Gabriela Tafur y su vida después de Señorita Colombia

15 de febrero de 2019 09:25 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ha sido una locura”. Con esas cuatro palabras, Gabriela Tafur Náder intenta responder cómo le cambió la vida desde que se convirtió en la Señorita Colombia. Y dice “locura” en el mejor sentido de la palabra: desde noviembre de 2018, cuando Laura González le pasó la corona, no ha parado de recorrer nuestro país, en su misión de representar al Concurso Nacional de Belleza ante las más de 80 fundaciones que apoya, sin descuidar ningún detalle de su preparación con miras a Miss Universo o a cualquier otro concurso internacional.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que te eligieron Señorita Colombia?

-Mi vida ha sido una locura, pero digamos que lo más importante es que me vine a vivir en Bogotá, porque es más fácil viajar desde Bogotá que desde Cali. Estoy en función de una sola cosa, que es el Concurso Nacional de Belleza, antes hacía mil cosas, trabajaba en una empresa, pero ahora estoy dedicada a una sola meta, que es servir a Colombia y hacerlo de la mejor manera. Estoy completamente feliz, nunca me imaginé lo feliz que me iba a hacer trabajar por mi país.

¿Cómo ha sido la labor social de estos meses?

-Ha sido ardua, hemos hecho muchas cosas de la mano del Concurso, tú sabes que el Concurso apoya a 80 fundaciones a nivel nacional, entonces en los primeros meses no hemos hecho sino viajar, apoyando esas causas. He estado en el Valle del Cauca, en ciudades como Cali, Palmira, estuvimos en Pereira, Manizales, en Ibagué, y en muchas otras ciudades que ahora se me escapan. También hemos trabajado con el Ministerio de Defensa. Hemos hecho muchas cosas que todos los días ayudan a construir país.

¿Y cuáles han sido los lugares y las personas que más te han marcado en tu recorrido por Colombia?

-Creo que la que más me ha marcado ha sido la Liga contra el Cáncer, en Ibagué. Fuimos una mañana a la fundación, donde habían niños que nos habían preparado una serie de villancicos, esos niños acababan de recibir quimioterapia y hubo una en especial, que se llama Karen, de siete años, que estaba muy cansada y muy triste, porque, al estar parada ahí, estaba tan cansada que no pudo cantar y ella había practicado tanto... Yo, Dios mío, no podía parar de llorar, estaba muerta de la pena, pero solo podía llorar. Luego me le paré y me senté a su lado, y la felicité... casi no la puedo hacer reír, pero lo logré.

¿Cómo te estás preparando para Miss Universo?

-Creo que toda mi preparación la di toda, toda, toda para Señorita Colombia, ahora simplemente estoy preparando detallitos, obviamente para no perder la forma, gimnasio, estética, alimentación.

¿Cuáles son tus fortalezas para Miss Universo?

-Bueno, yo creo que soy una persona completamente determinada y juiciosa, muy disciplinada, una persona que se ha caracterizado siempre por cumplir sus metas y espero que esta no sea la excepción -ríe-, soy una persona que está entregada a su país y las causas sociales, lo que más me motiva es ayudar a mi país y creo que eso será visto con muy buenos ojos en cualquier concurso internacional al que yo asista.

Y los puntos a fortalecer...

-Me toca seguir trabajando en pasarela, para hacerla mucho más estructurada.

¿Cómo asumes las críticas?

-He sido muy afortunada, porque he recibido un apoyo impresionante de los colombianos. Lógicamente, existen muchos comentarios negativos, pero los aprendí a manejar desde que era Señorita Valle. Al principio sí me daba muy duro el bullying en redes sociales, hoy ya no me molesta tanto lo que digan de mí.

¿A qué piensas dedicarte una vez termine tu reinado?

-A la filosofía política y a la política.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Farándula

DE INTERÉS