Farándula


Michel Brown vive un verdadero ‘Desafío sobre fuego’

Además de ser actor, el famoso argentino se le mide a un nuevo reto profesional. Conoce de qué se trata.

COLPRENSA

12 de agosto de 2020 09:47 PM

Aunque suene sorprendente, hasta hace poco Michel Brown vio los primeros capítulos completos de ‘Pasión de Gavilanes’. Hace 18 años, cuando grababa esta telenovela colombiana, las jornadas de grabaciones eran tan intensas que poco tiempo libre tenía para poder ver su trabajo como Franco Reyes. Ahora, desde este martes, 11 de agosto, los televidentes pueden verlo por partida doble, cuando se estrene la tercera temporada de ‘Desafío sobre fuego Latinoamérica’ en History Channel a partir de las 9:50 p. m. cuando debute como el nuevo conductor de este reality de competencia en búsqueda del mejor forjador del continente. El actor argentino, radicado en México, llega a este programa luego de hacer parte de la primera temporada de la serie histórica ‘Hernán’, en la que empezó a involucrarse con el mundo de las armas del cual se apasionó.

En esta nueva edición del reality de competencia contará con ocho nuevos participantes de cuatro países diferentes de América Latina, entre ellos, uno colombiano, quienes competirán a contrarreloj a través de diversos desafíos para realizar los mejores cuchillos ante un jurado de expertos y lograr ser el mejor de todos. Michel Brown dialogó con Colprensa sobre esta nueva experiencia en el campo de la conducción de televisión, así como el regreso de ‘Pasión de Gavilanes’ a la televisión.

Al filo de su vida

-¿Cómo ha sido la experiencia de conducir Desafío sobre fuego?

Mi experiencia más larga como conductor de programa de televisión fue en España en ‘Estoy por ti’ durante seis meses en las tardes. Un programa donde sabías lo que pasaría y estabas hablando de relaciones humanas, con cosas que nos ocurren en la vida diaria, por lo cual era muy fácil, había que escuchar y seguir el camino. Este es un mundo completamente diferente porque hay muchas cosas jugando, a favor y en contra. Está la emoción y que uno se mete en la película de la forja, con mucha tensión porque están trabajando con hornos a mil grados de temperatura, donde pueden surgir imponderables como el corte de una manguera que contiene gas, cortes con las lijas, por lo que debes estar muy pendiente de todo esto para reaccionar al instante.

El lenguaje no tiene nada que ver con un programa convencional, qué es un lenguaje muy claro, donde no puedes ponerle otros nombres a las cosas, porque ya tienen público que tiene muy claro cada una de las cosas del programa.

-¿Ayudó que usted fuera fiel televidente del programa?

Soy fan absoluto de Desafío sobre fuego. Es la primera vez que me llaman para trabajar en algo del que yo soy muy fanático. Lo veía todas las noches, tanto el norteamericano como el latino. Aunque me ayudó al conocer la dinámica del programa, pero una cosa es ver el programa una hora sentado en tu casa comiendo pizza, y otra cosa es estar metido en la forja durante 10 horas al día, en un mundo frenético porque se trabaja de una manera intensa y fascinante.

-Hizo parte de la serie histórica ‘Hernán’ en la que tuvo mucho trabajo de manejo de armas...

Tuvimos prácticamente un mes y diez días de entrenamiento, empezando con las espadas. Mi personaje usaba una espada y una daga en la otra mano, después pasamos al caballo y el uso de las armas encima de él. Al principio pensé que sería un desastre, más si se tiene en cuenta que mi personaje es el rey de la batalla, por lo que me daba miedo de no llegar, pero en un momento de los entrenamientos algo hizo clic, donde entendimos cómo abordarlo.

El manejo de espadas partió de los movimientos muy clásicos y muy claros de la esgrima, y al conocerlos, romper con todo eso, para encontrar a mi personaje, quien era una verdadera bestia sin clase para pelear. Son los procesos que a los actores nos encantan, son un manjar.

-Pasó de manejar una espada a ver cómo se hacen estas armas en Desafío sobre fuego...

Cuando trabajé en ‘Hernán’ me fascinaba, pero nunca me habían puesto pensar de qué manera se hicieron y con qué sentido se hicieron, lo cual cobra sentido a través del programa, para poder entender esos tres puntos de vista de cada uno de los jurados, como el del historiador que te habla del por qué y para qué fueron creadas las armas, luego pasa a quien las pone a prueba, quien no ve la estética sino su funcionalidad, y luego, el forjador maestro que tiene en cuenta todos los detalles que solo un especialista puede notar.

Cambios en el taller

-¿Qué novedades tendrá esta nueva temporada de Desafío sobre fuego?

Dentro de las novedades de esta temporada es que van haber cuchillos que no tienen que ver solo con la historia, también con el cine, lo cual será muy cercano a todos los televidentes, como el clásico cuchillo Comando de Arnold Schwarzenegger. A lo mejor también cuchillos que tiene que ver con la historia, pero con elementos completamente contemporáneos. Te entregan un ventilador y con él deben hacer una daga oriental del año 1540.

-¿Un arte no sólo de hombres?

En esta temporada estará Juliana, quien comenzó a forjar a partir de ver el programa, batallando contra forjadores que nacieron en este mundo de la forja, muchos de ellos de padres y abuelos tres forjadores, que de eso viven y todo el día están en el taller.

-¿La recuperación de un arte hecho a mano?

Más allá de la recuperación, lo que está pasando es que con mucha gente está entrando en el mundo de la forja a partir del programa. Países como Brasil y Argentina tienen un culto a la forja inmenso, pero siendo un nicho muy pequeño que ha partir del programa ha ido creciendo.

Un proceso muy creativo, muy intenso y muy terapéutico al tener un mazo de hierro y empezar a golpear algo hasta darle forma.

-¿Cómo ha visto la repetición en Colombia de Pasión de Gavilanes?

Me da mucho gusto. Cuando nos contaron que Pasión de Gavilanes volvería a la televisión colombiana, después de 18 años, a la misma hora en el mismo canal, nos dio un poco de miedo, porque lo hicimos hace tanto tiempo y la televisión cambia cada vez más rápido, pero al día tres marcaba una barbaridad en rating, con un fenómeno en memes, lo cual es muy loco.

A mí me da mucho gusto. De algo en mi carrera con lo que estoy muy agradecido es con Colombia y con Pasión de Gavilanes, porque a mí mi vida dio un vuelco total, me abrió las puertas para irme a trabajar Europa. Me pasó algo muy raro que yo no había visto los primeros capítulos, porque siempre estábamos grabando, y me impresionó. Primero porque me veía como un niño hace 18 años, segundo porque las herramientas de un actor hace tanto y el compromiso de un actor también era diferente. No digo que sea ni mal ni bien, tan sólo distinto. Me da mucho gusto que en paralelo vean algo actual y más en Colombia, que aparte de ser un país que yo quiero mucho, ahí tengo mi casa, entonces me parece importante que en Colombia lo puedan ver.

-¿Cómo ha visto los memes que surgen en la retransmisión de ‘Pasión de Gavilanes’?

El otro día subieron el meme ‘Franco bailando’, y cuando lo vi me pregunté: ‘¿En qué momento yo hice eso?’. Recuerdo que para esa escena el director me dijo que me tenía que ver ridículo bailando, y creo que me fui al ridículo más ridículo del planeta, pero esa fue la decisión actoral que tomé a los 26 años (risas).