, mi experimento, mi nave espacial y mi misterio. Soy una abuela centenaria y una niña recién llegada. Soy feliz creando”. Con esas palabras se describe la artista cartagenera Aleka Guzmán. “Mi nombre lo escogió mi padre porque él sentía que tenía musicalidad. Tal vez desde ese momento, antes de respirar por primera vez, la música marcó mi camino”.

Hace teatro y es modelo desde niña, ahora es una excelente actriz y ha estado en las mejores pasarelas del país. “Mi primera campaña publicitaria fue a los 14 años. En ese momento no me entusiasmaba la idea de ser modelo, porque pensaba que la gente que se dedicaba a eso era tonta y yo no. Hasta que concluí que la gran tontería era no aprovechar las oportunidades, que son calvas, tienen un solo pelo”, dice entre risas.

“Viví de esta profesión desde mis 21 años y me siento agradecida con ella, porque me ha permitido mantener una economía independiente”, apunta.

Llegó a Bogotá en 2005 para estudiar artes plásticas, pero rápidamente descubrió que era una carrera muy quieta y silenciosa para ella y retomó el rumbo de la actuación. La hemos visto en novelas y series como ‘Oye bonita’, ‘Niños ricos, pobres padres’, ‘Mujeres al límite’, ‘Tu voz estéreo’, ‘Niche’ y ‘La vida del Joe Arroyo’. También se lanzó a la presentación con ‘La cocina de la abuela’, un programa de viajes y gastronomía tradicional colombiana.

También canta

Su primera canción se llama ‘El hombre fuerte’ y la grabó junto a un primo hace varios meses. Se acerca al vallenato, al rock, el porro, la cumbia, la champeta, el reggae y sobre todo la salsa.

También hace sonidos extranjeros, una combinación a la que llama ‘Caribbean Blues’. “Cuando me senté con mi guitarra a crear mis blues y mis rocanroles, no pude ni quise evitar que se me saliera el mestizaje colombiano. En mi paleta de canciones tengo un abanico entre el blues, que es mi amor adquirido, y lo Caribe, que es lo que llevo en la sangre”, señala.

En su canto se percibe un acento costeño, el baile de las palmeras, la contemplación de los indígenas, la melancolía de las olas, una piragua navegando en el río y una mujer luchadora.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Farándula

DE INTERÉS