Farándula


La insumergible Orquesta del Titanic

ANDRÉS PINZÓN SINUCO

26 de noviembre de 2012 12:01 AM

Fiesta fue el tema culminante con el que finalizó una velada marcada por las bromas y las canciones de dos leyendas vivientes de la música: Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina. “Qué milagro estar de vuelta en Bogotá”, exclamó Sabina tras interpretar el primer tema de la noche: Ocupen su localidad/Hoy puede ser un gran día, una canción “Frankenstein” como ellos mismos la llaman por tener versos de ambos compositores.
El concierto se inició sobre las 8 de la noche del sábado pasado ante la expectativa de un público compuesto por personas de tres generaciones que se conmovían al unísono de cada uno de los temas de la gira ‘Dos pájaros contraatacan’, en la que ofrecieron los versos de su más reciente producción La Orquesta del Titanic.
El humor fue uno de los ingredientes más inesperados, pues entre canciones como Acuérdate de mí, y Algo personal, el par de veteranos aprovechaba los instantes en los que el otro abandonaba el escenario, para burlarse consentidamente de sus trayectorias como músicos con anécdotas que provocaron carcajadas.
A mí toda la vida me gustó ayudar a la gente que empieza”, dijo Joan Manuel bromeando sobre su amigo Joaquín y haciendo referencia a la aventura que emprendieron desde marzo de este año con una agenda maratónica de presentaciones en el mundo.
Más adelante, vendría el momento de escuchar una de las canciones más aplaudidas de la noche: Y sin embargo, compuesta por Sabina. El tema en la voz de Serrat adquirió un nuevo matiz por la suave entonación del catalán que se acompañó sólo de piano y guitarra, al punto que muchos de los presentes, especialmente los adultos mayores, no pudieron evitar una que otra lágrima inadvertida.
A nosotros nos separan dos cosas fundamentales: mi envidia y su talento”, sostuvo con ironía Sabina, empezando un pequeño relato en el que narró cómo fueron sus inicios en la música tocando en el metro de Londres (Inglaterra). “Tocaba en tugurios de muy dudosa reputación mientras él en cambió tocaba en el Madison Square Garden de New York (Estados Unidos)”.
Agregó: “Él estaba entre Dios, Juanes, y Radamel Falcao…; yo estaba entre el Chavo del Ocho, Manolito el de Mafalda, y el marido de Paquita la del Barrio”, explicó el cantante de Úbeda (Jaén, España) desatando risas inmediatas.
Acto seguido, vendrían las canciones De cartón piedra, 19 días y 500 noches, Cuenta Conmigo, Eclipse de mar, Mediterráneo, y Señora. La generosidad fue otro de los elementos principales de una noche que tuvo sabor a melancolía y júbilo, pues cada uno de los “Pájaros” cantó las canciones del otro, formando duetos inéditos que fueron muy valorados por los asistentes.
Durante el show, hubo incluso un momento para homenajear a la fallecida cantante nacionalizada mexicana, Chavela Vargas, con el tema Por el boulevard de los sueños rotos, frase proferida por la artista, con la que Sabina le escribió una canción hace más de diez años. “Mestiza ardiente de lengua libre, gata valiente de piel de tigre, como de rayo de luna llena”, cantó.
Casi tres horas duró la presentación de los compositores que inclusive prepararon los versos “Dos pájaros de Aracataca con el corazón colombiano”, mostrando un tema muy movido e inédito que colmó de patriotismo al Coliseo Cubierto El Campín.
Ni si quiera fueron importantes algunos problemas de sonido al inicio del show, más bien la gran masa de gente recibió con especial agrado la canción Esos locos bajitos, de Serrat; que daría lugar a los temas Mas de cien mentiras, Hoy por ti mañana por mí, y Tan Joven y tan viejo.
Hacia las 11 de la noche los dos “pájaros” abandonaron la tarima despidiéndose del público colombiano, al que sin embargo regalaron dos canciones más: Para la libertad, y Contigo.
En definitiva, se trató de un espectáculo de altísimo nivel no sólo por la alegría que suscitaron los recuerdos entremezclados de ambos cantautores, sino por la noción de que La Orquesta del Titanic que conforman este par de “mochuelos” debe seguir tocando pese a tantos hundimientos y olvidos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS