Farándula


Rosana tiene el ‘Factor X’

La cantautora española contó cómo llegó la propuesta de trabajar en el programa de RCN.

COLPRENSA

13 de febrero de 2020 10:16 AM

Tras la polémica que se generó cuando se dijo que Adriana Lucía haría parte de la nueva temporada del Factor X y que luego, con todo su activismo en medio de las marcas, definitivamente ella no hizo parte del proyecto, al parecer, RCN rápidamente movió sus fichas y convocó a una de las más importantes cantautoras de Iberoamérica de los últimos tiempos.

Se trata de la artista Rosana, quien se encontraba en su natal España, componiendo las canciones de su próximo disco, y quien en tiempo récord empacó maletas para viajar a Colombia y comenzar, esta semana, con las grabaciones del programa concurso.

Con una extensa trayectoria de varias décadas de trabajo musical y una gran cantidad de éxitos en su repertorio, por primera vez, Rosana acepta un reto de este tipo, en el cual estará acompañada de Jose Gaviria y de los integrantes de la agrupación Piso 21.

RÁPIDA DECISIÓN

¿Cómo le llega la propuesta de hacer parte del jurado del Factor X?

-Ha sido un poco fortuito. Cuando recibo la propuesta yo me encontraba, y aún lo estoy, en pleno proceso de composición de mi nuevo disco. Cuando llegó la invitación no dudé en decir que sí, pero pensaba que sería un proyecto para más adelante, y me dijeron que tenía una semana para llegar a Colombia. Tengo mucha ilusión y solo espero estar a la altura de todo esto.

¿Dejó de lado la composición para hacer parte del Factor X?

-El proceso de composición, una vez entro en él, ya no vuelvo a salir hasta que no exprimo todo lo que tengo que contar y todo lo que me ocurre. Claro, ahora con este compromiso con Factor X no tendré las 24 horas del día para dedicarlas a la composición como ha ocurrido en los últimos dos meses.

Será una nueva experiencia el estar componiendo y a la vez realizando otro trabajo, lo que seguramente me enseñará un montón de cosas que hasta ahora no se me habían ocurrido y que sin duda alguna serán buenas para mí.

Hasta ahora, cuando estaba componiendo, solo me dedicaba a componer, así como cuando estoy de gira solo me dedico a la gira y ya. Pero es interesante hacer cosas nuevas, hacer cosas diferentes, como el fusionar mi tiempo entre dos actividades muy diferentes entre ellas.

¿Qué la sedujo para participar en Factor X?

-La idea de reunir la música, la gente y los sueños. Me parece tan poderoso cuando la gente viene de la mano de la música y de sus sueños para buscar hacerlos realidad, y en verdad eso no me lo quería perder (risas).

Hay pocas cosas que sean tan grandes y tan importantes como los sueños que cada uno tenemos. Cumplir los sueños es una delicia, pero ayudar a cumplir los sueños a los demás se multiplica por magia. El hacer lo que le hubiera gustado que hubieran hecho con uno, en algunos casos abrirles las puertas y en otros casos derribar muros. Vale la pena pelear por los sueños de quienes le apuestan al arte.

Rosana como cantautora, ¿Cómo ve el mundo de la música de hoy?

-Lo bueno y lo malo a la vez en esa posibilidad de que el mundo entero se pueda comunicar casi de forma inmediata. Hasta hace relativamente poco, cuando uno sacaba un disco, al ser físico, los tiempos eran mucho más largos, hasta lograr editarlo en casa país y promocionarlo en cada país. Hoy, uno hace una canción y puedes tardar más en subirla a una plataforma que lo que tarda el mundo en escucharla.

Existe otra parte más complicada, que es el exceso, uno tiene que buscar y rebuscar, indagar para encontrar lo que realmente te gusta.

Los artistas que llevamos más tiempo lo tenemos relativamente más fácil porque la gente te escucha lo nuevo y puede encontrar todo lo que has hecho en tu carrera, pero para los nuevos talentos la competencia es mucho más dura.

Pero, ¿le gusta?

-Creo que con el tiempo todo se irá ubicando en el respectivo lugar, porque en la actualidad es la ley del desierto, no hay nada y a la vez hay todo. Es fantástico si se sabe llevar, porque le da la posibilidad a cualquier chico, talento nuevo, pueda poner una canción y que lo escuche todo el mundo.

Toda esta transformación o revolución, ¿afecta su faceta como compositora?

-Para mi proceso como compositora no afecta en absoluto. Mi meta siempre ha sido dar lo mejor de mí como compositora, independiente al formato en el cual se esté consumiendo la música. Lo que me importa es que mis canciones sean la verdad de lo que me está pasando, la verdad de lo que estoy sintiendo. La palabra verdad es algo que cada día me importa más. No hago las cosas para gustar, hago las cosas y luego el proceso de gustar o no gustar depende del deseo de los demás.

¿Cómo es ese largo camino de la composición en el caso de la música de Rosana?

-Me encuentro en el momento en que quiero sentarme a componer canciones. Cuando no tenga más que decir, me siento para verlo todo como con un dron, verlo desde cierta distancia, para ver, de todo lo que compuse, qué realmente quiero hacer y me responsabilizo de hacerlo.

¿Y las canciones que no son seleccionadas para el álbum?

-Se quedan ahí para siempre. Siempre tengo la necesidad de componer cuando voy hacer un disco. No soy capaz de elegir canciones de atrás para ponerlas en un nuevo álbum. Siendo que estoy engañando a la gente y tomo canciones de dos o tres años atrás, porque son temas que tienen que ver con aquella época y no con mi ahora.

¿Qué cree que será lo que le costará más de su papel como jurado de Factor X?

-Lo más difícil es decir no, muy por encima de todo lo demás, porque uno es consciente del poco tiempo que tiene el soñador para exponer su sueño, y pueden pasar tantas cosas, los nervios y el cansancio, que los puede fastidiar esos minutos.