Farándula


Nik Salazar, un volcán que estalla en música

Aunque no hubo colaboraciones en este álbum porque necesitaba expresar solo el contenido, no descarta remix de algún tema.

HEIDI LLANES

16 de agosto de 2022 05:29 PM

Es un disco muy personal. Así presenta el actor y cantante Nik Salazar su más reciente producción discográfica, “Magma”, un compilado de seis canciones que definen a la perfección ese momento que motivó su creación.

A todo esto le suma la variedad en cuanto a sonidos, hizo todo lo que le dio el experimento, y si bien se le relaciona con el pop urbano, reflexionó sobre la amplia baraja de opciones que ofrece la música y es cuando se adentra en fusiones pop y rock, rapea, prueba con el mariachi, entre otros.

La idea de mostrar algo genuino se condensa en “Magma”, afirma de este álbum que empezó a trabajar a finales del año pasado luego de culminar una relación que a la postre se convirtió en el detonante para inspirar estas nuevas letras.

En este disco Nik Salazar le apuesta a su intuición, a los sentimientos que regían cada momento de vida.

De los seis temas que componen este disco, afirma que cada uno es muy diferente, el autor quiso de la misma forma experimentar con sonidos diferentes donde se representan esas vivencias que dieron lugar a las letras. Precisamente el sencillo que acompañó el lanzamiento, “Ardíamos”, toca la relación que terminó, que en su momento fue especial, pero que al terminar dejó las cenizas y sirvió como base a esta composición. (Lea aquí: Reik entra al “Mundo” de Santa Fe Klan)

La honestidad rodea esta propuesta, indica que anteriormente las canciones de amor eran interpretadas, ahora además les imprime el alma, como sucede con “Soy”, un tema que le da un regreso a su infancia para abrir su corazón.

La decisión de cambio en este proyecto estuvo precedida de una reflexión acerca del futuro de su música. El pop urbano ha permeado todos las propuestas actuales y por esto quiso tomar cierta distancia, aunque se trata de un paso evolutivo que lo lleva a mostrarse en todas sus facetas.

Un camino lento y seguro

Cuando existe afán de llegar al éxito se adelanta un proceso que puede ser errado. Actualmente Nik reconoce que siguió lo que se puede denominar como comercial, tratando de encajar, es por lo que ahora su sonido tomó otros rumbos y demuestra en cada tema lo que él puede hacer con su talento.

“Magma” se tomó un tiempo prudente, es la seguridad artística de su autor, que le da el aval para continuar después de diez años de carrera y donde se aprecian sus influencias actuales, que están medidas por artistas pop que ofrecen mucho contenido lírico.

Con la idea clara de un álbum conceptual que reflejara fielmente el momento por el que atraviesa, optó por ese nombre que no es más que una explosión de emociones que llevaban mucho tiempo guardadas y que necesariamente debían salir, lo mismo que sucede en un volcán.

Las colaboraciones no se dieron en este proceso, quería expresar en solitario sus sentimientos y agrega que se marca un nuevo punto de partida en su carrera, y aunque no regirá lo que viene, si está seguro que la esencia que continuará dando su identidad está allí.

Quedaron pendientes en cuanto a ritmos por explorar y asegura que no descarta más adelante probar con una bachata, también lo seduce el rock and roll, son ideas que se proyectarán en una próxima producción.

Teniendo también la actuación como método de expresión artística, Nik ha experimentado un receso planeado, sin embargo, antes de finalizar el año tiene planificado un proyecto que estará listo en 2023.

  NOTICIAS RECOMENDADAS