Farándula


Javier Jattin llega a “Enfermeras” y revive pasiones

Después de “La casa de las flores”, el actor llega a una interpretación en Colombia, justamente en una serie que ha captado audiencia y le permitirá quedarse un tiempo más en casa.

HEIDI LLANES

22 de febrero de 2022 10:29 AM

Al tratarse de una de las producciones que mayor audiencia ha captado en los últimos dos años, “Enfermeras” se recarga para dar continuidad a sus historias y mantener un rating que se basa en cada uno de sus talentos.

En ese orden de ideas, el nuevo fichaje de RCN es el barranquillero Javier Jattin, quien llegará a revivir pasiones en la pantalla bajo su personaje de Juan Pablo Valderrama, un enfermero que desde el Hospital Santa Rosa desarrollará una serie de conflictos que acompañan su vida.

Desde hace algunos años, Javier reside en México, y como advierte, no es que se vaya de un lado porque así lo decida, es el trabajo el que lo mueve y le indica dónde debe permanecer por determinado tiempo. Ahora tuvo la fortuna de regresar a Colombia.

Afirma que nunca se ha ido del país, lo llevaron a México que es muy diferente, y así mismo regresa cuando le hacen la invitación para entrar a la cuarta temporada de “Enfermeras”, y al ser de esas situaciones que llama “coquetas”, por tener todos los puntos positivos, y cuando se enteró que Májida Issa sería su compañera, no ocultó la emoción, y dispuso viaje.

Al ser muy familiar, la pandemia lo hizo alejarse por primera vez de su casa, aunque México no tuvo restricciones, el viaje a Colombia debió postergarse.

“Son proyectos que cuentan con bendiciones, desde el argumento, el libreto y quienes lo integran, entonces te quedas sin excusas, y simplemente lo siguiente es ponerte la camiseta y empezar a jugar el partido”, indica Jattin.

Un rodaje intenso

Javier está en Colombia desde el 1 de diciembre, con jornadas de grabación intensas, y curiosamente ha sido uno de los proyectos donde ha contado con menos tiempo para ensayar, pero de los que más requerimientos técnicos han tenido.

Afirma el actor, que el compromiso y responsabilidad están implícitos al momento de encarnar un oficio como la enfermería, más ahora, cuando la pandemia puso de manifiesto esa labor que estaba invisible ante muchos. Por eso “Enfermeras” se ha convertido para los actores en un homenaje a todo el personal médico del planeta.

Javier Jattin llega a “Enfermeras” y revive pasiones

El barranquillero indica que su colchón, su olla, su sábana y almohada están en México, un traslado que obedeció a una decisión práctica. Ciudad de México es de las capitales más grandes del mundo y la define como “deliciosa”, hay de todo en lo que a cultura se refiere, y el mismo tamaño de la urbe permite a todos pasar inadvertidos, además le ha permitido crecer artísticamente.

Lleva seis producciones en Televisa, una empresa que da exposición, reconocimiento y un nivel internacional que no es fácil conseguir con un producto netamente colombiano. A partir de allí vinieron las oportunidades y una de ellas lo llevó de ser fan de una serie, a trabajar en la misma.

Se trata de “La casa de las flores”, cuya primera temporada cautivó a todos. Javier había conocido a su director Manolo Caro, y soñaba con entrar, por tanto una vez hizo el casting pensó en que ya debía soñar algo más, este por ahora estaba cumplido.

La interpretación de “Salo” en la exitosa serie, es lo que llama una “invitación”, se trataba de retroceder en la vida del personaje y si esa actuación se compara con un trabajo de joyería, no duda en afirmar que se trató de la elaboración de filigrana.

La evolución

Javier busca los desafíos de la carrera, le encanta que el casting sea complejo, porque considera que es el mejor ejercicio para un actor. “Nos jugamos meses de trabajo en 20 segundos, ese es el tiempo para que suceda lo que te va a dar el papel, cuando tengo casting, mi familia sabe que me concentro mucho y a veces no duermo”, indica.

Su filosofía es querer contar muchas historias, si son incómodas, mejor, con esto se refiere a los papeles que llegan y acepta. Confiesa que ha tenido la experiencia de ser el malo más malo y el bueno más bueno, en ese espectro ha entendido que ahí está la humanidad.

Define su carrera como de resistencia más que de velocidad. Ha sido constante y con Victoria Hernández, su maestra, ya tenía por rutina hacer las clases virtuales, por lo que hacerlo en estos tiempos de encierro, no fue una novedad para él.

Javier Jattin espera que el mayor logro de su carrera no haya llegado, sin embargo, hasta ahora, su mayor satisfacción está en inmortalizar a sus personajes y disfruta cuando lo encuentran y le llaman por alguno de esos nombres, porque allí, en ese cariño, está lo alcanzado.

  NOTICIAS RECOMENDADAS