Farándula


Siempre innovando, Silvestre lanza su álbum desde la clínica

Silvestre aclara que en sus 18 años de carrera, primera vez que lanza un disco sin tomarse un trago, en una cama de hospital, con dolores por la operación y sin su familia ni amigos, llevándole a tener sentimientos encontrados.

HEIDI LLANES

04 de diciembre de 2020 03:02 PM

Los últimos días han sido difíciles para Silvestre Dangond, su salud le dio un campanazo de alerta y lo mandó a una cirugía rápida, pero exitosa y mientras se recupera, le dio otra sorpresa a sus seguidores, ayer los ‘Silvestristas’ amanecieron con el álbum “Las locuras mías”, el decimocuarto de su carrera artística.

Tal vez se trató de otra de las locuras del artista urumitero, quien no dudó desde su lecho de convaleciente convocar a la prensa para hablar de esta nueva producción, de sus planes futuros y cómo piensa presentarlo formalmente a su público, porque siente que les debe ese concierto que siempre acompaña la salida de un disco.

Por casi una hora, Silvestre Dangond habló de lo que significa “Las locuras mías” en su extensa y variada discografía, aclaró que en este disco regresa a las raíces musicales, a ese vallenato que le canta al amor, pero también al despecho, temática que se había alejado un poco tras su internacionalización como artista, sin embargo decidió retomar al lado de su fórmula en el acordeón Lucas Dangond y como invitados en este mismo instrumento, Juan José Granados y Jimmy Zambrano.

En medio de la incomodidad que le representa encontrarse en una cama, el artista se mostró un poco nostálgico por estar alejado de su familia y como es costumbre en él, siempre hace alguna acotación jocosa, en esta oportunidad indicó que su hijo le había dicho que iba a vender los Cd’s, y allá estaba en la puerta de la casa en Valledupar haciéndolo.

Cabe recordar que el pasado 21 de noviembre, el artista presentó un concierto histórico desde el río Guatapurí, una presentación en streaming que batió récords y que lo posiciona como la primera figura de la música vallenata en el país. Allí, Silvestre además de cantar y transmitir la buena energía que le acompaña, en varias ocasiones indicaba que en cualquier momento podía activar la salida del álbum, finalmente todo se dio ayer para sorpresa de sus seguidores.

Los lanzamientos de Silvestre Dangond siempre van acompañados de un gran concierto, en esta oportunidad las circunstancias no lo permitieron, entonces decidió organizar otra presentación virtual para despedir este año confuso el 31 de diciembre y cantar “Faltan 5 pa’ las doce”, y el escenario será el monumento de la Ventana al Mundo en Barranquilla, anuncio que hizo más tarde en sus redes.

“Las locuras mías”

Los álbumes de Silvestre son hechos a su gusto, con todo lo que él quiere y es por esto que en “Las locuras mías” decidió regresar a las raíces. “Aquí hay mucho despecho, infidelidad, perdón, como es la canción “Recomenzar”; el álbum tiene una esencia real, porque los compositores no pensaron en mi al crear las canciones, todas estaban listas antes de que yo las buscara, son historias reales que estaban guardadas, me sorprendieron con la calidad de letras”, afirma el artista.

Con la sinceridad que le caracteriza, Dangond advierte que ya los halagos no le despiertan el ego, sencillamente quiere que un trabajo como este pueda en determinado momento motivar a otros intérpretes a buscar en los compositores de antaño piezas que mostrar, que la nueva generación de artistas se interese por ese rescate de letras más dicientes, por lo pronto se siente satisfecho con este disco.

La idea se condensa en poder entregar nuevamente al público ese vallenato que tanto reclaman, toda vez que es consciente que él y otros intérpretes de su generación, cambiaron sentimiento por sabrosura, dejaron de hacer vallenato romántico por hacerlo bailable, y eso poco a poco abrió un bache. El artista recuerda que su más reciente canción romántica fue “Niégame tres veces”, es decir, hace cuatro años, además es el tema más reproducido en Youtube.

Ahora, en medio de esta situación de salud, confiesa que la satisfacción es tan grande, que cuando el médico le indicó que la cirugía debía ser inmediata pensó que si con esto se despedía, ya había hecho mucho, se ha llevado en contra medio mundo y el resto lo quiere y lo aguanta, porque según él, no es fácil y muchas veces apaga el foco para no mirarse.

Con el compromiso ante todo, Silvestre indica que hacer el álbum no fue fácil, siente que “Las locuras mías” tiene un sufrimiento atado al éxito, pero eso lo valora, por eso ahora que siente que el vallenato vuelve a despertar fibras, sólo le resta dar gracias en nombre del género.

El proceso empezó hace un año cuenta, y agrega que hacer vallenato es su pasión, ahí está la parte fácil de su trabajo, mientras que hacer reggaetón que sólo cuenta con dos melodías no le sale tan fluido. El proceso creativo de Silvestre empieza trabajando para sí mismo, después lo muestra al grupo y replantean la parte musical en equipo, aunque se declara muy ordenado al hacer música y con retentiva, por lo que un arreglo anterior lo trae al presente para seguir creando.

“Las locuras mías” es un álbum que se tuvo listo en tiempo récord, aclara el cantautor urumitero, en 15 días se hizo el 70% del mismo, valora los detalles que se tuvieron en cuenta y se divierte con el intro que se representa en un trap, porque es algo que se tenía pendiente.

Con respecto a su compañero de fórmula, indica que Lucas ya se había graduado de acordeonero, pero ahora hizo una especialización, alcanzando más valor como músico, por tanto ahora lo cuidará más para que siga haciendo parte de su equipo de trabajo, porque ya él no hace uniones.

Y hablando de las experiencias y lecciones que le ha dejado la pandemia, advierte que a partir de ahora será más positivo de lo normal, sacándole el lado bueno de lo difícil. En ese tiempo cocinó, agradeció a Dios y se dedicó a hacer videos con sus hijos, cantó y fue feliz.

Por lo anterior valora el 2020, que además de llevarlo a estar permanentemente con su familia, le cambió la forma de ver el trabajo, se involucró de lleno en todo lo que tiene que ver con el negocio de la música y en cuanto a su salud, pudo hacer ese alto que le exigía su cuerpo y se sometió a la cirugía, por lo que a su parecer, le sumó años de vida.