Farándula


Shakira, otra vez en el ojo del huracán por evasión de impuestos

Según una inspectora, la colombiana no vivió en Bahamas, como había dicho, sino en España, lo que la obligaba a pagar impuestos en ese país.

EL UNIVERSAL

01 de septiembre de 2020 05:22 PM

La colombiana Shakira nuevamente vuelve a estar está en el ojo del huracán debido a los problemas por posible evasión de impuestos.

El País de España compartió un articulo haciendo referencia a este escándalo que no deja en muy buen puesto a la colombiana.

Según el articulo ‘Así siguió hacienda el rastro a Shakira’, la cantante ha defraudado a Hacienda en más de 14 millones de euros y lo ha hecho escudada en que no vive en Barcelona, sin embargo, una inspectora que lleva el caso logró investigar llegando a la conclusión de que Shakira sí vivió en esa ciudad de España, esquivando impuestos.

De acuerdo a la información otorgada por la inspectora Susana C., de la Hacienda española, la barranquillera ha utilizado estrategias para lograr evadirlos a través de 14 empresas fachadas para ocultar sus millonarias ganancias y su deuda alcanza los 17.3 millones de dólares.

Uno de los datos analizados fueron los ingresos de su gira “Sale el Sol”; pues pese a que fueron bastante altos, “Shakira solo pagó el 2% de impuestos a Luxemburgo y el resto fue a Islas Vírgenes Británicas, después a una sociedad en las Islas Caimán y de ahí, al bolsillo de la cantante”.

Por otro lado, la inspectora también detalló en su investigación recibos de peluqueros, de doctores, de compras en el Corte Inglés, de estética y de entrenadores que dejan claro que sí vivió un tiempo en Barcelona.

“Las tarjetas de crédito también han sido esenciales. Su hermano Antonio ―que Shakira identificó en la inspección como “coordinador de los equipos de seguridad”― y tres asistentes de la cantante gastaron, en cuatro años, la suma de 418.046 euros en 279 establecimientos de Barcelona. Los pagos corresponden a servicios que usaban ellos (residentes, en teoría, en Estados Unidos), pero sobre todo la cantante: restaurantes, farmacias, taxis, hoteles; entre otros, para Anna Kieser, la entrenadora que “la puso en forma tras el embarazo”, dice en el informe.

Y finalmente, El País mencionó que la colombiana mintió sobre su lugar de residencia pues dijo que era en las Bahamas, pero esta casa solo sería una fachada, pues todos los gastos eran pagados por ella pero los consumían los empleados que cuidaban la finca.

Todo esta investigación deja claro que la artista ha utilizado cientos de estrategias con el fin de no responder con los impuestos de acuerdo a su millonaria fortuna y por el contrario pagar menos de lo que le corresponde.

Cabe recordar que actualmente Shakira está con su familia disfrutando de sus vacaciones en las islas Maldivas, lejos de los medios y las polémicas.

Ver esta publicación en Instagram

Together.

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el