Farándula


Después de navegar, regresó con ‘MeloRosa’, su nuevo sencillo

El cantante cartagenero, Luisfito, explicó los motivos que lo alejaron de la música y el porqué su canción lleva ese título.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

10 de febrero de 2021 01:46 PM

Si hay algo que quiere volver a conquistar Luisfito, es el corazón de los cartageneros a través de su música.

Este cantante urbano sonó mucho en el 2014, época en que pisó los escenarios por última vez con la canción ‘Dale play’, mientras que el video fue uno de los pocos que, en ese entonces, mostraba la cultura de los barrios populares de la ciudad, como los niños y la gente bailando al son del picó.

Ahora, en este 2021, Luisfito renace con su nuevo trabajo musical titulado ‘MeloRosa’. Un dembow (ritmo dominicano) que fue compuesto por él y, según aseguró, muchos mal piensan su significado sin antes escuchar la letra.

“Con el título de la canción la gente piensa que trata de una mujer atrevida, y no es así. Son dos chicas que hacen sopa, y una de ellas se llama MeloRosa, entonces cuándo me preguntan a cuál de las dos escogería yo digo: “MeloRosa, MeloRosa, MeloRosa...”, explicó Luisfito.

Según el artista, ‘MeloRosa’ ha gustado mucho entre los amantes de este género, luego de su lanzamiento el 30 de enero de este año en Youtube y en redes sociales.

El video de la canción fue rodado en el barrio Policarpa, donde nació y se crió Luisfito, bajo la producción de Jhedor Henao, muy conocido en la farándula local.

De navegante a cantante

Luis Manuel Ramos Pájaro es el nombre de pila de este artista cartagenero, quien tiene 30 años de edad, pero lo conocen en el mundo artístico como Luisfito.

Quien lo bautizó con este seudónimo fue su abuelo, cuando era apenas un niño. Y ahora en su adultez y carrera musical, retomó este nombre para darse a conocer con él.

“Ya en mi juventud, al incursionar en la música, pertenecí a una agrupación llamada ‘KP y Fito’, donde yo era Fito. Más adelante decidí reinventarme como solista y adopté el nombre de Luisfito, como muchos me conocen”, explicó el cantante.

De los 10 años que lleva cantando en esta industria, ha interpretado música urbana con ritmos de reguetón, dance hall y champeta. Pero un día su vida dio un vuelco a la cotidianidad, precisamente en 2014, que lo llevó a estudiar en El Sena.

“Después empiezo a navegar. Tomé la decisión de alejarme de los escenarios, de los estudios y hasta de mi familia, porque la embarcación donde estaba llegaba a diferentes lugares, y así duré tres años”, narró Luisfito.

Hasta que en 2016 sintió de nuevo el llamado de la música. Para él Dios tuvo un propósito en su vida y decidió escucharlo.

“No me sentía bien alejado de lo mío. Me hacía falta el canto y mi familia, entonces cuando me retiré decidí que desde ese día en adelante me dedicaría a componer y hacer música”, puntualizó.

Luisfito quiere demostrarle a todos sus seguidores que la mejor decisión es nunca rendirse. Así como hace varios años sonó en las emisoras y salió en algunos medios de la ciudad, ahora renace del polvo por, según afirmó, viene por más.